lunes, agosto 05, 2013

Crítica: The Wolverine


Franquicia inmortal

La primera película (si es que así se le puede llamar) dedicada exclusivamente al personaje de Wolverine interpretado por Hugh Jackman, es realmente mala. Muy mala. Tanto que, al revisar el puntaje que le di en la crítica en su momento, creo haber sido excesivamente generoso.

Ahora la gente de Fox busca la redención, adaptando la que quizás sea la saga más icónica del personaje, con su pasaje por Japón. El resultado es una película que está a punto de ser muy buena, pero que tiene el peso de un tercer acto que no le hace justicia al resto del relato.

Independientemente de si la historia se ajusta al cómic original o no, "The Wolverine" está sólidamente narrada desde el principio. En su centro está el personaje, su esencia, sus fortalezas (de las cuales se lo despoja, lo que ayuda a hacerlo más accesible) y sus debilidades. Esto es crucial hoy en día en una historia de superhéroes. El Wolverine de esta película es un personaje, como no lo es, por ejemplo, el Superman de "Man of Steel".

A partir de la interacción de los personajes, se crea una historia (parece obvio, pero hoy en día no siempre pasa), y la acción está al servicio de esa historia, con su momento más gloriosamente cinemático en la escena del tren bala. La acción vertiginosa y bien contada (con un montaje adecuado, con ritmo, con geografía) es algo fundamental para el disfrute.

Como decía, la acción está al servicio de una historia sólida, bien contada, con buenos personajes y buenas actuaciones, salvo un personaje en particular, que resalta mal, ya que, sea por defectos del material, o por errores en la actuación, está tan sobreactuado, que parece pertenecer a otra película.

Y a la película que pertenece es a la del tercer acto, que es absurdo e innecesariamente "over the top". Pareciera que hubo una especie de esquizofrenia en la sala de escritores, ya que el tono de la batalla final no encaja para nada con la seriedad, el estilo, y la realidad establecida en los dos primeros actos.

Más allá de esas falencias, "The Wolverine" es una sólida película, interesante, entretenida, bien narrada, que vuelve a poner al Wolverine de Jackman en un muy buen lugar.

Por suerte, no todo estaba perdido.

[*** / *****]

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails