domingo, enero 31, 2010

El efecto iPad

Y sí... alguien lo tenía que hacer. Las parodias de "La Caída" son interminables, hay hasta versiones uruguayas que tienen que ver con la política...

Ahora, el furor en internet lo trae la reacción al iPad, el nuevo producto de Apple, que, si bien es increíblemente atractivo, tiene unas cuantas falencias de las grandes (y hay, de hecho, una corriente de reacciones negativas que yo no había visto con productos anteriores de la firma de la manzanita).

Pero, no dejen que yo les cuente lo que está mal con el iPad, mejor que se los cuente el siguiente video...

sábado, enero 30, 2010

Sin Hermione

El sábado pasado, en realidad la madrugada de domingo pasada, llegué de salir a comer con unos amigos y me fui a mi cuarto a navegar por los mares de la internet.

Instalado en mi cama, acerqué la mesa de la computadora y apreté el botón de encendido. Todas las luces de la compu se prendieron, pero la pantalla no. Y así como si nada, se apagaron todas las luces. Y a los segundos, se prendieron otra vez...

Algo estaba mal. Apretando "de prepo" el encendido, logré que la compu arranque, y la usé. En la mañana me fui a hacer un poco de playa a Las Toscas, pero un sentimiento de intranquilidad se había apoderado de mi ser.

Al regreso de la playa lo confirmé. Otra vez estaba pasando lo mismo. Algo estaba mal con Hermione, algo había que hacer.

La mañana del lunes me levanté, puse a Hermy en el bolso y le pedí a mi madre que me acompañe esas cuatro cuadras que me separan de un local de servicio técnico, para que la revisaran.

"¿La compraste acá?", me preguntó el muchacho. "No", le dije yo, mientras pensaba "la traje acá porque estoy desesperado y es lo más cerca que tengo". "En unas 72 horas te llamamos para pasarte el presupuesto".

72 horas!!!! ¿Cómo se hace para llegar al jueves sin mi computadora? Usando la computadora de mis padres, que hace que la tortuga del cuento de "La tortuga y la liebre" se parezca a Speedy González.

Lo peor es que llegó el jueves y no me llamaron. Los llamé. Me dijeron que no tenían novedades. Los llamé ayer y me dijeron "Está en la garantía, no sabemos nada aún", pero mi recibo dice "no garantía"... :S

Y aquí estoy, esperando, cruzando los dedos porque se resuelva felizmente...

Hermione, si me estás escuchando: te extraño, mejorate y volvé pronto.

Continuará...

Update: llamé y me dijeron que no sé qué placa no tiene reparación, que tengo que conseguir una nueva... :(

sábado, enero 23, 2010

Crítica: Up in the air

Conexiones
¡Ah, George Clooney! Si hay un tipo capaz de hacer que uno sienta simpatía por un personaje que, básicamente, se dedica a despedir gente (así se gana la vida), es él. El tipo es un carismático hdp...

En la nueva película de Jason Reitman (el director de Juno), Clooney se luce en este papel, logrando que sea accesible al público, sin parecer menos real.

"Up in the air" trata sobre las personas, el contacto con las mismas, para bien, y para mal, trata sobre el peso que el contacto humano tiene en cada uno de nosotros. Y, en ese sentido, es muy interesante el planteo de la misma, que es más ambigua de lo que uno pudiera esperar.

Es cierto, el personaje principal es un solitario que cree ser feliz, hasta que se da cuenta que algo le falta, pero, ¿y los demás? La película parece decirnos que no hay recetas claras para finales felices, y en ese sentido, es de una gran honestidad.

Reitman demuestra, entonces, una gran capacidad para conjugar varios tonos de comedia y drama, que son, en definitiva, como la vida misma.

La cinta cuenta, además, con un muy buen trabajo de los actores de reparto, una ambientación magnífica en aeropuertos reales y un ritmo interesante, que acompasa lo que sucede en la película, perfectamente.

Una película para sentir y para pensar, sin golpes bajos, ni facilismos.

Una verdadera joyita.

[**** / *****]


P.D.: pocas veces había visto un título traducido que le errase tanto al espíritu de la película como "Amor sin escalas".

miércoles, enero 20, 2010

Cobertura especial desde Haití

Nota: algunas de las ideas aquí vertidas, rondaban mi cabeza hace unos días, pero algo de lo que digo, lo dijo hoy más temprano el periodista Gabriel Romano en el programa "Buscadores". Crédito donde corresponde

El martes llegué a casa del trabajo, alrededor de 8 y media, como siempre, y les digo a mis padres "Díganme que no seguimos con lo de Haití". Sí, todavía, más de media hora después de empezados los informativos de las ocho, seguíamos con Haití.

Es que llegó un punto, me parece, que todo esto se volvió algo cínico, una especie de espectáculo morboso en el que gana el que más destrucción, desolación y miseria muestre. Porque lo de Haití, que es una tragedia humanitaria que desgarra, es ya un objeto más, que se vende al público.

¿Cómo puede entenderse, de otra manera, que los tres canales privados envíen gente a cubrirlo? ¿No es, acaso, un cálculo de rédito televisivo? ¿En qué punto los editores que reciben las imágenes (de enviados y de cadenas internacionales), pasan de ser simples relatores a buscar imágenes que produzcan impacto?

¿Ganamos algo los televidentes teniendo a Sarthou, Folle, y la muchacha (que no tengo ni la más pálida idea de cómo se llama, lo que es un claro indicativo que el canal 4 carece casi totalmente de periodistas que sirvan para algo y valga la pena recordar) en el medio de Haití? En serio lo pregunto. ¿Qué ganamos? ¿Entendemos más lo que pasa? ¿Descubrimos algo? No. Están ahí sólo porque "hay que estar ahí", sólo porque es la noticia que importa, en definitiva, la noticia que vende.

Ese mismo martes, un conductor de informativo se escandalizaba por la Royal Caribbean, y su uso de una playa privada en Haití, para los turistas del crucero. Pero, perdon, ¿ustedes qué hicieron? ¿Cuánto puede salir enviar a un periodista y un camarógrafo? ¿3000 dólares, 5000? ¿No sería mejor destinarlos a ayudar?

Royal Caribbean está haciendo dinero en un país afectado por la tragedia, indiferentes a lo que pasa, ustedes, señores, están haciendo su negocio CON la tragedia. ¿Son mejores que los otros?

Si hay tres periodistas uruguayos, ¿cuántos habrá del resto del mundo? ¿Será necesario mandar toda esa gente a consumir agua y alimentos que el pueblo haitiano en las calles pide desesperadamente? ¿Será necesario tener a toda esa gente gastando combustible y recursos varios? ¿No sería mejor que el personal de la misión de paz de la ONU esté, justamente, tratando de mantener la paz y no tenga que custodiar la integridad de esos cientos (estoy aventurando una cifra, que parece más que razonable) que están filmando la catástrofe para los ojos morbosos del mundo?

No necesitamos enviados especiales para entender que lo de Haití es terrible, y que es imperdonable (porque un terremoto es inevitable, pero las viviendas precariamente construidas, la pobreza y la falta de agua potable no lo son). Con levantar informes de tres o cuatro cadenas, es más que suficiente.

Pero no, el espectáculo merece asiento de primera fila, merece rostros de niños tristes y transmisiones en directo en las que el audio no anda, pero que SON EN DIRECTO, DESDE EL LUGAR DE LOS HECHOS!!!

Me parece que estamos perdiendo la perspectiva de lo importante.



P.D.: si por comprar una big mac, donás 10 pesos, mejor comé algo sano en tu casa, y mandate al BROU y depositá la plata de la big mac (o del combo 1, todavía mejor), en la cuenta que puso Presidencia para las donaciones.

martes, enero 19, 2010

Crítica: Sherlock Holmes

Moderna antigüedad

Guy Ritchie pareciera ser una elección extraña para dirigir esta adaptación de "Sherlock Holmes", pero, en realidad no lo es.

Pocos directores han sabido manejarse con tanta habilidad en el mundo de los criminales ingleses, y Sherlock Holmes es, después de todo, una creación que tiene más de 120 años, pero que es un héroe de acción moderno.

Ritchie logra, entonces, mezclar su estilo como director, con una historia que homenajea en forma más que adecuada, el trabajo de Conan Doyle.

Porque esta "Sherlock Holmes" no es una adaptación de ninguna historia del canon, sino que es una historia nueva, que hace una relectura (muy correcta, a mi entender) de los personajes.

El eje de la película es la relación entre Holmes y Watson (Robert Downey Jr. y Jude Law), que tienen una química brillante, y se sumergen por completo en sus personajes. Ellos parecen divertirse a lo grande, y por ende, el espectador también.

Esta pareja, precursora de las "buddy movies", presenta a los personajes de una forma moderna, pero fiel a la esencia de los libros, y nos involucra en esta historia de visos sobrenaturales.

Contada de manera frenética, pero con ese estilo al servicio de la historia, "Sherlock Holmes" es una película realmente entretenida y efectiva, que deja con ganas de más (una secuela ya fue anunciada).

Visualmente atractiva, dinámica, con un gran elenco y una banda sonora de gran nivel. ¿Qué más se le puede pedir a este relanzamiento de uno de los héroes de ficción más importantes del cine y la literatura?

Para no perdérsela.

[***1/2 / *****]

domingo, enero 17, 2010

Primer no-post del año

Estoy acá sentado tratando de justificar(me) o explicar(me) por qué no he escrito nada desde que llegué de mi viaje.

La verdad, es difícil obtener una respuesta satisfactoria. Son esas cosas que ni uno mismo tiene claras.

En parte creo que lo que me pasa es que se me ocurre que quizás debiera escribir sobre mi viaje, hacer un post que abarque lo que fueron mis 11 días en New York. De hecho, hasta el título del post está rondando mi mente hace ya más de una semana.

Y, sin embargo, la tarea me resulta pesada. Hay algo de intransferible en eso. Es como si no pudiera exactamente transmitir lo que me pasó, por incapacidad para darle el peso suficiente, o por temor, justamente, a lograrlo.

Entonces, con esa idea en el fondo de mi cabeza, no han aparecido otras que ocupen su lugar.

La salida más fácil es siempre una crítica de cine nueva, pero, la verdad sea dicha, cuando fui a ver "Sherlock Holmes" esta noche, el mar de gente que era el cine, me desalentó lo suficiente como para subirme al auto y volverme a casa.

Sí me puse a ver algo en la computadora, una película que no se estrenó acá, "Son of Rambow", que está muy buena y recomendable.

Podría aprovechar, también, para decir que leí "Slaughterhouse-Five" (Matadero Cinco) de Kurt Vonnegut, que me regaló mi amiga Mari, y que es un libro fascinante, trágico, cómico, de esos que parecen cuestionar todo lo que somos los seres humanos, y llegar a dejarnos con el alma en pedacitos.

En fin, una vez más, parece que les dejo un "no-post", que no sabe lo que dice ni lo que quiere decir. Podría excusarme en que es enero, y en enero todo se mueve a un ritmo diferente, el tiempo pasa de una forma distinta, y por momentos parece que nada sucediera, pero la verdad es que esto no es tan inusual en mí, y no dejaría de ser tan sólo eso, una excusa.

Nos leemos.


P.S.: tep

sábado, enero 09, 2010

Balance 2009

¿Qué decir de 2009, si termino conmigo parado en la esquina de la calle 52 y la 7a avenida, en Manhattan, celebrando la llegada del anio nuevo?

En realidad, que no podemos dejar que un final tan arriba, nos tape todo lo anterior.

Pero, una vez más, por suerte, 2009 fue un buen año. Como decía en el resumen anterior a éste, pero hace ya mas de 52 semanas: fui feliz.

2009 fue, para mí, un año de culminación de procesos y proyectos personales, de adaptación a mi nuevo mundo laboral, de descubrir amigos nuevos, ampliar los horizontes, de probar cosas nuevas y ver otras viejas, con ojos distintos.

2009 fue un año sentimentalmente complejo, pero feliz, más que cualquier otro anterior.

Fue un período de consolidación de procesos, de acomodamiento a nuevas realidades, de crecimiento.

Quizás para este blog, no haya sido su mejor momento, hubo una sequía importante, no se dijeron tantas cosas. Para mí, aunque lejos de perfecto, sí fue un punto alto.

Ojala 2010 pueda con las tareas pendientes, pueda darle a las cosas su lugar correcto, y sea el comienzo de un futuro todavía mejor.

Ojala sea así, también, para ustedes.

Gracias por estar.

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails