Crítica: (500) Days of Summer

Estaciones

Una de las cosas interesantes de "(500) Days of Summer", es que, como dice el narrador al principio, no es una historia de amor. Esto contrasta con lo habitual, esas películas que empezamos a ver ya previendo el final.

Acá se cuenta una relación más en la vida del protagonista (y de la muchacha objeto de su afecto), aunque Tom sienta que en esta le va la vida. Y este enfoque está muy bien, porque la realidad de la milanesa es que, la mayoría de las relaciones románticas que tenemos en nuestra vida, terminan en la nada.

Contada en desorden, pero un desorden funcional a la historia, que nos hace verla de una forma diferente, con una perspectiva interesante, tratando, asimismo, de no perder el hilo, "(500) Días..." es una película original.

Joseph Gordon-Levitt es, sin dudas, uno de los actores más interesantes de su generación, y aquí realiza un trabajo impecable, mientras que Zooey Deschanel irradia algo mágico, difícil de describir, pero también es un claro ejemplo del poder destructor de las mujeres... uno perfectamente puede creerla capaz de destrozar un corazón sin siquiera proponérselo.

Se trata de una película independiente, pero no de fórmula indie (que las hay), sino simplemente libre, que busca formas creativas de contar la historia, pero no trata de llamar la atención sobre sí misma (un mal de moda en cierto cine independiente).

De esta manera, permite conectar con el protagonista, compartir sus éxitos y fracasos, reírse y conmoverse con las alegrías y desventuras.

En cierta forma, además, se trata de una película enormemente honesta respecto a las relaciones y lo que causan en sus protagonistas, en la que se transmiten sentimientos auténticos, en comparación con tanto producto prefabricado. Para esto, es importante también destacar, la banda sonora, que es excelente.

Posiblemente el mayor problema sea el final (a continuación se revelan detalles del argumento),
que es innecesariamente optimista. Quizás, por una vez, hubiese estado mejor dejar el simbolismo y el destino de lado. Optar por una opción un poco menos feliz, hubiese sido más valiente, pero admito que es opinable.

Una película sobre el amor, pero no una historia de amor. Un buen hallazgo.

[***1/2 / *****]

Comentarios

FeR dijo…
Hermosa pelicula, totalmente adorable. En desacuerdo con tu opinión del final, puede ser optimista si, pero pq queres verlo asi, puede no serlo. Además deja esa cosa de, "cuando va a llegar mi otoño?", me gusta :D

Besotess
andal13 dijo…
Ah, qué buena recomendación; me la anoto.

Esta tarde veré "Hace mucho que te quiero", que me la recomendaron muchísimo, y además me encanta la Scott-Thomas.

Entradas populares