Crítica: Bastardos sin Gloria

Realidad y realidad cinematográfica

Tarantino juega, en su nueva película "Bastardos sin gloria" con la realidad. En realidad, juega con el cine. Para él, el cine es un mundo en sí mismo, paralelo con la realidad, donde puede haber coincidencias con ésta, o no.

Ese mundo paralelo se rige por sus propias leyes, sobre todo las morales. De ahí que su cine sea calificado de "amoral" (que no "inmoral", que es otra cosa), y en cierta forma lo es, porque no puede evaluarse con los estándares con los que evaluamos la realidad. La realidad cinematográfica, parece decirnos, es otra cosa.

Así es que "Bastardos sin gloria" cuenta una historia absolutamente falsa, con personajes inventados, y otros reales, pero casi tan inventados como los primeros. Así es como se permite (leer bajo riesgo de enterarse del final de la película) matar a Hitler y sus secuaces, en una escena formidable e históricamente 100% inexacta.

Lo que busca Tarantino es crear una sensación de excitación, entretener, que la sangre corra por las venas del espectador, mientras corre por la pantalla. Es cine en su esencia más primaria, porque es cine encerrado sobre sí mismo.

Visualmente, nos remite a otras tantas películas, mientras ciertos guiños (que aparezcan en pantalla los nombres de ciertos personajes, el apelar al flashback, etc.), nos recuerdan que es una película. Pero ese es el punto. El punto es que se trata de una película, y allí juega el director.

Es fundamental notar lo que sucede con la película que se proyecta en el cine. Sí, el actor/"héroe" de la vida real, se conmueve con las imágenes que reflejan la realidad, mientras que por el otro lado, la película que vemos nosotros, nos mueve, de otra forma, a pesar de su lejanía con la misma.

Al final del dia, parece decir Quentin, el cine puede tanto como la realidad, sino mirar lo que pasa cuando arden los rollos de film detrás de la pantalla.

A través de varios hilos narrativos, se construye esta película, que se apoya firmemente en la tensión, el peligro, la sensación de que todo puede perderse en un instante. El impecable trabajo actoral (en especial el de Christoph Waltz, en un papel de villano, que se come la pantalla) nos permite esa inmersión en el mundo de Tarantino.

Una película entretenida, violenta, dinámica, compleja, que quizás no tenga un mensaje moral, pero sí un mensaje cinematográfico: el cine todo lo puede.

[**** / *****]


Nota: se puede encontrar más sobre algunos de estos conceptos en el número de la muy recomendable revista de cine "El Amante", que se ocupa de la película.

Comentarios

andal13 dijo…
Bueno, el Festival de Cine de Montevideo está rindiendo pila, por lo que parece!
;-)

Me gusta la mayoría de las propuestas, pero no tendré tiempo para verlas... (tal vez algunita, nomás).
Mi más insana envidia para todos los que se van a empachar con buen cine.

(Ayer vi "Fuera de menú", que no será gran cosa, pero me divirtió muchísimo).
ace1138 dijo…
A "Bastardos sin gloria" le tengo puesta unas fichitas. Tu comentario me motiva más a verla.

Saludos!
Peter Parker dijo…
Me muero de ganas por verla, pero no la dan todos los días y eso me complica mucho.

Ahora que leí tu comentario (menos el spoiler) me quedo con la sangre en el ojo... como le gusta a Tarantino.
Joker 23 dijo…
Ah, que buen comentario. Como dijo ace1138, mueve para ir a verla.

Saludos
Concha Benitez dijo…
quiero decir una cosa: JOYITA
Estaba con los ovarios por el piso con tarantino, pero la verdad me cerro el orto.. FENOMENO TARANTINO!
gran critica (aplausos)
Martín dijo…
Para todos: gracias por los comments. Espero que la vean. :D
Peter Parker dijo…
Excelente película, de las mejores de Tarantino. En esta abundan los diálogos llenos de tensión y las escenas de acción-violencia-morbo, vienen en cuantagotas.

Entradas populares