jueves, agosto 20, 2015

Un problema de intereses

¿Qué me lleva a escribir acá después de meses de desidia? El gran motivador del ser humano: la indignación.

Bueno, ok, tampoco es que esté TAN indignado, pero sí lo suficiente como para ponerme a teclear a las 2 a.m., tratando de no hacerle ruido a mi novia, que tiene que levantarse en unas seis horas.


Mi mejor amigo compartió en su muro de Facebook un enlace sobre un tema del que se ha hablado y escrito mucho en estos últimos años en el país... la marihuana.

No me importa entrar en los detalles, en el sí o el no. Somos todos grandes (los que somos mayores de edad, niños abstenerse), y cada uno hace lo que se le canta. No, mi interés viene por el lado de la agenda personal de cada uno.

Y no hablo de la de mi amigo, a quien le atribuyo las mejores intenciones (por algo tenemos esa relación), sino de quienes generan titulares.


Pero vayamos por partes.

El enlace que puso titula "Un estudio internacional confirma que la marihuana deteriora la capacidad cerebral". Partamos de la base de que el "confirma" en el título ya nos da una composición de lugar del punto de vista del que hizo el artículo. 

Cabe destacar que el enlace al que linkeo, y que compartió mi amigo, lleva a una entrada de fecha 11 de agosto de 2015.

Jamás había escuchado hablar de la página "Pesquisa ciudadana", pero admito que desconfié. Y también admito mis prejuicios al encontrarme con una página que tiene una encuesta para responder "¿Te estas preparando para la fiesta de El Milagro?" (en mi defensa, la encuesta la vi recién).

Pero yo tengo que predicar con el ejemplo, y no puedo caer en argumentos ad hominem. Si la información es posta, no importa de quién venga.

Lo lógico, entonces, es buscar la fuente.

Y el post, en ese sentido, es muy útil. Menciona fuentes, nombres de investigadores, nombre de publicación científica. Todo fácilmente googleable y verificable en instantes.

Y sí, la publicación es real.

Pero algo me hacía desconfiar... No me precio de ser una persona tremendamente informada, pero cuando algo es tan definitivo como ese artículo, siempre me llama la atención descubrirlo en un enlace pedorro de una página pedorra linkeada en Facebook.

Y allí está el punto. Ese post de hace diez días, hace referencia a un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences EN EL AÑO 2012.

Al año siguiente, en la misma publicación, un artículo salió a poner en duda los resultados del estudio anterior. Para simplificar, les doy el link al asunto de la revista Nature.

Ahora bien, yo como hombre del Derecho, no me siento capacitado para analizar los papers, comparar estudios, determinar si hay falencias o no. Pero al caso es irrelevante.

Hacer una publicación con fecha de hoy, con un estudio de hace tres años que fue refutado en la misma revista científica al año siguiente es deshonesto. Y no puedo decir que sea un simple error, porque encontrar la respuesta me llevó menos de 5 minutos (y muchísimo menos de lo que me llevó escribir esto).

Es simplemente para recordarles que no crean todo lo que leen, y que, ustedes también, chequeen las fuentes.

¡Saludos!



Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails