domingo, febrero 27, 2011

Los Oscar 2011

Llegó el día. The most wonderful night of the year! O no. La entrega de los Oscar es un evento, a esta altura, más celebrado como evento en sí, que como un verdadero reflejo de la mejor película del año.

En la última década, las películas ganadoras han ido desde el total merecimiento ("El retorno del rey") a lo horroroso ("Million dollar baby"), pasando por lo simplemente mediocre ("Slumdog millionaire", "No country for old men", "Crash").

Entonces, saquémosle dramatismo. Los Oscar no premian lo mejor del cine, premian lo que la Academia quiere premiar.

Este año hay una buena selección películas (vi 7 de las 10, estoy atrasado) de las cuales, la menos destacada es favorita. Pero, como dije, no es, necesariamente, la mejor la que gana.

Repasamos algunas categorías importantes, y les marco en negrita las que me gustan a mí (aunque no vayan a ganar).

Mejor Película

Black Swan (Fox Searchlight)

The Fighter (Paramount)

Inception (Warner Bros.)

The Kids Are All Right (Focus Features)

The King's Speech (The Weinstein Company) - La más floja de las 7 que vi. Una lástima.

127 Hours (Fox Searchlight)

The Social Network (Sony Pictures Releasing)

Toy Story 3 (Walt Disney)

True Grit (Paramount)

Winter's Bone (Roadside Attractions)


Mejor Director

Black Swan, Darren Aronofsky

The Fighter, David O. Russell

The King's Speech, Tom Hooper

The Social Network, David Fincher

True Grit, Joel Coen and Ethan Coen


Actor Protagónico

Javier Bardem, "Biutiful"

Jeff Bridges, "True Grit"

Jesse Eisenberg, "The Social Network"

Colin Firth, "The King's Speech" - Una actuación diseñada para ganar el Oscar.

James Franco, "127 Hours"


Actriz Protagónica

Annette Bening, "The Kids Are All Right"

Nicole Kidman, "Rabbit Hole"

Jennifer Lawrence, "Winter's Bone"

Natalie Portman, "Black Swan"

Michelle Williams, "Blue Valentine"


Actor de Reparto

Christian Bale, "The Fighter"

John Hawkes, "Winter's Bone"

Jeremy Renner, "The Town"

Mark Ruffalo, "The Kids Are All Right"

Geoffrey Rush, "The King's Speech"


Actriz de Reparto

Amy Adams, "The Fighter"

Helena Bonham Carter, "The King's Speech"

Melissa Leo, "The Fighter" - Es mi segunda favorita. No tengo nada que objetar si gana (es probable).

Hailee Steinfeld, "True Grit"

Jacki Weaver, "Animal Kingdom"


Guión Original

Another Year, Written by Mike Leigh

The Fighter, Screenplay by Scott Silver and Paul Tamasy & Eric Johnson. Story by Keith Dorrington & Paul Tamasy & Eric Johnson

Inception, Written by Christopher Nolan

The Kids Are All Right, Written by Lisa Cholodenko & Stuart Blumberg

The King's Speech, Screenplay by David Seidler - Lo más probable es que gane. Meh.


Guión Adaptado

127 Hours, Screenplay by Danny Boyle & Simon Beaufoy

The Social Network, Screenplay by Aaron Sorkin

Toy Story 3, Screenplay by Michael Arndt. Story by John Lasseter, Andrew Stanton and Lee Unkrich

True Grit, Written for the screen by Joel Coen & Ethan Coen

Winter's Bone, Adapted for the screen by Debra Granik & Anne Rosellini


Película Animada

How to Train Your Dragon, Chris Sanders and Dean DeBlois

The Illusionist, Sylvain Chomet

Toy Story 3, Lee Unkrich


Música original

How to Train Your Dragon, John Powell

Inception, Hans Zimmer

The King's Speech, Alexandre Desplat

127 Hours, A.R. Rahman

The Social Network, Trent Reznor and Atticus Ross - Es una buena banda sonora.


Bueno, ahí lo tienen. Para estar de acuerdo o estar en contra. Veremos...

sábado, febrero 26, 2011

Estamos experimentando dificultades técnicas

Cerca de las 4 a.m. me avisan por twitter que el blog no se podía leer. Cuando pregunté qué era lo que pasaba, me dijeron que había unas ranitas en cubos de hielo cubriendo la superficie visible.

Como nos pasa a la mayoría de los bloggers, cuando entramos a nuestras páginas, logueados como dueños, no veía nada, pero fue tan sencillo como abrir 10denoviembre desde el IE, para darme cuenta de la hecatombe.

No sé si tendrá que ver con todo el problema en Libia (los dominios ".ly" son de esa parte del mundo, y las ranitas en cuestión, hacían referencia a algo de ese dominio) o con vaya a saber uno qué cosa, pero el hecho era que la cosa estaba mal.

Así es como, de apuro, llegamos a esta versión del blog. Entré, probé cambiar la plantilla por la primera opción que encontré (que, increíblemente, tiene cierta similitud con los colores básicos del blog) y este es el resultado.

Hice un par de ajustes, pero, obviamente, quedan cosas por hacer. Igual, debo admitir, me gusta el aspecto limpio que ofrece la página, y hacía unas semanas había pensado en la posibilidad de modificar la imagen del blog, que ya llevaba más de un año sin cambios importantes.

Lo realmente importante, igualmente, es que el blog sigue aquí.

Todo esto me lleva a pensar que quizás sea una buena idea empezar a respaldar lo que aquí aparece. La mayor parte de lo que está en 10denoviembre, sólo existe aquí...

Pero eso es tema para otro momento. Ahora, 5 menos cuarto de la mañana, dejo el blog así como está: legible, al menos en forma; en contenido... bueno, eso lo evaluarán ustedes.

domingo, febrero 20, 2011

Crítica: The Fighter (El Ganador)

Peleas reales

Esta película ya la vi. No una, ni dos, varias veces. La cosa con "The Fighter" es que es una película basada en una historia real, de esas que están sacadas de historias inspiradoras. Y las historias inspiradoras, son todas bastante parecidas.

Saquemos, entonces, el factor sorpresa, de en medio. Nos queda una película bien narrada, bien filmada, que utiliza sabiamente los recursos del video (hay partes que recrean un documental, y otras que recrean transmisiones televisivas) y muy bien actuada.

Mark Wahlberg, como el protagonista, es quien menos se luce, porque su papel es, en definitiva, el del tipo común, el link con la audiencia. Por eso mismo, la actuación de Christian Bale (una vez más transformándose en un personaje) se destaca. Pero son complementarias. Una funciona gracias a la otra. Ambos son muy buenos.

Melissa Leo, en el papel de la madre, es excelente. Es absolutamente sencillo odiar a esa mujer, que vive en un mundo de negación constante de la realidad, y que cree tener siempre la razón. A tal punto lo es, que en el tercer acto, resulta difícil abrirle la puerta que se le cerró. Toda la familia del protagonista es detestable, y es un testamento a los lazos familiares, que no se los condene más aún.

Como mencionaba anteriormente, la película está muy bien filmada. Las escenas de pelea son su punto más desparejo, pero cuando logran ser efectivas, consiguen atrapar y poner los pelos de punta.

Se trata de una película de esas que quizás en algunos años, ya nadie recuerde particularmente. Pero gracias a una buena dirección y a excelentes actuaciones, logra ser una más que satisfactoria versión de una historia ya más que repetida.

[***1/2 / *****]

viernes, febrero 18, 2011

iCarus

Meses le llevó preparar su equipo. Meses de arduo trabajo, jornadas de más de doce horas. De hecho, recibió más de una madrugada ya en plena tarea.

Cálculos y más cálculos. Diseños en hojas de dibujo, diseños en servilletas. Cada momento de inspiración, reflejado, guardado, archivado, para su posterior revisión.

No podía dejar ningún detalle al azar. No podía darse el lujo de improvisar.

*

El gran día amaneció soleado, ni una nube en el cielo. Auspicioso.

Desde la tarde anterior estaba todo preparado, pero, aún así, revisó cada pieza minuciosamente. Perfecto. Todo estaba simplemente perfecto.

Además, las piezas cabían perfectamente en la mochila, y el total era mucho más liviano que lo que se esperaría. Ese era uno de sus mayores motivos de orgullo: había logrado que todo el conjunto pesara casi nada.

Con la mochila a la espalda, partió rumbo al edificio.

*

El ascenso era maravilloso. La caja de cristal del ascensor, le permitía sentir que estaba cada vez más lejos del suelo, pero más cerca de su sueño.

Por fin puso un pie en el mirador. Dio una vuelta por el perímetro del Panorámico. Impresionante. Impresionante, pero nada, a su vez, comparado con lo que vendría.

Sabía que tenía pocos minutos para lograrlo. Si se demoraba demasiado, posiblemente alguien apareciera, y sin dudas trataría de detenerlo. Eso era inaceptable.

Se descolgó la mochila y extrajo las piezas una por una, con prisa, pero con cuidado.

Había realizado el ensamblaje incontables veces, y sus manos se movían con gran naturalidad. Las piezas se interconectaban, encajaban perfectamente unas con otras.

Cuando terminó la estructura, se sintió reconfortado al comprobar que, tal como en las pruebas, conservaba gran libertad de movimientos.

Ahora el último paso: la banda sonora. Del bolsillo estratégicamente ubicado, sacó el iPhone. El cable había sido incorporado al conjunto, para que no estuviera colgando. Seleccionó la pista adecuada (había tenido tiempo suficiente para pensar en qué tema elegir para comenzar).

Estaba pronto. Apretó play. Se dejó ir.

*

Alejarse del piso de la azotea fue la experiencia más aterradora y a la vez más excitante de su vida. Nunca se sintió tan vivo como hasta ese momento. La lucha interna entre el terror, la alegría y la necesidad de permanecer en control, era sin cuartel. Pero resistió.

El viento acariciaba sus mejillas y revolvía su pelo. Era libre. Volaba.

La música sonaba en los audífonos. La melodía se mezclaba con los sonidos emergentes de la ciudad allá abajo.

Las calles conformaban una especie de laberinto interminable, familiar y a la vez lejano.

Algún transeúnte vio la sombra y elevó su cabeza al cielo. Un hombre alado. Un milagro.

A la distancia, el mar. Inmenso, de un azul intenso, un horizonte maravilloso.

Sonreía con la satisfacción de quien desafía a la muerte y le gana la pulseada. El equilibrio era sorprendente. Las alas permanecían estables y en perfectas condiciones.

Libertad. Esa era la palabra. Por una vez, era verdaderamente libre. Libre de las ataduras mundanas, libre de las preocupaciones, libre del pasado, de la gravedad.

*

Le tomó varios segundos darse cuenta que la música se había detenido por un instante. Entre el júbilo y los sonidos emergentes de las calles, no había sido algo significativo. Pero había pasado, y se preguntaba ahora qué habría ocurrido.

Con cuidado de no desviarse, extrajo el teléfono, una vez más, del bolsillo. Tenía un mensaje.

Dudó por un instante acerca de qué hacer, pero la curiosidad pudo más, y lo abrió.

Mil y una ideas pasaron por su mente mientras leía y releía esa línea que ella le había enviado. Recuerdos felices y de los otros. También sensaciones de todo tipo... esperanza, alegría, dolor, decepción, angustia. Tenía que terminar de entender, tenía que encontrar la respuesta correcta, tenía que no perder el control de sus emociones, tenía que...

*

En el piso 23 de la torre, en medio de los cristales rotos, allí junto al cuerpo sin vida del muchacho, los bomberos encontraron un celular. En la pantalla se leía el siguiente mensaje recibido: "Tenemos que hablar... Sol".

lunes, febrero 14, 2011

Happy Valentine's

Conflictuado. Ese sería el resumen de mi sentimiento para con esta fecha. Quisiera poder decir que mi cinismo le gana a todo, pero no.

Verán: el sábado (entre viernes y sábado, en realidad) estuve en el casamiento de unos amigos, y eso me dejó un poco mal parado. No soy (nunca fui) muy de los casamientos, ni siquiera lo tengo como algo en mi "to do list", pero no se puede negar cierto poder que tienen los momentos de felicidad ajenos, de gente que uno quiere, para contagiar y conmover y dejarnos en falsa escuadra.

Entonces, como decía, la posición cínica que me gustaría adoptar, se me complica en vista de las circunstancias (¡cómo quisiera poder hacerlo!), pero eso no quita toooodo lo malo que hay con esto del 14 de febrero importado.

Sí, ok, lo malo para los que lo pasamos solos.

¿Adónde iba con todo esto? Ah, sí. Videíto.

Nos leemos.

martes, febrero 08, 2011

Crítica: True grit (Temple de acero)

Como antes

El western, como género, ha casi desaparecido del mundo cinematográfico. Hay honrosas excepciones, por supuesto, pero podría decirse que "Unforgiven" terminó de ponerle el último clavo al ataúd. Que esa película fuera dirigida y protagonizada por Clint Eastwood, es un tanto irónico.

Los hermanos Coen se animan a hincarle el diente al western, con el que, en cierta medida ya habían coqueteado en "No country for old men" y "O brother where art thou?", esta vez adaptando un libro que había sido previamente tratado en el cine. Dejan de lado las ambigüedades morales de los (pocos) westerns postmodernos, con una narración clásica, que celebra el género en sí mismo, lejos de temas más controversiales.

"True grit" (o "Temple de acero") es una historia de justicia y venganza, en un mundo que, como se encargan de aclarar, ambas cosas se mezclan, se unifican, son, esencialmente, lo mismo.

Hailee Steinfeld, con sólo 14 años, es la protagonista (que no los engañe la nominación a actriz de reparto) y el corazón de esta historia. Su personaje es real, es creíble, y es encantador, al mismo tiempo que insolente. Si su trabajo fuera algo menos de lo que es, se perdería el alma de la película. La acompañan Jeff Bridges, al borde (sin caer) de lo paródico, y Matt Damon, una vez más, irreconocible, cuando las circunstancias lo requieren.

Que el villano de turno, interpretado por Josh Brolin, no sea tan intimidante cuando se lo conoce (más bien sería patético), y la película no sufra por eso, es una muestra cabal de que lo importante va en lo que le pasa a Mattie en su búsqueda personal, por sobre la confrontación, la batalla.

Los diálogos son imposibles (los subtítulos ayudan mucho más que lo usual), porque están perfectamente ambientados en su época y contexto (y sacados directamente del material original) y las actuaciones los elevan. La historia es atrapante e inspiradora, sin aleccionamientos ni sentimentalismos.

Los excesos de "No country..." no se repiten. "True grit" es puro cine.

Hablando de eso, la fotografía de Roger Deakins es espectacular, lo que la convierte en una película de esas que merecen ser vistas en cine.

Muy bien narrada, con un buen manejo del ritmo, y un tercer acto que culmina en una carrera que es puro clímax y angustia, y un epílogo medido, justo, y (¿por qué no?) hasta conmovedor.

En definitiva, una muy buena película.

[**** / *****]

domingo, febrero 06, 2011

Lo que no esperaba

No estaba en mis planes estar acá este sábado a la noche. No era la idea, pero terminó siendo así. Y no puedo dejar de pensar en tantas cosas que no era la idea que pasaran y pasaron.

No fue nunca mi intención que todo terminara tan mal, que las cosas no sólo no funcionaran (que podía pasar, y era lo más probable), sino que, además, explotaran en mil pedazos, dejando víctimas inocentes en el camino.

Tampoco pretendía que el tiempo que vino después estuviera lleno de nada. Simple y pura nada. Vacío total. La existencia inexistente, la mera subsistencia.

Y, por supuesto, no planeé el posterior juego entre expectativas, esperanzas y desilusiones... aunque no tendría por qué no haberlo anticipado. Las esperanzas tienen, en mi experiencia, esa extraña cualidad de ser seguidas por la desilusión.

No estaba en mis planes. Nada de esto. Soñaba con otra cosa, me creí mis propios sueños. No esperaba tener que extrañar, ni que eso se convirtiera en una enorme mochila con la que cargar en mi espalda.

No esperaba esperar cosas que no pasaron, ni pasarán...Un estado no deseado, no buscado, no querido, del que no se puede escapar.

Definitivamente, hace dos años, no esperaba estar hoy escribiendo este post.

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails