Verdad, innecesaria verdad

Dejé de poder mentir. Ok, no, eso es mentira. Sigo mintiendo, no voy a afirmar que no lo hago. La gran mayoría de la gente lo hace (House dice que todos lo hacemos) cada tanto, al menos, y yo pienso seguir haciéndolo cuando lo crea debidamente justificado (tampoco da para la mitomanía).

Decía, entonces, que dejé de mentir en ciertas circunstancias, sobre ciertas cosas. O, mejor dicho, sobre una cosa en particular: dejé de mentir cuando me gusta alguien.

Quizás, incluso, decir que antes mentía, sería técnicamente un error, y lo que hago ahora no es "no mentir", sino que, más bien, digo la verdad.

O sea, en resumidas cuentas, de un tiempo a esta parte, cuando una chica me gusta, tiendo a decírselo. Directamente.

Hay varias consideraciones a tomar a partir de eso, pero voy a empezar con la primera y más obvia observación: no, no me funciona; no me ha servido para absolutamente nada.

Habiendo ya salido de la cuestión anecdótica, podemos dedicarnos a la cuestión más de fondo: ¿por qué lo hago?

Instintivamente (e ignorando lo que mencioné en el anteúltimo párrafo), uno podría pensar que lo que estoy tratando de lograr es no perderme oportunidades por no decir lo que me pasa. Sería razonable, sí, hasta que uno toma nota de que la única vez que me perdí algo por no hablar, fue con la chica que me gustaba en primer año de liceo, Manuela (sí, al comienzo de mi adolescencia, la chica que me gustaba tenía por nombre un eufemismo de "masturbación", me doy cuenta de las implicaciones, thankyouverymuch).

Entonces, como les decía, no sé bien a qué viene la cosa. A lo mejor, el exceso de cadenas de correos con frases como "de lo único que me arrepiento es de las cosas que no hice". Odiaría pensar que mi filosofía de vida (aunque inconsciente) esté dictada por el mismo medio en el que llegan las ilusiones ópticas y las teorías conspirativas sobre cómo el bicarbonato de sodio cura el cáncer, pero alguien (¿las farmacéuticas?, ¿los servicios de salud?, ¿el gobierno?) nos lo oculta.

Y así llegamos a esto de hoy, conmigo diciendo verdades que ninguna chica quiere escuchar. Ojo: a lo mejor es que no es el método correcto. Tengo una amiga que dice que el hombre no debe ser así, no debe regalarse y ser fácil, debe seducir con la intriga. Yo no logro comprenderlo. No logro entender qué mente enferma (salvo quizás la de Arjona) puede preferir que no le digan la verdad respecto a si otra persona se siente atraída hacia uno.

Ya quisiera yo que, si alguna señorita siente algo por mí (cualquiera sea el motivo, no la vamos a juzgar mal por ese error), me lo dijera. Si la atracción es mutua, genial. Podríamso salir y ver qué pasa. Si no lo es, y bueno, ella podrá buscar alguien mejor (ni que fuera tan difícil) y yo seguiría mi búsqueda por otro lado.

No entiendo cómo a alguien, el histeriqueo, el no saber, el "¿le gusto?", le puede parecer simpático. En ese sentido, estoy cerca de Sheldon Cooper: quiero saber cómo se hace el truco de magia. No me gusta no saber.

No sé, tal vez esta postura de decir lo que siento, no me dure demasiado, y vuelva a mi versión anterior, más tímida, con menos rechazos que ahora.

Pero, mientras tanto, seguiremos en la línea de la honestidad brutal... al pedo, por supuesto.

Comentarios

Molly dijo…
Uuuuuuhhhhh, been there!
Buen post. Acá tengo una primera vez para ti: es la primera vez que me alegro de haber esperado a terminar de leer para ir a buscar helado. De no haberlo hecho, seguro que mi teclado moría en un tsunami de sambayón, producto de la carcajada que me generó lo de Manuela.

Ahora si. Soy absolutamente anti-histeriqueo. Me niego. No puedo comprender cómo alguien puede soportar el concepto siquiera. "Si, me gusta mucho y me parece que yo también le gusto, entonces voy a hacer como que no me gusta para gustarle más"... WHAAAAAAAT? No, seriously, what??
¿A quién se le ocurre? ¿Nadie pensó, en esa teoría maravillosa, que si a los dos les gusta el otro, ambos van a simular que no? Así, como mínimo, van a perder tiempo.

Y si resulta que no le gustás, ya fue. A alguien le vas a gustar, y capaz que no te gusta. Y si se da la casualidad de que ambos se gustan al mismo tiempo, a darle. Pero en los tres casos te evitaste las mentiras (de cualquier color), las vueltas y el histeriqueo.

En resumen: dejense de joder.
Remy dijo…
DEACUERDISIMOOOO!!!!
(lamento mucho lo de manuela che.. no lo de que no le hayas dicho, sino el que si algun amigo lo llego a saber, como te habra jodido!)

pero en serio che.. es una estupidez eso de toda esa jugada que hay que hacer antes de "encararse" a alguien.. es estupido y como dice molly, una perdida de tiempo.. que te va a gustar mas alguien por hacer todos esos jueguitos?? y que culpa tenemos los que: no sabemos como?/no no da para hacerlo?

y por favor, decime como carajo hiciste para poder empezar a decir las cosas asi no mas como tal cosa... yo por mi parte nunca fui capaz de hacerlo.. ni siquiera es que llegue a travez de un esfuerzo enoooorme a hacerlo.. no nunca llegue a hacerlo PUNTO..

la verdad me parece una buena forma de actuar.. debrias mantenerla.. en serio.. quien sabe? capaz algun dia se lo decis a alguien que piensa igual que vos (sobre la idiotez de las vueltas que da la gente), y le encanta que seas tan directo..
andal13 dijo…
Basta de histeriqueos; es terrible perder una oportunidad por no animarse a encarar... y es terrible que que el otro de tan por asumida la negación, que no se anime a intentarlo.
Martín dijo…
Molly: always glad to make you laugh :D

Totalmente de acuerdo con todo lo expresado (abarco todo, porque era un comment re largo).

Remy: en aquella época, éramos tan inocentes, que ni a mí ni a mis amigos se nos ocurrió jorobar con el nombre de la muchacha, je.

¿Cómo hice? No sé, supongo que llegué a un momento de mi vida en el que ya todas esas pelotudeces me parecen, justamente, pelotudas.

Ah, sí, me rompieron mal el corazón el año pasado... supongo que después de eso, que te reboten no parece tan grave.

Ojalá te sirva y ojalá nos salga algo =)

Andrea: sí, pero, como te decía, tampoco es que me haya perdido tantas... :P

Igual es mejor dejar de dar vueltas.
andal13 dijo…
Con perder una, a veces alcanza...

Entradas populares