martes, junio 29, 2010

Crítica: Criatura de la noche

Silencio. Nieve. Sangre. Silencio.

"Criatura de la noche" - "Låt den rätte komma in". Esta película sueca, inspirada en un (estupendo) libro, se presenta como algo excepcional, fuera totalmente de lo común.

Para quienes estén acostumbrados a los tiempos del cine hollywoodense, "Criatura de la noche" puede resultar una experiencia frustrante, poco dinámica. Y sin embargo, se trata de una de las propuestas más originales, atrapantes y cautivadoras del cine de terror de los últimos tiempos.

En el centro de la historia, Oskar, un niño de doce años que actúa, siente y sufre como un niño de doce años. El mundo de Oskar es uno de miedos y violencia, y esto no tiene nada que ver con los vampiros.

Por el otro lado, Eli (una brillante actuación de la niña Leandersson). Ella es el sufrimiento personificado, el peso de años y años de una maldición, pero, al mismo tiempo, son sólo doce años... aunque lleve mucho tiempo teniéndolos.

"Criatura de la noche" es una película de terror, sí, pero no está construida en base a golpes de efecto, ni mutilaciones en primerísimo primer plano. Es también una historia romántica, con una idea del romanticismo que sólo dos nenes de doce años pueden experimentar. Y no hay discursos grandilocuentes, estúpidas declaraciones de amor, ni momentos "emo".

El film es pura atmósfera, con días mucho más cortos que las noches invernales de Suecia; la caída de la nieve, que cubre las huellas y silencia los pasos; y la melancolía que tienen los habitantes de ese mundo, de vivir como no les queda más remedio vivir.

Catalogar esta historia como "una de vampiros" es caer en una simplificación imperdonable. Es mucho más que eso.

Llena de silencios mucho más valiosos que cualquier diálogo de película de vampiros adolescentes que ande en la vuelta, visualmente muy lograda, cargada de pequeñas imágenes llenas de significado, y muy bien actuada y dirigida, "Criatura de la noche" es una de las películas de terror más interesantes de los últimos tiempos.

Imperdible.

[**** / *****]

lunes, junio 28, 2010

Trailer: Harry Potter and the Deathly Hallows

OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG! OMG!



*les recomiendo hacer click en el ícono de ver en HD. La definición que tiene esa página es excelente.

domingo, junio 27, 2010

Crítica: Karate Kid (2010)

Versión 2.0

Hoy en día nos llenan de remakes, sin sentido, mediocres, sin alma, y uno se termina preguntando para qué, cuál es el propósito. ¿Por qué ver nuevamente una historia que ya se contó, y además se contó bien?

En general, estas remakes surgen de la ambición por el dinero: hay que arrancar una vez más una historia, para poder exprimirla un poco más. Con ese punto de partida, muchas veces nos encontramos con películas muy inferiores a la original, que no dicen nada nuevo, y sólo manchan el legado de esa que fue objeto de culto (en los mejores casos terminan ignoradas).

Afortunadamente, este no es el caso.

Sí, la historia que se cuenta, el eje central, es la misma, casi calcada. Y sin embargo, la nueva versión de Karate Kid se puede disfrutar porque tiene alma propia.

Todo reposa en los hombros de Jaden Smith y Jackie Chan. El nene hace un trabajo estupendo, refleja el dolor, la angustia, y tiene, además, un manejo adecuado en los momentos más divertidos. Una escena, en particular, en la que él mira bailar a la chica que le gusta, sorprende por su capacidad de transmitir tanto.

Jackie Chan está excelente. No es tarea fácil llenar los zapatos de Pat Morita. El Sr. Han de Chan es, quizá, más serio que Miyagi (sorpresa, Jackie en un papel más dramático de los que nos tiene acostumbrados), pero tiene el mismo corazón. Chan se muestra vulnerable cuando es necesario, y brinda una de sus mejores actuaciones. Ojalá a fin de año, se lleve algún reconocimiento.

Aquí el drama se traslada a China, y ese cambio le hace bien a la película, porque acentúa el concepto de desarraigo de la original, además de brindar un marco visual impresionante, que el director sabe aprovechar.

Se cuenta la historia con un ritmo interesante, se le da a los personajes tiempo para redondearse y vincularse, y hay pequeñas subtramas que le brindan color, sin hacerla nunca pesada ni derivativa.

En las peleas, el pulso del director no tiembla, y son espectaculares, duelen. Mucho más de lo que dolían las peleas de las otras.

Esta nueva versión de Karate Kid, quizá no tenga karate (lo que se pelea es kung fu), pero sí tiene corazón, tiene momentos extremadamente disfrutables (para aplaudir y celebrar), tiene muy buenas actuaciones y se pasa volando.

Si las nuevas generaciones deciden que éste es su nuevo Karate Kid, que así sea.

Muy recomendable.

[**** / *****]

sábado, junio 26, 2010

Dos de mis cosas favoritas...

Este video de la banda "One night only" tiene a Emma y a otro pibe (?) de protagonistas, en un claro homenaje a una película de Disney. El cuentito transcurre en una Nueva York no tan idealizada, sino más bien la que no se ve, o la que se ve desde otra óptica (la de los personajes protagónicos).

Está muy lindo, y es de esos que, cuando uno lo termina de ver, después quiere repetirlo, porque, como película de Shyamalan, viene con giro (homenaje a Disney) al final.

El tema se llama "Say you don't want it". Espero que les guste.


A propósito de Emma, esta semana está yendo al festival musical de Glastonbury, y me pareció una idea linda compartir imágenes con ustedes =)




domingo, junio 20, 2010

Crítica: Toy Story 3

Juguetes en fuga

"Toy Story", "Bichos", "Toy Story 2", "Monsters Inc.", "Buscando a Nemo", "Los Increíbles", "Cars", "Ratatouille", "Wall·e", "Up"... en algún momento la gente de Pixar tiene que cometer algún error, porque después de diez películas entre lo bueno y lo brillante, no se puede seguir en la cima, ¿o sí?

"Toy Story 3" demuestra que terceras partes también pueden ser buenas, es más, pueden ser geniales.

¿Cómo se consigue eso? A través de el cambio de circunstancias, el guión opta por no caer en el truco de repetir la historia anterior, sólo conservando la esencia, a través de una nueva búsqueda por conectar con el espectador, por intermedio de los personajes.

"Toy Story" es una serie que se centra en estos juguetes, en lo que transmiten. Esta tercera entrega es quizás menos deslumbrante en lo visual que algunas de las películas anteriores de la compañía (sin que por eso dejen de haber momentos impactantes), pero el eje está en Woody y su grupo de compañeros juguetes.

La historia le debe mucho a las películas de grandes escapes, y es tremendamente dinámica y entretenida. Todo funciona.

Pero, por sobre todas las cosas, lo que más importa es la emoción, la capacidad de hacernos sentir, conectar, tanto con los juguetes como con los humanos. No hay un esfuerzo manipulador, no hay facilismos ni arbitrariedades, es la vida misma, su ciclo, sus etapas, la realidad, la que hace de "Toy Story 3" una película emocionante, que, a todas luces, es mucho más para grandes que para chicos.

Sólida, como sólo Pixar puede ofrecer, "Toy Story 3" consigue todo lo que se propone, y evita dejar cabos sueltos. Candidata segura a estar entre las 10 nominadas al Oscar a mejor película, pero sobre todo a ingresar en la videoteca de muchos.

Un nuevo clásico. Una oportunidad para emocionarse, divertirse, y salir del cine con una lágrima y una sonrisa juntas.

[****1/2 / *****]

P.D.: imperdible el corto animado que precede a la película. La verdad, impresionante. Ah, otra cosa, la versión en inglés con subtítulos es altamente recomendable.

lunes, junio 14, 2010

Crítica: The lovely bones (Desde mi cielo)

En el medio

"The lovely bones" es una película que trata un tema difícil, complejo: la vida después de la muerte. Esto se puede leer de dos formas, ya sea lo que hay para quienes mueren, después de sobrevenido el acto fatal, y también como la vida de quienes les sobreviven.

En este contexto, se cuenta la historia de Susie Salmon, que narra lo que le sucedió antes y después de esa noche en que su vecino la asesinó.

Existe una dificultad inherente a manejarse en planos de realidades tan distintos, y Peter Jackson busca manejar el contraste entre ambas, permitiéndose, al principio, mezclarlas un poco, para luego diferenciarlas completamente.

Así, presenta un mundo después de la muerte, que posee un gran atractivo visual, que se mantiene en un equilibrio entre real e irreal, fantástico, pero palpable.

El argumento es interesante, aunque trata de manejar dos o tres hilos, lo que le impide centrarse demasiado. Por momentos, el aspecto familiar de los Salmon se resiente, y se nota. Asimismo, la resolución resulta un poco anticlimáctica y simplista, y requiere de un esfuerzo mayor del “suspension of disbelief” que el resto de la historia.

Visualmente muy atractiva, la película maneja una estética setentista para las escenas del mundo cotidiano, y una paleta saturada para el mundo fantástico, que tienen algunos puntos de contacto en ciertas escenas. En este sentido, se trata de una obra muy bien realizada.

El otro punto fuerte viene por el lado de dos de sus actuaciones centrales. Saorsie Ronan reafirma lo demostrado en “Atonement”, y su papel de Susie es exactamente lo que la película necesita. Stanley Tucci presenta una actuación brillante, que se encuentra dentro de las mejores del año pasado. El nivel de violencia, aún cuando no está haciendo nada, que transmite su personaje, es brutal. El resto del elenco va de lo muy bueno (Susan Sarandon) a lo aceptable (Mark Whalberg).

En definitiva, la película se ve muy bien, y tiene dos actuaciones por encima de la media, genera mayormente empatía y momentos de genuina tensión, pero dista de ser una obra perfecta, de terminar de conectar con el público.

[*** / *****]

sábado, junio 12, 2010

Ausencia



Dormir esa noche fue terriblemente difícil. Quedaba aún en la cama, una especie de presencia fantasmal, como si ella no se hubiera ido del todo.

Era inquietante, perturbador, opresivo.

Pensaba que tan sólo unas horas antes todo era perfecto, que se encontraba peligrosamente cerca de la felicidad absoluta... Ahora, ese peligro estaba muy lejos.

Lo acosaban imágenes, olores, sensaciones varias. La irrealidad se mezclaba con el peso de los hechos, irrefutables, inescapables.

El otro lado de la cama era una especie de agujero negro, su fuerza de gravedad de una potencia tal, que no se podía ignorar...


A la mañana, sus ojeras eran notorias, al punto tal que se vio en el espejo y no tuvo más remedio que sonreír lacónicamente.

Era el comienzo de una nueva etapa. En realidad no, era más bien el final de una, una que le dolía dejar atrás.

El dolor le aprisionaba la garganta y dificultaba la respiración.

Ahora tendría que vivir (sobrevivir) sin ella.

miércoles, junio 09, 2010

Mundial!!!

Sí, vamos. Todos imaginarán que no soy el más futbolero de los bloggers, porque de ese deporte hablo poco y nada. La verdad es que me gusta el fútbol, lo suficiente como para ver cuando juega mi cuadro, y cuando juega la selección, pero no como para mirar partidos de ligas extranjeras. Ni que hablar de jugarlo.

Pero bueno, cada 4 años se produce este evento, que reúne a las selecciones de fútbol más importantes del mundo, y en algunas de esas ocasiones (en pocas, seamos sinceros), está la de Uruguay.

Ni ahí que me voy a subir a corrientes exitistas ni mucho menos. Y la verdad que no me importa mucho si a la selección le va bien o no. Sí, claro, en el improbable caso de salir campeones voy a festejar, pero no creo que ocurra. Además, tengo, como siempre, algún favorito extra (Holanda, que nunca gana). Pero, como les decía, no me quita mucho el sueño.

Pero bueno, el mundial es inescapable. Está en todos lados, y por más que uno lo trate de ignorarlo, sigue ahí, omnipresente.

Por eso, les propongo un sencillo ejercicio...

A continuación voy a postear dos canciones relacionadas con el asunto. Una es un temazo, musicalmente impecable, agradable al oído, y que llega. En el otro, por momentos parece que estuvieran torturando a un gato o algún otro felino.

¿Adivinan?





Más allá del humor, me pregunto: ¿qué tiene el tema del mundial del 90, que no tiene ningún otro? Todos a quienes he preguntado, coinciden que es el mejor de todos. ¿Alguien no está de acuerdo? ¿Es nostalgia? ¿Qué es?

Bueno, por último los dejo con un mensaje de esperanza: trataré de que este blog sea un lugar donde el fútbol se tome un respiro. Veremos que tan bien me sale...

lunes, junio 07, 2010

19 de noviembre???!!!

En los MTV Movie Awards (no me voy a detener en ellos, porque la votación fue, casi completamente, lamentable) se estrenó un nuevo trailer de HP DH, cuya primera parte sale en noviembre.

La primera versión que puse era de calidad bastante pobre, pero ahora hay de mejor definición. El link viene de Trailer Addict, para que no lo bajen como los de Youtube. Definitivamente hay un montón de cosillas interesantes para my fellow Potterheads.

Así que, sin más preámbulo: Deathly Hallows!



Can't. F*cking. Wait.

martes, junio 01, 2010

Vas al comedor? Abrigate!

Así queda el agua que sale en la pileta del baño de casa

Algo hicimos mal los montevideanos (¿los uruguayos?). No sé si será que canchereamos porque estamos pegados a Brasil, o será que simplemente nos convencimos a nosotros mismos que no nos da el presupuesto (algo típicamente nuestro), pero cuando nos pusimos a diseñar nuestras casas/apartamentos, nos olvidamos del invierno.

El año pasado (¿conté esto ya?, porque mi memoria es bastante mala) estaba reunido con unos amigos. En esa reunión, había una chica danesa, amiga de una amiga. Nos pusimos a conversar entre todos sobre el clima. Obviamente, los escandinavos y afines, tienen inviernos considerablemente más fríos que los uruguayos (estamos hablando de temperaturas bajo cero, cosa que acá pasa unos pocos días en el invierno, y nunca tan por debajo), y la muchacha en cuestión dijo algo como: "Sí, allá hace más frío, pero acá hace más frío ADENTRO".

El domingo me encontré con una amiga americana (en el sentido de "estadounidense") y me confirmó lo anteriormente expresado: es notorio que acá, nadie pensó en el invierno.

Nunca estuve en Dinamarca (ni en Noruega, ni en Suecia) pero en enero estuve en Nueva York, con una temperatura que andaba en el entorno de los cero grados ("ni frío ni calor", como dice el dicho, valga la redundancia redundante), y cuando estaba en la casa de mi amiga Mari, estaba cómodo con un buzo y sin preocuparme.

Para ponerlo en perspectiva, en este momento siento más frío, sentado en mi cuarto escribiendo, de lo que sentí allá, en pleno invierno.

El sábado en la noche nos reunimos con amigos a jugar a las cartas y comer alguna cosa. Si hay algo más uruguayo que eso, es la conversación que se dio después: estufa a leña vs. otros medios de calefacción. Sí, hay muchos amantes de la famosa estufita a leña (¿a quién no le gusta acercarse al fuego a calentarse las manos, ver la leña prendida, regocijarse con el fuego?).

Sin embargo, permítanme decirles, si nos quedamos sólo con eso, nos estamos perdiendo del bosque por mirar el árbol (prendido fuego).

Señores, la estufa a leña será muy linda, pero si te vas al otro cuarto, te cagás de frío (disculpen la expresión poco académica). Los uruguayos no nos dimos cuenta que pasar frío en la casa propia es ridículo, y a nadie en un país medianamente civilizado, se le ocurre semejante cosa. ¡¿En qué estábamos pensando?!

Iba a buscar una forma linda de cerrar el post, pero me estoy congelando, así que me voy a buscar mi bolsa de agua caliente. Como dijera Leonette: "¡Abríguense!".

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails