martes, diciembre 31, 2013

Las mejores películas de Hollywood en Uruguay 2013

Un año más. Probablemente (o casi con certeza) en el blog hubo menos críticas que lo habitual. Pero eso no quiere decir que no haya visto otras tantas películas por fuera. Sin embargo, la lista de este año tiene sólo películas que estuvieron en cartel, porque por suerte, las que más me gustaron las pude ver en el cine.

Es cine de Hollywood, como habitualmente, así que el que espere encontrarse con cine iraní, no está en el lugar indicado.


Sin más preámbulo, arrancamos:

5 - The Perks of Being a Wallflower:  (Las ventajas de ser invisible). Un gran libro, y una gran adaptación, llena de emoción, de dolores de la adolescencia, de vulnerabilidades y de sueños. Una película de esas que se instalan desde hoy y para siempre, en esa lista de películas de adolescentes que no se pueden dejar de ver.

4 - Frozen: Intuía que me iba a gustar desde antes de verla, y lo confirmé sentado frente a la pantalla, dejándome llevar por la música y la magia de Disney. Es un canto (literalmente) a la vigencia de una fórmula que por un instante amenazaron con dejar de lado. Por suerte no fue así, y la emoción, la aventura, la libertad y el encanto están todos ahí. Preciosa de ver y de disfrutar. Un clásico.

3 - Iron Man 3: Uno de los "blockbusters" por excelencia. Shane Black hace una película que tiene todo lo que tiene que tener el cine de acción moderno, sin dejar de tener un corazón tremendamente retro (basta ver esa inclusión típicamente ochentosa/noventosa de la navidad). Todo lo que tiene que funcionar, funciona, y aún lo que no debería funcionar del todo (el niño!) termina funcionando a fuerza de carisma y entretenimiento.

2 - Lincoln: Sé que me desacredita tener a Spielberg todos los años acá. Pero no lo puedo evitar. "Lincoln" es una película que está destinada a ser la visión definitiva de uno de los momentos más importantes de la historia norteamericana. Daniel Day Lewis no hace de Lincoln, ES Lincoln. A Spielberg lo robaron de un merecido Oscar, habiendo creado una vez más, una película de referencia. Construida impecablemente, cerebral, emotiva, y nunca dejando de lado los grises, las complejidades del mundo de la política. Cuenta sobre el pasado, pero habla sobre el presente.


Y la película del año no puede ser otra que...





1 - Gravedad: Alfonso Cuarón creó una maravilla. Una película hecha para ser vivida en el cine, que nos dice una y otra vez que el cine no perdió vigencia ni relevancia. Sí, la TV puede contar historias en horas y horas, y crear personajes que evolucionan en años. Pero el cine puede maravillar de una forma única. "Gravedad" es cine en estado puro, es la demostración definitiva de que todo se puede mostrar, se puede crear y contar. Una verdadera maravilla, que marca un antes y un después. El plano secuencia del comienzo, es la escena del año, y una de las más impactantes de la historia del cine. Que Cuarón nos siga regalando su arte, porque es, sin dudas, un artista.


Hay otras tantas películas muy buenas y merecedoras de mención ("Blue Jasmine", "The way, way back", "El Gran Gatsby", "Django sin cadenas"...), y otras que no se estrenaron en Uruguay aún ("Frances Ha", "Much ado about nothing"), que demuestran que el cine de Hollywood está pasando por un momento muy interesante.

Gracias por leer. Ojalá el 2014 siga trayendo cosas buenas en materia cinematográfica. ¿Nos leemos?

jueves, diciembre 26, 2013

Crítica: Frozen


100% clásico

Disney no es sólo un imperio enorme, que abarca incontables franquicias, cine, televisión, parques temáticos, juguetes y cuanto más a uno se le pueda ocurrir. Disney es, también, un sello, un estilo, que es único e irrepetible.

"Frozen" es la nueva heredera de ese estilo iniciado por Walt en la década del 30 con "Blancanieves". El largometraje basado en un cuento clásico contado como musical, es parte fundamental de la esencia de la marca. Y aquí regresa triunfalmente.

"Frozen" puede ser perfectamente parte del canon con "Aladdín", "Cenicienta", "La Bella y la Bestia", o "El Libro de la Selva". La única diferencia notoria es la de que es animada por computadora. Pero, por suerte, es casi un detalle anecdótico.

Porque en todo lo demás, en su estructura, en su ritmo, en la música, las canciones, los personajes entrañables, es la fórmula clásica, explotada en excelente forma.

Sí, cierto es que, por suerte, se toma ciertas licencias, permitiéndose subvertir ciertas ideas del amor romántico un poco ingenuas de películas anteriores, y dándole un lugar a las princesas, que quizás no tuvieran antes, pero es claro que "Frozen" es clásica Disney. En el mejor sentido.

La animación es fantástica, digna de verse, aprovechando al máximo lo que permite la computadora a la hora de crear mundos que, llenos de nieve y hielo, son maravillosos y deslumbrantes. Se trata de una maravilla visual que se disfruta plenamente.

Los personajes son entrañables y queribles. Tanto las dos protagonistas, como quienes las acompañan, todos bien logrados. Y ni que hablar de Olaf, el hombre de nieve, que logra no sólo ser el "comic relief", sino que convertirse en un favorito de ahora en más.

La película no presenta fisuras de ningún tipo, y sólo toma unos minutos recordar que se trata de un musical con todas las letras, y dejarse llevar por la magia de Disney.

Un verdadero retorno a las formas. Una película para ver con algún sobrinito, o mejor aún, solos y sin vergüenza.

Vale la pena.

[**** / *****]

martes, diciembre 10, 2013

Crítica: Capitán Phillips


Atrapados

Paul Greengrass es un director que busca siempre la inmediatez y la inmersión a través de la cámara intimista, casi claustrofóbica. Y es cierto que ha cometido algunos excesos en el pasado, pecados de abuso de cámara en mano y desconcierto geográfico, pero afortunadamente aquí funciona.

La historia del secuestro del Capitán Phillips por los piratas somalíes está contada con gran economía narrativa (sólo importa esa parte de la historia, con sólo un mínimo prólogo, que quizás sea el único exceso, por innecesario). El eje es lo que pasó en el mar, y no hay lugar para digresiones ni patrioterismos.

Y existe, sin dudas, gran mérito en crear un clima de tensión para contar una historia de la que muchos conocen su desenlace. Que aun así se genere ansiedad e incertidumbre, es un mérito narrativo.

Tom Hanks es un gran aliado, aunque un gran riesgo también. Por un lado, es un excelente actor, capaz de vendernos todo lo que la trama necesita. Le creemos, creemos en sus buenas intenciones, en su inteligencia, en su capacidad de sobrevivir. Pero también es complicado tener una de las caras más fácilmente reconocibles del mundo, permitirnos olvidar quién es, para dejarnos llevar por el personaje. Salva la prueba en base a su vulnerabilidad y humanidad.

Los piratas tienen un mérito aparte, por ser perfectamente anónimos y totalmente creíbles. No sé quiénes son, pero son perfectos.

La película tiene algún problema, principalmente porque es muy difícil construir un relato atractivo en base a puros clímax. En algún momento eso tiene que agotar, y se resiente. En ese sentido, el dinamismo del escenario de la primera mitad, ayuda a que sea más fuerte que la segunda, en la que tanto el capitán como los espectadores están cansados.

"Capitán Phillips", independientemente de ello, está muy bien contada, atrapa, angustia y se permite terminar de una manera contundente y diferente. No creo que sea una gran película, pero sí una que vale la pena ver.

[***1/2 / *****]

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails