Not dead

Cada vez que voy a escribir algo, blogger se encarga de borrarlo. Estoy pelado con el blog. No tengo escapatoria. Parece una especie de conspiración del silencio. Sí, admito mis culpas, no estoy posteando como debiera, pero acá hay algo raro.

No puede ser que, ya dos veces, escribo un post entero, que, sí, a lo mejor no servía para nada, no valía la pena ni se trataba de algo aceptable desde el punto de vista literario, pero por lo menos era un post, por lo menos era algo.

Así que ahora estoy, una vez más, tratando de decir en algunas palabras, que no desaparecí, que sigo, que, a pesar de estar más ausente, estoy, que 10denoviembre sigue siendo mi casa, y que espero volver a postear más seguido. No sé si pasará, no puedo prometerlo, pero lo intentaré.

Tengo ideas (algunas) y películas para ver y criticar. Sólo falta un poquito, ese ingrediente extra de voluntad o lo que sea que me está faltando.

Estoy bien, la casa está en orden, y, si bien no hay nada que me impida hacerlo, extraño postear. Extraño decir cosas, hablar de las cosas que me gustan, y expresarlas de alguna forma que me guste a mí también (escribo tanto para mí como para los demás).

Espero volver pronto. Espero que siga alguien del otro lado, con algo de ganas de leerme...

Comentarios

andal13 dijo…
Ay, qué vagos que estamos... El plural no es mayestático, en este caso, sino que abarca a variossss bloggerssss... Me pasa eso de tener ideas, pero mis dedos se niegan a pulsar las teclas (¿Las teclas se pulsan?) Bueno, capaz que se nos pasa...

;-)
Phil dijo…
Pero podría ser peor.
Fíjese que si Blogger fuese estatal, para postear habría que hacer cola, sacar número, presentar los formularios adecuados, pagar timbres y aranceles, etc.
Martín dijo…
Andrea: es un mal común. Será un virus?

Phil: no sé si es el chiste adecuado para hacerle a un funcionario público, jajajaj.

(estuvo muy bueno)

Entradas populares