sábado, febrero 28, 2009

Post musical, con agradecimiento a Peter

Y sí, Peter se nos casó. El hombre es así, libre, hasta que cae en las redes (o telas de araña) de su contraparte femenina...

Pero no voy a dedicarme aquí a hablar del matrimonio (institución en la que creo, pero de la que no estoy convencido que me vaya a asociar). Tampoco me voy a detener en la boda de Peter, porque para eso él tiene su blog.

Lo que sí quería decir es que anoche descubrí a Richard Cheese. Estábamos con música tranqui, ambiente, y de repente suenan unos tonos old school, y una voz tipo crooner empieza a cantar una canción cuya letra me resultaba familiar...



Era, claramente, una versión de "Creep", que jamás había escuchado, y que quise compartir hoy con Uds.

Claro, siempre hay alguno que no tiene idea de lo que uno está hablando, por eso, les dejo la versión original, también.



Richard Cheese tiene otros tantos covers en ese estilo. Sólo para dar un ejemplo, dejo "You oughta know", canción éxito de Alanis.



Espero que les hayan parecido tan geniales como a mí...

lunes, febrero 23, 2009

Un Oscar sin sorpresas + yapa

Por qué digo que fue un Oscar sin sorpresas? Básicamente porque todos los que se esperaba que ganasen, ganaron (Ledger, Winslet, Penn, Cruz, Slumdog, Wall·E). Ninguno de los premios fue sorpresivo, más allá de algunos ser harto discutibles (alguien va a tener que explicarles a los de la Academia lo que es "edición de sonido" para que entiendan el robo que le hicieron a Wall·E, y especialmente a Ben Burtt).

Me alegro que Kate Winslet tenga, por fin un Oscar, a pesar que no vi la película. No soy fanático de Sean Penn (sobreactúa mucho). Lo de Heath Ledger estaba cantado.

Danny Boyle es un gran director, que merece un reconocimiento, aunque Slumdog Millionaire no sea su mejor película.

Quizás lo más interesante vino por el lado de la ceremonia en sí, con Hugh Jackman en la conducción, que ya había presentado los premios Tony (el equivalente a los Oscar en el mundo del teatro).

Asimismo, toda la producción del evento estaba a cargo de gente que tiene que ver con el teatro y los musicales, que, sumado a lo de jackman, hizo de la ceremonia una especie de homenaje al viejo Hollywood, con mucho de teatral, también.

Entre lo más interesante, la forma de presentar a los actores nominados, con anteriores ganadores elogiando el trabajo de los nuevos nominados uno a uno.

También de notar fueron los montajes temáticos (el romántico que termina con Wall·E y Eva fue muy lindo), y el homenaje a los desaparecidos en el último año, con la voz de Queen Latifah (aunque por mostrarla a ella, se comieron algún nombre).

Sobre la transmisión de la tele, se puede decir que fue mejor que lo del 4, aunque no por mucho. No me saco de la cabeza que Victoria Rodríguez es una hueca buena para nada, y su insistencia en hablar durante canciones, montajes, etc., refuerza esa idea. Igual, molestaron menos que en años anteriores a cargo de Montecarlo.

Un punto en contra para TCC. Si mi canalera digital me permite ver Nickelodeon en inglés,
¿por qué no poner un canal de audio en TNT que permita ver sin doblaje?

Un detalle final: no pasaron los próximos estrenos que prometió Jackman.

Con eso en mente, les dejo un video avance de HP HBP... no digan que no los trato bien...



viernes, febrero 20, 2009

500

Medio millar de posts y aquí estoy. Un par de años y un poco más tomó, quizás mucho tiempo, a lo mejor no tanto.

No sé si significa algo haber cumplido 500 posts o no. A lo mejor quiere decir que tuve 500 veces ganas de decir algo, importante o no, interesante o no...

Después de tanta cosa escrita con y sin sentido, creo que está claro que son los lectores uno de los factores fundamentales que me hacen volver, gente que no sé muy bien por qué, siente ganas de leer lo que yo pueda escribir acá, de comentar, de hacer de 10denoviembre parte de un ritual diario, semanal o esporádico.

Es coincidencia el cambio de aspecto del blog justo en estos días, pero es una afortunada coincidencia al fin (¿o será el destino, diría "Slumdog Millionaire"?), que hay que saber aprovechar. Así, el blog cambia para comenzar el camino a los 1000 posts, que no sé si llegarán o no, pero que hoy se vislumbran en el horizonte como un objetivo, una meta posible.

A todos ustedes, gracias por estar.

Más y mejor 10denoviembre por venir... (espero).

miércoles, febrero 18, 2009

Epifanía

Ese día me sentía extraño... había algo que no terminaba de cuajar, que no comprendía del todo.

Era uno de esos días de un verano agobiante, de esos veranos que se recuerdan por inhóspitos.

Y allí estaba yo, en el ómnibus que amenazaba con llenarse hasta un punto imposible, a riesgo de perder el conocimiento por la falta de aire.

En ese panorama, difícil no escaparse.

Y pensé en todo lo que había pasado, y en las cosas que había dicho. Y me dí cuenta que había mentido, no sólo a los demás, sino a mí mismo.

Quizás fuese el aire caliente que entraba por la ventana, impregnado de los gases que liberaban los autos en 18 de julio, o tal vez el movimiento ondulante del vehículo, lo que me hacía pensar... lo más probable es que fuesen ambas cosas.

O tal vez no. A lo mejor era sólo el entender que no sabía nada de mí mismo. Aceptémoslo, yo era un tipo arrogante, que se vanagloriaba de conocerse, que se sorprendía cuando la gente no era capaz de entender sus propios actos, de reconocer sus propias virtudes y sus defectos (sobre todo sus defectos).

Pero en ese momento pensaba cuánto más débil era de lo que yo creía, y cuánto más hipócritas se volvían mis discursos de antes. Incluso pensé en pedirle perdón. Yo le había dicho cosas en las que creía, que en realidad eran más un reflejo de lo que pensaba de mí mismo, que de la realidad de mi ser.

Cuando por el parabrisas se empezaba a divisar el obelisco, ya estaba dispuesto a reconocerlo públicamente, a inmolarme allí mismo; ya no quedarían más dudas: no tenía idea de quién era yo.

Me bajé del bus desconcertado, atormentado y extasiado a la vez, por entender que no sabía nada, pero por darme cuenta que, al saber eso, sabía un poco más. Todo un mundo de posibilidades se abría ante mí.

Abrí la puerta de casa, y el aire acondicionado me abrazó. Me serví un vaso de fría coca, me senté en el sillón y me olvidé de todo...

domingo, febrero 15, 2009

Crítica: Slumdog Millionaire (¿Quieres ser millonario?)

Casuales casualidades

No quiero empezar cada crítica de una película de Danny Boyle hablando sobre cómo es un director distinto, interesante, y cómo cada una de sus películas es totalmente distinta de las anteriores... pero es un poco inevitable.

En su más reciente film, el director demuestra una vez más, una inusual habilidad para colocar y mover la cámara, de una forma que se sale un poco de la norma, pero que no se torna evidente, ni distrae del argumento.

"Slumdog Millionaire" cuenta la historia de Jamal, un chico proveniente del equivalente indio de los "asentamientos", que utiliza la oportunidad de participar del programa "Quién quiere ser millonario" no para ganar dinero, sino para intentar reencontrarse con el amor de su vida. En el proceso, sus experiencias pasadas le darán respuestas que nadie más tendría.

La película está hábilmente construida para mantener al espectador en vilo, y es muy hábil la mano del director para hacernos querer a sus personajes. Las actuaciones de niños y adultos son muy buenas (las de los niños son espectacularmente naturales), y la música y edición completan un menú atrapante.

Por el otro lado, hay un cierto grado de inverosimilitud en la forma en que le llegan las respuestas (que además, maravillosamente, siguen el mismo orden que las preguntas realizadas por el conductor). Si bien la película hace hincapié en cómo es el destino el que juega un papel preponderante, el nivel de coincidencias resulta casi molesto.

Hay algunos clichés sobre la vida en los lugares marginales, la actuación policial, la fama, que le juegan un poco en contra a la fuerza de la película.

Pero cierto es, también, que es muy difícil resistirse a la historia de Jamal y Latika, y que verlos juntos cuando niños, adolescentes y jóvenes, es una de las fuerzas que empuja el relato y conecta con el espectador.

Una especie de cuento de hadas urbano en el oriente. Una película muy querible, si bien no una gran película.

[***1/2 / *****]

martes, febrero 10, 2009

Wake me up when February... March ends.

No me gusta el carnaval. De hecho, detesto el carnaval.

Hay ciertas cosas que son viscerales, que no pueden ser explicadas de formas convencionales. El rechazo es algo involuntario.

Pero ojo, más allá de ese componente meramente irracional (como ser mi rechazo por los hombres de cara pintada), hay unas cuantas cosas que nombrar por las que no me gusta el carnaval uruguayo (el de otros países me es indiferente, por la lejanía).

Para empezar, el refritado de canciones. ¿Notaron que gran parte del repertorio de carnaval consiste en usar canciones conocidas y cambiarles la letra? No digo que no haya cosas originales, pero la mayoría es readaptar material ya existente, como hacía Videomatch (y con similar calidad, si no inferior).

Me desagrada la estética general del carnaval, con sus colores intrusivos... el epítome del mal gusto, realmente.

Me resulta insoportablemente aburrido todo lo referente a las llamadas. Siempre el mismo ritmo, y los mismos personajes (sí, entiendo que es una cuestión tradicional, pero embola, mal).

¿Alguien puede pensar que las "vedettes" son atractivas? La mayoría tienen panza, y verlas moverse es un espectáculo grotesco. Además... en general, cero gracia.

Me disgusta, particularmente, la actitud de la gente de la TV. Parecería que la única opción lógica es que a uno le guste el carnaval. Todo el mundo en TV habla del carnaval. ¿Alguien escuchó alguna vez a algún conductor, manifestar su desagrado para con el carnaval uruguayo? Y me consta que en la radio, la cosa no es mucho mejor.

Hasta el informativo rompe las pelotas con la fecha del carnaval, las presentaciones, extractos de acá y de allá. No me jodas, no llenen tiempo con esa pelotudez. El que quiera ver carnaval, que ponga VTV.

Hoy miraba Subrayado, por ejemplo. Estaba lloviendo. Aun así, estuvieron con un móvil en el Teatro de Verano, con el tipo hablando del carnaval y la lluvia, detallando la fecha que se pospuso, y presentando, además un informe de varios minutos sobre los que se pintaron y no salieron por la cancelación de la fecha! (increíble, lo sé).

El carnaval tiene eso... tiende a contaminar todo lo que se ve en la tele uruguaya, mala de por sí, pero dos veces mala cuando se habla de eso.

Pero, además, ¡tiene el descaro de durar casi dos meses! O sea, no sólo es malo e intrusivo... ¡es eterno!!!

En fin, son unas pocas razones (hay más), pero sólo quería expresar mi desagrado para con esta época insoportable del año. Y además, en 2009 tenemos carnaval electoral... el cable y la internet son las únicas salidas, señores.

Por lo menos, así lo veo yo.

lunes, febrero 09, 2009

Crítica: Frost/Nixon

100% lucha

"Frost/Nixon" es una película acerca de dos hombres en pugna, dos hombres tratando de prevalecer sobre el otro, de ganar aceptación del público, de ascender a lo más alto. Frost buscaba la credibilidad (y el éxito) que no conseguía del todo, Nixon buscaba renacer de las cenizas.

Ron Howard crea un relato con visos de thriller, con la particularidad que la acción está en las palabras, en los gestos de cada uno de esos personajes. La tensión se construye alrededor del enfrentamiento verbal de los personajes.

Y pensar en una película basada en una obra de teatro, en la que los actores originales retoman los papeles, puede hacer pensar en un fracaso (ver "The Producers"), más si se le suma la verborragia del guión, y el contexto televisivo de la acción, pero "Frost/Nixon" logra superar esa barrera, no sintiéndose teatral o artificiosa, más que en la voz de Nixon, interpretado por Frank Langella (que, por lo demás, hace un gran trabajo).

Quien se destaca es Michael Sheen, que compone un personaje complejo, carismático, frágil, contradictorio, ambicioso. En la interacción entre los dos protagonistas, se sostiene esta historia real, que, gracias a esa química y a un buen trabajo del director, nunca deja de interesar.

Una película bien lograda, con muy buenas actuaciones, sólida y disfrutable, que no brilla demasiado, pero que nunca aburre.

[*** / *****]

domingo, febrero 08, 2009

Crítica: In Bruges (Perdidos en Brujas)

El Tercer Hombre*

"In Bruges" nos presenta a dos asesinos a sueldo (Brendan Gleeson y Colin Farrell, ambos excelentes), que son enviados a la ciudad belga por su jefe (Ralph Fiennes, también espectacular).

Allí deberán esperar instrucciones, mientras se funden, con mayor o menor éxito, con los turistas y locales.

Ese es solamente el punto de partida de ésta, que es una historia sobre la culpa, el honor, las oportunidades y la redención, todo en una mezcla absolutamente intrigante.

Porque "In Bruges" es una comedia negra, pero una comedia negra en serio, no una cuestión cínica, no una denuncia del estado del mundo, ni una historia "indie" sobre la disfuncionalidad; no... es una comedia sobre personas que asesinan a otras por dinero, que aún con esa carga, jamás es liviana sobre la muerte, el sufrimiento, el dolor.

Allí se nota, particularmente, lo brillante del trabajo de Farrell, que se destaca por mostrar emociones contradictorias y sin embargo coherentes en su personaje. En él, la culpa se vuelve creíble y pesada, pero puede, en cuestión de segundos, despertar la risa.

Es que la película va desde lo hermoso, pasando por lo horroroso a lo grotesco (no faltan la sangre y las vísceras); el director reúne un gran número de ingredientes que parecerían no cuajar, y construye así, una de las propuestas cinematográficas más atractivas de los últimos meses.

En resumen: los paisajes y la fotografía, dan un marco y una ambientación fantásticos, los actores dan humanidad a personajes que, en otras manos, quizás no serían la mitad de queribles y el guión se mueve en el límite entre lo creíble y lo inverosímil (y sale airoso).

Un film absolutamente recomendable.

[**** / *****]


*el título de la crítica hace referencia a la excelente película de 1948, escrita por Graham Greene. En aquella, se utilizaba Viena como marco espectacular, para dar marco a una historia de traiciones y muerte.

jueves, febrero 05, 2009

Nuevos posters HP-HBP

Ok, credit where credit's due... estos los vi primero en el blog de Emma, y después los encontré en Mugglenet. Y ahora se los traigo a ustedes...

Están re cool!!!
Enjoy:

Christian... te sentís bien?

La historia es así, McG, director de la remake (y secuela) de "Los ángeles de Charlie", dirige una nueva "Terminator".

En ella, el papel de John Connor (interpretado en "T2" por Edward Furlong) lo hace Christian Bale (a.ka. Batman).

El problema se suscita cuando un DP se cruza en escena... digamos que Christian se acerca más a un "Psicópata americano"... (audio real)



Con esto, la gente hace cosas. He aquí una discusión con Bill O'Reilly (material de archivo real)...



Y aquí una versión para bailar en sus casas (impresionante, y con cameo de Barbra Streisand)




Ah, y si alguien quiere las frases, aquí un link.

miércoles, febrero 04, 2009

Google Chrome

Bajando la nueva versión de Google Earth, me vino de colado (como siempre hacen esas cosas) el Google Chrome, el navegador de Google.

Estoy probándolo a ver qué tal, y parece estar bastante bien, pero tengo que ver si tiene complementos útiles como el Firefox.

Alguien conoce el Chrome? No sé muy bien para qué lo quiero (con Firefox me manejo bien), pero bueno... nunca está de más.

lunes, febrero 02, 2009

Crítica: Valkiria

La historia que pudo ser

Hay que darle crédito a Bryan Singer (un director de algunas películas muy buenas y otras no tanto), que creó un thriller atrapante, emocionante, entretenido, a partir de una historia que nadie desconoce cómo termina (al menos en términos generales).

Cuando terminó "Valkiria" pensé en otro gran thriller, "Trece días", en el que, también, el director lograba generar gran expectativa, aun teniendo un final anunciado.

Si bien "Valkiria" no llega a ese nivel, se trata de una película sólida y dinámica, que reconstruye la época en forma efectiva, que se mueve a un ritmo vertiginoso, que no pierde el tiempo yéndose por las ramas, ni siquiera elaborando discursos moralistas.

Hitler es malo, Alemania no tiene por qué serlo. Eso es lo que se dice, nada más. No necesitamos una lección de historia, manipulación, dolor, para saber que eso es así, y un mérito de la película es que reconoce que no lo necesita.

Las actuaciones son, en general, muy buenas. Para el oído poco entrenado, poco importa que los acentos sean dispares (se eligió que los personajes hablaran en inglés con sus propios acentos). Tom Cruise no se luce, pero su personaje no se lo pide. Hace lo que tiene que hacer, y lo hace bien, justo, con la intensidad requerida.

La película es interesante, y resulta fascinante ver lo cerca que se estuvo de un resultado absolutamente diferente.

En esta época de cosas más pretenciosas, una película sencillamente disfrutable y fácilmente recomendable.

[***1/2 / *****]

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails