Crítica: Wall·E

La magia de Pixar

No puede ser casualidad. Sería demasiado pensar que lo es. Algo tiene que haber... Pixar lleva estrenados 9 largometrajes, y son todos buenos.

Wall·E, el más reciente de ellos, no es sólo bueno, es excelente.

Se trata de un film simplemente maravilloso. Todo es brillante, desde la premisa, pasando por el guión, las "actuaciones", la animación de personajes y escenarios.

En la película hay una mezcla de estilos, hay un poco de romance, algo de acción, una cuota importante de ciencia ficción, elementos de cine mudo, y mucho de crítica social, de opinión sobre el estado de las cosas.

Porque, claro, Wall·E trae consigo toda una reflexión sobre la sociedad moderna, sobre el futuro de la humanidad, la tecnología y las corporaciones. Es, además de una tierna historia de amor cibernético, un llamado de atención.

Nos encontramos ante una historia con pocos, muy pocos diálogos, que no se extrañan para nada. No sólo el protagonista casi no habla, sino que cuenta con expresiones que deberían resultar terriblemente limitadas (se trata, en definitiva, de un robot). Y sin embargo, Wall·E se convierte, automáticamente, en uno de los personajes más queribles de la animación de todos los tiempos.

La belleza de cada cuadro de animación es abrumadora, pero todo está sustentado en una historia excelentemente bien pensada, que dice mucho sin machacar, que tiene algo mesiánico (como lo tiene, por ejemplo, E.T.), que es enorme en su proyección, porque escapa a los confines de la tierra y de la galaxia, pero que es intimista en la medida justa.

La historia de amor entre Wall·E y Eva es, simplemente, preciosa. Creo que debe ser la mejor comedia romántica que he visto en mucho tiempo. ¿Cómo no quererlos? ¿Cómo no conmoverse con las miradas de Wall·E a Eva, y con sus torpes (oh, so close to home) intentos de acercarse?

No quiero dejar de hacer mención a la banda sonora. En una película tan con tan pocos diálogos, es fundamental. Y acá todo funciona estupendamente bien, desde los efectos de sonido (los de los personajes dicen muchísimo sin necesitar palabras) hasta la música, tanto la orquestral (el "score"), como la selección de canciones que acompañan la historia.

Lo dije hace un año con Ratatouille, y lo tengo que decir nuevamente hoy: tenemos acá una de las mejores películas del año.

Absolutamente imperdible.

[****1/2 / *****]

Comentarios

cucharita dijo…
Yy o que no daba ni dos pesos por ella. Habrá que ir a verla.
therealToti dijo…
Ui, me dieron ganas de verla..
yo acabo de volver del cine, vi Sex and the city, para no quedar afuera de las conversaciones y del último grito de la moda. Bastante entretenida.
En fin.
Keep on doing that, me encantan tus movies reviews.
Saludos
Martín dijo…
Cucharita: es Pixar! Hay que tenerles fe.

Toti: hay que estar en la onda, for sure. O sea, no vería Sex and the City ni en pedo. Si lo hiciera, tendrían que revocar mi "man card".

Me alegro que te gusten mis reviews. Trataré de seguir escribiéndolas, then.
andal13 dijo…
¿Sólo la dan doblada al español, Martín?
Martín dijo…
Andrea: si. Las películas de Pixar no vienen nunca en inglés con subtítulos.

La traducción es suficientemente buena como para no incomodar, igual, y los diálogos son bastante escasos...

El mayor problema de las funciones en español: la sala llena de niños.

Se sugiere ir a una función cuanto lo más tarde posible.
andal13 dijo…
Se sugiere mirarla tranquilamente en la casa, en idioma original y sin niños!
Martín dijo…
Andrea: para nada. Hay películas que, por su simple belleza visual, hay que verlas en cine. Esta es una de ellas.
andal13 dijo…
Sí, coincido en líneas generales. Pero si pongo en la balanza lo del doblaje y lo del público, me quedo en casa.
Martín dijo…
Ok, no voy a tratar de convencerte de hacer algo que no querés hacer. Igual te digo que tarde en la noche no hay tantos niños en el cine.
andal13 dijo…
Una cosa que me preocupa (y en serio) es el tema de los doblajes. Entiendo que los niños chiquitos no saben leer aún, pero un niño de más de 7 u 8 años puede leer perfectamente. ¿Cada vez los estamos idiotizando más? Toda mi infancia vi películas "leídas" en el cine, y te juro que no se me cayó nada, ni me traumé... Los actores que doblan la animación, o los que actúan, hacen un gran esfuerzo en darle vida a sus personajes, y no estamos respetando su trabajo, y nos perdemos de escuchar sus voces, su entonación y demás.
Arlequin dijo…
Martín, me encantó tu crítica sobre este film. Coincido en que es una excelente película, que nos lleva fundamentalmente a la autoreflexión.

De hecho, considero que si bien los chicos la pueden disfrutar muchísimo (además de ver una obra inteligente que no los idiotice), es una película para grandes. Existen una serie de aspectos en el film que requieren cierta madurez para entenderlos, como vos bien los mencionás.

Además, Wall•E -a pesar de ser un robot- encarna la humanidad que de a poco nuestra especie va perdiendo. Es curioso, aprende, toma riesgos, es laborioso, le gusta interrelacionarse con otros, tiene miedo, se enamora, etc...

Por último, quiero destacar, que hay una metáfora que me encantó en la peli, y es que Wall•E cuida y regala vida.
Martín dijo…
Arlequín: gracias. Estoy de acuerdo con que es un film para grandes, que los chicos también pueden ver.

Me gusta el análisis que hacés, y me parece súper interesante ese aspecto de cuidar y regalar vida.

De hecho, a medida que Wall·E entra en contacto con los demás, todos empiezan a adquirir una nueva vida, así que el mensaje es claro, y funciona en varios niveles.
Anónimo dijo…
andal13 dijo...
Una cosa que me preocupa (y en serio) es el tema de los doblajes. Entiendo que los niños chiquitos no saben leer aún, pero un niño de más de 7 u 8 años puede leer perfectamente. ¿Cada vez los estamos idiotizando más? Toda mi infancia vi películas "leídas" en el cine, y te juro que no se me cayó nada, ni me traumé... Los actores que doblan la animación, o los que actúan, hacen un gran esfuerzo en darle vida a sus personajes, y no estamos respetando su trabajo, y nos perdemos de escuchar sus voces, su entonación y demás.

1:18 PM

Admito que en los doblajes, en las pelicula se pierde totalmente la actuacion del actor y la emotividad en su palabras, pero en el caso de peliculas para niños, estan enfocadas unicamente y solamente para los niños, y creeme que tu si sufriste cuando de niño no entendias de que hablaban esos dibujitos en la pantalla(subtitulada). No es culpa de nadie que una persona mayor se siente a ver una pelicula hecha para los niños.

Si estas en una sala donde se exhibe sex and the city y hay un niño gritando o haciendo escandalo reclama, si estas en una sala donde se exhibe Wall-e y tu no estas haciendo escandalo , los niños deberian reclamarte a ti.
Martín dijo…
Epa: discrepo totalmente por lo dicho por el comentarista anónimo (o la comentarista anónima?).

Acá no se trata de una película enfocada únicamente para niños. Es más, es una película que no está pensada expresamente para ellos en lo absoluto.

Que sea animada no quiere decir que sea para niños. Eso es un prejuicio totalmente erróneo.

Y aún en las películas para niños, éstos no deberían hacer escándalo (cuando yo fui había unos cuantos, y ninguno lo hizo).
asiergarzia dijo…
aquí en barcelona tengo la suerte de que todas las pelis de pixar y dreamworks las traen en versión original en algunos cines. no me gusta nada el doblaje y menos en este tipo de peliculas, que ponen "famosillos" graciosos, con pesísimos registros, que ni son actores profesionales de doblaje, y quitan toda la personalidad del personaje haciendote pensar todo el rato en el "famosillo"

Entradas populares