10denoviembre va al teatro: Gorda

Es la naturaleza humana*

"Gorda" de Neil LaBute es una obra acerca de los prejuicios y el amor.

Lo que en otro contexto sería el cuento de una historia de amor no tradicional, acá es una reflexión sobre lo superficial y la importancia que se le da a lo mismo.

Es interesante ver cómo la obra juega con la complicidad del público, haciéndolo reírse de los comentarios graciosos y de las situaciones graciosas, para ir de a poco poniéndolo en otro lugar, apuntando el dedo.

Porque el protagonista de la obra, que es Tomás (Álvaro Armand Ugón) es con quien el público primero se identifica, con quien crea una alianza. Pero con el transcurso de la obra, el personaje de Helena (Nair Suárez) empieza a generar las mayores simpatías.

Esto porque ciertas actitudes un poco chocantes de Helena, se hacen cada vez más bienvenidas. Helena es un soplo de aire fresco, con su humor y su actitud arrolladora. Sí, mucho de lo que ella dice y hace, habla de una autoconciencia importante, y su humor es a veces preocupantemente autoflagelante, pero ese es un aspecto más de su encanto, de esa necesidad que va generando en el público de decirle que no importa.

Antes de seguir con el análisis del argumento, quiero mencionar a César Troncoso, que se roba la obra en su papel de Dani, que junto a Tomás hacen una dupla memorable y graciosa y tienen una química genial.

Asimismo, la obra, con unos decorados sencillos, logra hacer mucho, con transiciones interesantes de música y carteles que dan nombre a los distintos segmentos de la historia.

Atención: en las próximas líneas se habla del final de la obra. Se recomienda a quienes no la hayan visto aún, que no lean la parte en blanco.

En la escena final, Tomás y Helena van a la playa con la gente de la empresa, y ahí él tiene que tomar una decisión: ignorar los comentarios de la gente y seguir adelante con Helena, o rendirse ante la sociedad.

Y la decisión que toma es de una cobardía absoluta, pero es el corazón de la historia. Él admite no poder superar esa barrera de la sociedad y confiesa que no puede seguir con ella.

Y así, entonces, con cada uno mirando para otro lado, se termina todo, abruptamente. Sólo el cartel de "Fin" nos avisa que realmente se terminó.

Para quienes vamos a ver una comedia, puede resultar sorprendente, desconcertante. Y sin embargo ese final dice mucho más que la otra posibilidad.

Como decía antes, el escritor nos da la posibilidad antes del final de que queramos a Helena, que nos aliemos a ella, y logra que los chistes sobre su peso (al principio tan graciosos) vayan perdiendo fuerza, que no queramos saber de nada con Julia (Patricia Wolff), la ex que quiere recuperar a Tomás.

Entonces la decisión que él toma se vuelve casi imperdonable, porque sabemos que él, en definitiva, la ama, y ella a él (una de las últimas cosas que ella le dice, respecto a cambiar su figura, es, en ese sentido, una de las declaraciones de amor más fuertes que puede haber).

En ese final suena "The blower's daughter", y creí que era yo el único idiota al que le había pasado, pero se me pusieron todos los pelos de punta. Mientras salíamos del teatro, Damián me dijo "Cuando sonó 'The...' me ericé igual que la primera vez que escuché la canción**", así que me sentí menos solo.

Si algo se le puede pedir a una obra es que, al salir de la sala, lo acompañe a uno en su cabeza por unos minutos al menos, que no desaparezca y se vuelva humo, que deje su huella. "Gorda" lo logra, cómodamente (hace ya más de dos horas que la vi, y sigo pensando en ella) porque pone el espejo frente a todos.

Muy recomendable.


P.D.: gracias a Telemedios por poner una entrevista con el protagonista, que despertó mi interés en la obra, y a mi compañía de cable, por regalar el 2x1 que usé para ir a verla (no nombro la compañía porque no ponen "Universal"... no se lo merecen).

*nobleza obliga: el título de este post está inspirado en lo que dijo Damián cuando volvíamos de ver la obra.
**en la película "Closer"


Comentarios

FeR dijo…
Había escuchado criticas muy buenas de esta obra, pero nunca sabes.
Ahora que un crítico (ok, amateur) de mi confianza :) (dadas las coincidencias en la mayoría de las peliculas)la recomienda, lo voy a tener que pensar. Yo no tengo el 2x1 :( . Pero mi cable si tiene Universal :P

Kisses
Martín dijo…
Fer: te envidio por lo de Universal.

Gracias por lo de la confianza! *blushes*

Besos
Peter Parker dijo…
No soy muy del teatro... casi nada.Lo último que vi fue "Tosca" y no es teatro ni tan gorda.

Después de ver la obra, ¿se fueron con tu amigo Damián a comer a Mac Donalds o a la Vegetariana?

Saludos.
Martín dijo…
Peter: no, yo tampoco soy muy del teatro. Fui, como dije, porque me interesó la entrevista de Telemedios, y por el 2x1.

A McDonald's, definitivamente (true story).

Nos leemos.
TELEMEDIOS dijo…
Me alegra Martín que mi entrevista haya servido para algo y que te haya gustado la obra (y gracias por linkearla ;)).

Igual te faltó poner lo mejor de la obra, el final con Paty Wolf en tanga es memorable..:P

Abrazoooo

PD: No puedo creer que siga existiendo La Vegetariana.
Martín dijo…
Telemedios: no hay problema!

Jaja, no puse lo del final porque me pareció que, después de hacer toda una argumentación en contra de la actitud prejuiciosa de los personajes, iba a sonar contradictorio (no lo es, pero quedaba mal).

No sé si existe todavía La Vegetariana. Nunca entré a ninguno de los locales... jaja.
cucharita dijo…
Ya te gustó lo de la tabula rasa...
Martín dijo…
Cucharita: jaja. No es tan así. Lo he usado ya varias veces en el blog... (por ejemplo el año pasado cuando salió Deathly Hallows).

Es cierto que quedaron dos posts con cosas en blanco juntos, pero eso fue más casualidad que otra cosa.
TELEMEDIOS dijo…
Lo iba a comentar y me olvidé, está gracioso el título del post, me recordó a los cuentos de "Teo" de cuando era chico.
Martín dijo…
Telemedios: tenés razón. No lo había pensado. "Teo va al zoo", tal cual.
Peter Parker dijo…
Como te dije anteriormente, vi Gorda.

Nos gustó mucho la obra y coincido contigo en varios de los puntos escritos en blanco.
Si Helena adelgaza por amor para ser aceptada, entonces deja de ser Helena y se transformaría en otra persona... o lo que es peor, se transformaría en Julia.

Supongo que la escena de la playa rompe con la comedia y salta a la tragedia para que te vayas de la sala meditando sobre la discriminación.

Mientras saboreábamos empanadas de "La Barca", debatíamos sobre la obra. Ñam, ñam ,ñam...

Entradas populares