The sky is falling!

Así es la cosa. El mundo se cae (supuestamente) a pedazos, liderado por un quiebre de bancos (yo esto ya lo viví) y casas de inversión. Esta vez es en EEUU, donde la crisis de valor de las viviendas, los préstamos e hipotecas incobrables, generaron un pozo del tamaño de Alaska (no es una referencia a Sarah Palin).

Defensores de la Escuela de Chicago, genios ellos, decidieron en su momento sacar de en medio todos los controles sobre las casas de inversión. Wall Street funciona así, los bancos funcionan así, y todo se va al cuerno así.

La verdad es que, sin controles por parte del Estado, el sistema no funciona. La codicia lleva a riesgos innecesarios, y apostar con la plata de los demás siempre es más fácil que con la propia. El Estado es un instrumento creado para la protección de los intereses de todos, para el bien común, y aquellos que viven presentándolo como un obstáculo, deberían recordarlo.

Ahora el presidente (un tipo diplomado en negocios en Yale, enserio, aunque verlo explicar el problema parezca indicar lo contrario) pide de rodillas al congreso (ok, él lo hizo metafóricamente, pero hubo uno que lo hizo literalmente... búsquenlo, no miento) que le apruebe un paquete de ayuda de U$S 700.000.000.000, setecientos mil millones de dólares (los ceros están puestos para dar una idea cabal de cuánta plata estamos hablando).

Claro, la propuesta original del gobierno de tres páginas (enserio, TRES páginas), no incluía ningún tipo de posibilidad de contralor administrativo o judicial del destino de los fondos. Es otra vez lo mismo, un cheque en blanco para quienes fueron irresponsables (el comentario puede funcionar en dos vías, tanto para Wall Street como para Bush - por más referencias buscar "Irak").

Y fue muy gracioso hoy en la mañana, despertarme escuchando algunos alarmistas (lo digo principalmente por vos, el que habló en "Las cosas en su sitio") implorando que manden el dinero, criticando a quienes votaron en contra, tratándolos de "electoralistas". Claro, porque darle un cheque en blanco a esa gente (lamento repetirme) es una idea incuestionablemente buena. Todo esto, a 40 días de una elección.

La crisis puede ser jorobada, e indudablemente se va a hacer sentir. Cómo? Bueno, hay varias posibilidades, y algunos resultados hipotéticos son malos (pérdida de valor de los bonos de naciones emergentes - léase Uruguay-, aumento en concordancia del "riesgo país", baja del precio de las exportaciones), y otros son buenos (baja del petróleo, baja de la presión inflacionaria).

Todavía es muy pronto para saber, igual, cuál va a ser el resultado de todo esto. Pero ojo, hoy Wall Street tuvo una recuperación. El título del post es alarmista, pero la verdad es otra. No está nada dicho aún.

Así que, mientras el mundo siga andando... nos leemos.

Comentarios

FeR dijo…
No te tenía con la economía...
No soy de estas cosas. Asi que no esperes post inteligente.
Bastante que lo lei hasta el final.
Kisses
Martín dijo…
Yo tampoco me tenía. No sé qué bicho me picó.

Gracias por leerlo y comentar.
Besos.
Ahora comprendo un poquito más. 700.000.000.000, es increíble. Yo creo que no habría que pagarles más la deuda externa. jajaja

Un beso!
Martín dijo…
Nova: me alegro de ser de ayuda... jaja.

Entradas populares