domingo, noviembre 30, 2008

True Blood - bad things

Cada tanto traigo algo de esas cosas que uno sabe qué va a pensar el estimado público lector de este humilde blog.

Este es uno de esos casos.

Algunos de ustedes quizás hayan podido ver (internet mediante) la primera temporada de la serie True Blood de HBO. Ya hablé alguna vez de la serie, que está basada en una serie de libros (la primera temporada, dicen, corresponde básicamente a la historia del primero de ellos), y fue creada por Alan Ball (creador de Six Feet Under y escritor de American Beauty).

Ahora les traigo la canción que va con la apertura de cada episodio, no en la versión para TV, sino la de extensión original.

Aclaro, como dije, que es bastante particular (for lack of a better word).

Espero que a algunos les guste...




P.D.: si tienen oportunidad, vean la serie. No se queden en el primer capítulo, háganme caso.
Y sí, quizás esté dedicada, pero no voy a hablar de eso... ;)

viernes, noviembre 28, 2008

Sin saldo...

Acepémoslo, Facebook está lleno de pavadas, de cosas inútiles, de grupos y más grupos que no sirven para nada (yo estoy como en 30 de esos).

Creo que el mismísimo 12 de noviembre (si no antes) que dejó de darse la información de saldo en los celulares de Ancel, aparecieron varios grupos reclamando el regreso de la "señora de los minutos".

Vi unos cuantos de estos grupos, e incluso recibí invitaciones para unirme a los mismos, pero no acepté ninguna. En una postura probablemente snob me dije: "eso de que te diga el saldo de minutos es muy tercermundista, la medida está bien, se pierde tiempo con el mensajecito ese".

Y algo de eso hay. Es más fácil llamar ahora, más rápido, "más cool".

Anoche me mandaron unos sms. Intercambiamos mensajes, y de repente... silencio. "¡Qué raro!", pensé, porque el contenido de mis mensajes (pensaba) daba como para contestarlos, ameritaba respuesta. Al rato, la persona con la que me había mensajeado, apareció en el messenger. "No me hablaste más", me dijo.

En la mañana comprobé que, si bien tenía horas para llamar a algún Ancel en la noche, los minutos que cuentan, de dende me descuentan los mensajes, se habían agotado, y yo no me había dado cuenta... el tema de discar *77 para el saldo es engorroso, y hay que aprenderse los números de memoria...

¡Que vuelva la señora de los minutos!


Nota: quizás lo mejor sea que Ancel dé la oportunidad de elegir, a cada uno, el sistema que prefiere. Digo, nomás.

jueves, noviembre 27, 2008

Crítica: Viaje al centro de la Tierra

Tan tridimensional y tan llano!

Para hacer una película se necesita una excusa. Con esto quiero decir que tiene que haber una idea subyacente, algo que uno quiera mostrar, compartir. Puede ser un mensaje o puede ser una historia qu a uno le gustó o le interesó y quiere compartir. Puede incluso un intento de exploración que uno quiere convertir en experiencia colectiva.

Lo que no debería ser es un truco, un jueguito cool.

Viaje al centro de la Tierra es una película hecha con la excusa del 3-D, al punto tal que si sacamos eso de la ecuación, no nos queda prácticamente nada.

Las imágenes tal vez lo sean, pero no hay en la película un solo personaje tridimensional. Todo está planteado desde un punto de vista utilitario, con una historia prácticamente inexistente. Las actuaciones no son malas (Brendan Fraser es el tipo indicado para este papel, sin duda), pero no hay un verdadero guión para que los actores trabajen.

Uno no puede, desde luego pedirle realismo a una película de fantasía, pero sí un mínimo de verosimilitud. Acá no lo hay... las leyes de la física funcionan en forma absolutamente caprichosa, al punto tal de resultar un poco molesto.

Hay películas que dependen de sus efectos especiales, pero que no están necesariamente diciendo "mirame" todo el tiempo. Acá sí, porque la idea es demostrar qué cool es el 3-D, sin importar si algo tiene sentido o no.

¿Se puede disfrutar? Sí, se puede, siempre que uno se deje maravillar por el truco de la tercera dimensión, y además apaga el cerebro un rato.

Una experiencia interesante y disfrutable. Una película bastante pobre.

[** / *****]


P.D.: sí, demoré una vida en subir la crítica. Hace semanas la tenía en papel, pero bueno. Si ustedes pudiesen entrar en mi cabeza en estos momentos...

martes, noviembre 25, 2008

Te entiendo Alanis...

Nada, sé que me estoy portando mal, que hace casi una semana que no publico nada (anoche me fijé, hubiera jurado que no pasó tanto tiempo).

En mi defensa voy a decir que han sido unos días medio extraños, de esos en los que uno tiene un plan, y después las cosas tienen giros inesperados.

Así que bueno, con las disculpas del caso, prometo ver si en los próximos días las cosas vuelven a su cauce normal, y puedo postear algo como la gente.

Mientras tanto, un video retro, que, tomando en cuenta eso que les decía anteriormente de los días extraños, calza justito...




P.D.: dicen los que saben que ninguna de las situaciones descriptas en la canción cabe exactamente en la definición de "ironic". Vaya ironía.

jueves, noviembre 20, 2008

Evangelizándome

Este año se ve que algo raro hay. Quizás la gente detecta en el aire que me estoy apartando del camino de la rectitud o algo así, pero ya pasó dos veces.

A ver, en toda mi educación tuve períodos de instituciones laicas y otras católicas, y salvo la escuela donde hice tercero, en ningún momento sentí que vinieran hacia mí, tirándome agua bendita y gritándome "The power of Christ compells you!"*.

Las otras dos instituciones eran bastante más "laissez faire".

Pero este año, y no sé si mencioné o no el primero de los incidentes, escuché charlas cuasi evangelizadoras un par de veces... ambas en el ambiente laboral (en distintos trabajos).

Hace unos meses, un huésped extranjero (de USA) del hotel donde yo trabajaba, con el que me colgué a conversar (cualquier excusa para hablar inglés sirve), que a los pocos días me regaló una biblia (según mi amigo Pablo, era una biblia de los protestantes, porque, aparentemente, no todas las biblias son iguales).

Hoy fue un hombre de ahí donde trabajo, que, sin que yo le diera pie para nada (y sin que me la viera venir en absoluto) arrancó: "No sé en qué creés vos, pero yo soy cristiano evangelista, y..." y de ahí me paseó por la Pasión (mencionando incluso a la película de Mel Gibson: La Pasión...), Moisés y su hijo (creo que Josué... creo, cielos e infiernos.

De todo eso, saqué un par de ideas. Una de ellas es que me mata la capacidad de la gente de decir lo que piensa o no un ser superior. Parece que el hombre le había dicho a una compañera de trabajo a la que le gustaban las chicas, que iba derechito al infierno...

Otra idea que me dio es que espero, honestamente, que el tipo esté muy equivocado. En principio, y de arranque, con que exista vida después de la muerte. Gracias, pero mi idea de morir es dejar de existir. Me quedaría más tranquilo. Si no está equivocado en eso, espero que, por lo menos, lo esté con los criterios de selección para saber quién pasa y quién no a una "mejor" vida.

En serio lo digo. Causa espanto pensar "¿Y si el tipo tiene razón?". Pero supongo que el temor es una razón muy poco válida para adherir a una religión... ¿no?

Anyway. No sé muy bien a qué quería llegar con este post, pero bueno, si alguien se ofrece a salvar mi alma (en forma gratuita, por supesto)... siéntase libre de dejar su comentario.



* No creo tener que aclarar de qué es una cita esa frase, no?

martes, noviembre 18, 2008

Laws of attraction

Los hechos y personajes que se mencionan a continuación son pura ficción. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

A veces la ves y no queda ninguna duda. Es hermosa, más allá de toda discusión posible Es de esas bellezas en las que todos parecen coincidir. O sea, si estuviera presente el mismísimo Papa, te golpearía con el codo, te guiñaría el ojo y te diría "¡Está buena la gurisa!".

Otras veces no es tan así. Cuando sentís ese cosquilleo te preguntás "¿Soy sólo yo?"*. Para vos, la chica tiene "algo", y ese algo emana de sus poros. Quizás no sea necesariamente "hermosa" en el sentido clásico, pero te atrapa con su "algo", y el resultado es, en definitiva, el mismo que con la chica del párrafo anterior: estás perdido.

Ahí, en cualquiera de los casos, comienza una nueva etapa (que cariñosamente llamaremos etapa "stalker"). Querés verla otra vez, querés estar más cerca, y empezás a buscar razones, motivos para cruzártela, encontrártela en una esquina, precisarla o (mejor aún) que te precise para algo.

Con un poco de empeño y mucho de suerte y situaciones propicias (los "factores coadyuvantes" de los que hablaba mi profesora de historia de 2º de liceo), lo conseguís, la encontrás... empieza otra parte del juego, del ritual.

Ahora se trata de venderte. Tenés que demostrar todo lo cool que sos (ok, en general es más "pretender ser todo lo cool que, en realidad, no sos"). Esa es la parte en la que el orgullo se vuelve un concepto más bien difuso, la parte en la que si te tiran una pelota, hacés jueguito con la cabeza, como si fueras un delfín o una foca en Sea World, pero con mucho menos sentido de la dignidad (y mucho más desesperado).

En ese juego de malabares y búsqueda de atención ponés tu empeño, te congratulás a vos mismo de tu grandiosidad, hasta que en una de esas ocasiones, sentís algo raro en el aire.

Al principio como que lo ignorás. Estás acostumbrado a ser paranoico y pesimista al punto tal que, instintivamente, tendés a descartar esas primeras impresiones, porque, de no hacerlo, no saldrías nunca de tu casa.

Esa primera vez se termina, y si fue lo suficientemente breve, pasará al olvido (típico mecanismo de defensa, la negación).

Nuevamente con el espíritu en alto y el corazón lleno de tonta esperanza, retomás la caza al día siguiente. Otra vez, con suerte, pronto la encontrás.

Pero esta vez sí, todo colapsa. La primera fue una impresión breve, pero ahora se vuelve una certeza. Ella, atractiva, simpática, adorable, mientras vos tratás de hacer que te mire, está mirando a tu amigo.

Sí, esta vez lo sentís claramente, lo palpás y ves, tan real como la pared a tu costado. Ella le está tirando onda a él, que lo conoció al mismo tiempo (o incluso después) que a vos. Es más, probablemente vos hayas contribuido a que se vean (si sos lo suficientemente infeliz como para haber traído al pibe contigo alguna de esas veces en que trataste de verla**). El pibe, obviamente, le devuelve la onda.

Entonces todo colapsa. Si ella estaba ya con alguien, ajo y agua. Si el otro era alguien que ella ya conocía, bueno... tuvo más tiempo. Pero si es alguien con quien estabas "en pie de igualdad" (so to speak), perdiste.

¿Deberías sentirte contento? A lo mejor es así. ¡Qué lindo que la gente se quiera!

No nos mintamos. En un comienzo, la sensación es de horror, como un tren que va a llevarse puesto un auto parado en las vías, y vos querés tirarte delante para pararlo. Pero tanto en ese caso como en éste, sería un esfuerzo inútil.

Cuado pasa eso, queda la sensación de vacío, el "otra vez perdí", la nada de antes, de siempre... sólo pedís que no te inviten a la boda.


* No, muchas veces no sos sólo vos. La chica tiene ese "algo", y cuando empezás a preguntar, otros lo ven también.

** Sí, se puede ser tan infeliz, trust me.

sábado, noviembre 15, 2008

miércoles, noviembre 12, 2008

Sobreviviendo...

Ok, suena un poco dramático el título. La verdad es que estoy en proceso de adaptarme al nuevo trabajo, y en todo eso, salió una semana de clases de la maestría. Entonces estoy fuera de casa entre 8:30 y 21:20, aprox.

Son esas cosas que pasan, a veces uno no tiene nada, y de repente, todo se junta y uno tiene que apechugar...

Hoy me llamó un amigo diciendo que encontró una cancha de pádel cercana, y diciéndome de retomar esa actividad que había quedado de lado cuando cerraron las de al lado del parque. Así que, para darle un poco más de color, capaz que el sábado de mañana me pongo a correr atrás de la pelotita verde. Total, no es que esté cansado ni nada...

¿Será que me entró el viejazo y ahora quiero mantenerme activo y recuperar mi juventud perdida?

No sé, sólo sé que hoy me dijo una chica que me preguntó mi edad, que parecía que tenía menos. Por un lado me dije "genial". Por el otro fue como un "momento, entonces tengo los suficientes como para parecer de menos... mmmm". Y, en definitiva, lo dejé por ahí; no quise seguir dándole vueltas al asunto, no vaya a ser cosa que llegue a alguna conclusión que no me guste.

Ofrecería la oportunidad a quienes me conocen personalmente para que opinen, pero mejor no. :P

Con lo del blog, facebook y el nuevo trabajo, logré una cantidad de saludos de cumpleaños insospechada. No quedó nadie en el tintero, así que: gracias (ya como que agradecí bastante, no?).

Anyway, no sé muy bien qué es lo que acabo de escribir, la verdad no me da para razonar mucho (no estoy diciendo que en otros momentos sí me dé...). Así que me voy despidiendo.

Cuando pueda vuelvo. Nos leemos.


lunes, noviembre 10, 2008

10/11 vol. 3

Hoy va a ser un día complicado: clases de mañana, de ahí al trabajo, en el medio una audiencia, de vuelta al trabajo, y una vez más clases en la tardecita-noche.

Así que no habrá mucha oportunidad de celebrar el día que da nombre al blog. Pero bueno... es lo que hay.

Nada, seguimos leyéndonos.

domingo, noviembre 09, 2008

Sobre el cine digital en tres dimensiones

Como algunos de ustedes sabrán (otros no), el pasado 7 de noviembre abrió al público la primera sala con tecnología 3-D digital en Montevideo.

Ante tal acontecimiento, este blog, que se dice un blog cinéfilo, no podía estar indiferente.

El sistema de la nueva sala reemplaza al viejo 3-D de los lentes rojo y azul, permitiendo ver imágenes con efecto tridimensional, pero respetando los colores y evitando tener que avisar cuándo ponerse y sacarse los anteojos (se puede ver perfectamente toda la película).

Se sustituye el proyector óptico de film por un nuevo proyector digital, que no usa una cinta de 35 mm. de celuloide. La compañía encargada de la tecnología de la sala es Dolby, que los lectores reconocerán más por su vinculación con los temas del audio.

Una digresión: quienes hayan vivido los 90s en Uy sabrán que en la época anterior a la crisis de 2002, se estilaba por parte de las familias de clase media media, viajar a Orlando (o mandar a los hijos adolescentes), a visitar Disney World, o los Universal Studios (la clase media alta y la alta eran más de Europa). En ese período muchos pudimos ver este tipo de proyección 3-D en películas como "T2 3-D" o "Querida, encogí a la audiencia". Si esa tradición se recuperó, quizás varios lectores lo hayan podido apreciar.

La tecnología 3-D actual es básicamente la misma de los parques temáticos, con las mejoras que implica el paso del tiempo. La profundidad de las imágenes es atrapante, y los efectos son atractivos.

A propósito de esto, hablábamos con un amigo sobre las posiblidades de esta nueva tecnología, que se está haciendo cada vez más común en el mundo, y que estudios como DreamWorks y Disney están tratando de impulsar.

Lo que le decía a este amigo es que lo importante va a ser cuando más películas adopten esta tecnología, pero no como artilugio (para hacer que las cosas le vuelen a la cara del espectador), sino como un elemento más. "¿Te imaginás ver Jurassic Park en 3-D?", le pregunté.

En el día de hoy, que uno puede bajar películas a la PC, que puede comprar dvds truchos en la feria, incluso a veces con muy buena calidad, ir al cine es una experiencia que, para alguna gente, ha perdido un poco el atractivo. El cine 3-D puede ayudar a cambiar eso. Así como en los 50 se pasó de la pantalla cuadrada de la tele a la flat del cine para ocupar más campo visual, ahora, quizás, deba ser la tridimensionalidad la que agregue esa cuota extra.

Esta tecnología permite brindarle al espectador una experiencia mucho más inmersiva, llevarlo al lugar donde ocurre la acción, y casi cualquier película se puede ver beneficiada por esto.

Puede que el cine digital en 3 dimensiones sea sólo una moda destinada a desaparecer. Personalmente, no lo creo. Me parece que por este lado puede venir la verdadera revolución del cine.

Quizás de acá a 15 años el cine sea una experiencia estereográfica... tal vez no. Hoy no lo puedo afirmar con certeza, pero parece que un camino se abre, y películas tales como "Bolt", "Kung fu Panda 2", "Avatar", "Toy Story 3", entre otras, prometen mostrar ese camino posible.

Finalmente, la pregunta del millón: vale los 190 mangos de entrada? La verdad es que no. Vayan entre semana o consíganse algún descuento... *


* y esperen a otra que no sea "Viaje al centro de la Tierra"

viernes, noviembre 07, 2008

Yo también caí ante las tribus urbanas...

Me había prometido a mí mismo no darle pelota al tema de las "tribus urbanas", con el que rompieron soberanamente las pelotas en la televisión (perdón por la expresión).

Pero bueno, a veces uno se encuentra con ciertas cosas que no se pueden dejar pasar. Así está esta descripción de un chico emo. Altamente recomendada.

Por las dudas, para que no se pierda nada, también la letra:





Emo Song

P.D.: el crédito es para Emma, que puso en su blog un link a la canción (entre otras) y ahí la conocí.

lunes, noviembre 03, 2008

Breve actualización televisiva

Pido disculpas por la ausencia, y aclaro que vengo un poco cansado (arranqué nuevo trabajo en el día de hoy), y tengo poco tiempo porque ando en la vuelta con unas cosas para entregar (atrasadísimas), y todo eso, pero no quería abandonarlos, ni dejar de mencionar que esta semana arrancan nuevas series en el cable de acá, y vuelven algunas viejas.

90210 el miércoles a las 22 en el Sony. Ya hablé de esto en algún post anterior. No es muy bueno, pero me entretiene lo suficiente como para seguirlo por cable (no por banda ancha, hay otras prioridades).

Gossip Girl arranca su segunda temporada el miércoles a las 23 en Warner. Sí, miro Gossip Girl, ¿y qué? La serie es entretenida, los personajes masculinos no son odiosos como en la mayoría de las series de ese estilo, y las chicas están muy bien.

The Big Bang Theory arranca mañana martes a las 22 en el Warner. Todavía no he visto la primera, pero hay gente que la recomienda...

Al que le interese saber sobre otros regresos, puede visitar el suplemento "Sábado Show" del diario El País... (no puedo estar en todo).

Recuerden que sigue en cartel Boston Legal, que se mantiene en un muy buen nivel.

Prometo intentar detenerme más en la cuestión de la TV, ni bien entre en ritmo.

Nos leemos.

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails