lunes, noviembre 29, 2010

Pongámonos serios... o no.

Y... yo qué sé. No era un tipo joven, para nada, y su época de gloria quizás ya había pasado, pero Leslie Nielsen tenía algo, un no sé qué.

El tipo fue actor dramático, serio. Y de repente, un día, lo convocan para actuar en sentido contrario, para parodiar sus personajes anteriores.

Algunos dijeron que era ir contra sí mismo. Él dijo que lo anterior era lo contrario a sí, que en la comedia, la parodia estaba el verdadero Leslie Nielsen.

Su modo de hacer comedia se llama comúnmente "deadpan", y consiste en actuar cada situación, por más ridícula que sea, como si se tratara de algo totalmente serio. Y funcionaba, ¡vaya si funcionaba!

En la comedia, Leslie Nielsen vivió una segunda carrera. Para los que nacimos en los 80s, es un ícono, un actor irreemplazable.

La comedia es la cosa más seria del mundo. Él lo sabía, y a nosotros, nos viene bien recordarlo.

Gracias por las risas, maestro.

sábado, noviembre 27, 2010

Cuestionario Potter

Le robé este cuestionario de HP a una muchacha de su tumblr (estaba al pedo).
Aviso: las preguntas están en inglés, las respuestas... en una mezcla.

List the books in order from your favourite to your least favorite.

Deathly Hallows

Half Blood Prince

Goblet of Fire

Chamber of Secrets

Prisoner of Azkaban

Philosopher’s Stone

Order of the Phoenix


List the movies in order from your favourite to your least favourite.

Deathly Hallows part 1

Order of the Pheonix

Half Blood Prince

Philosopher’s Stone

Prisoner of Azkaban

Chamber of Secrets

Goblet of Fire


Top 5 favourite characters?

Hermione Granger

Albus Dumbledore

Severus Snape

Harry Potter

Luna Lovegood


Five least favourite characters?

No tengo. Los que odio, los odio porque es la idea.


Three favourite spells?

Accio…

Lumos

Wingardium leviosa


Three favourite potions?

Felix Felicis

Polyjuice

Veritaserum


Favorite member of the Golden Trio?

Hermione!


Favorite family?

Weasley


Favorite antagonist?

Draco Malfoy


Favorite death eater?

Bellatrix


Favorite chapters from the books?

The Forest Again... OMG


Favorite magical residence?

Hogwarts


Favorite Diagon Alley shop?

Ollivander’s


Favorite Hogsmeade shop?

Three Broomsticks


Favorite Unforgivable Curse?

Imperius


Favorite mode of wizard transportation?

Apparation


Favorite Weasley?

Ron


Favorite Order member?

Dumbledore


Favorite DA member?

Luna


Favorite pet?

Buckbeak


Favorite Hogwarts professor?

McGonagall (Lupin, cuando enseñaba)


Favorite non-human Hogwarts resident?

Dobby


Favorite Tri-Wizard champion?

Harry


Favorite house elf?

Dobby


Favorite Wizard Sweet?

Chocolate frogs


Favorite couple?

Ron and Hermione


Favorite friendship?

Harry / Luna


Moment that will always make you cry?

The Forest Again


Your patronus would be a ______?

pah... ni idea


What would Amortentia smell like to you?

La playa. La lluvia. El perfume de... (I can think of more than one)


You would use Felix Felicis to ______?

Jugar al cinco de oro... por supuesto!


Ron/Hermione or Harry/Hermione?

Ron/Hermione!!!!!!!!!


James/Lily or Snape/Lily?

James/Lily


Do you think Harry Potter is better than Twilight?

Duh. Pregunta estúpida.


Are you going to go see the Deathly Hallows Pt. 1 in theaters?

Been there, done that.


Do you own all the books/movies?

Las películas no. Estoy en eso (quiero Ultimate Editions, blu ray). Los libros, claro, algunos hasta repetidos.


Have you ever played any of the video games?

Yeah


Don’t they kind of suck?

A mí, los dos primeros me gustaron... porque eran sencillos


Do you think if would be cool to have a pet owl?

No


How about a rat?

Menos


Have you ever listened to the soundtrack?

Claro!


Which house would you want to be in?

Ravenclaw


Do you like Draco?

Como personaje, sí. En la vida real, lo querría matar.


Would you ever enter the Tri-Wizard Tournament?

Ni a palos


Would you keep your money in Gringotts?

Mmmm... con el historial de seguridad que tienen, no sé.


What class would be your favorite?

Charms


Do you think you would enjoy being a witch/wizard?

Más vale!


Favorite movie set?

The Great Hall


Favorite movie scene?

Volando en Buckbeak (PoA)


Favorite scene in the movies not included in the books?

El baile en DH1


Scene you were most disappointed didn’t make it into the movie?

La despedida de Dudley


Death Eaters or Dumbledore’s Army?

Dumbledore’s Army.


Fred or George?

Es lo mismo!


The Ministry of Magic or Gringotts?

Ministry


Sirius or Lupin?

Lupin


Occlumency or Legilimency?

Legilimency


Animagus or metamorphagus?

Metamorphagus


Mermish or Parselmouth?

Parselmouth


Draco or Lucius?

Draco


Peter Pettigrew or Mundungus Fletcher?

Pettigrew


Whomping Willow or flying Ford Anglia?

El auto


Invisibility Cloak or Pensieve?

Invisibility Cloak


Grimmauld Place or the Burrow?

Grimmauld Place


Werewolf or Inferi?

Inferi


Herbology or Care of Magical Creatures?

Care of Magical Creatures


Professor Binns or Professor Umbridge?

Binns (cualquier cosa antes que Umbridge)


Peeves or Nearly Headless Nick?

Nick.


Hippogriff or Thestrals?

Hippogriff


Durmstrang or Beauxbatons?

Beauxbatons


Portkey or Apparition?

Apparition

miércoles, noviembre 24, 2010

La carta

La chica llegó a su casa esa noche, abrió la puerta y prendió la luz. En el suelo había un sobre con su nombre.

Supo, inmediatamente, que era de él. No era por la letra, que dudaba pudiese reconocer, ni por ningún otro signo distintivo, simplemente lo sabía.

Se agachó a levantarlo y lo tomó entre sus manos temblorosas. Por un momento, casi se olvida de cerrar la puerta tras de sí.

Se encaminó a su dormitorio, y una vez allí, se sentó en la cama, con el sobre aún intacto en sus manos.

Contempló el sobre por unos instantes y respiró profundamente.

***

El muchacho volcó su corazón en la carta. Cada palabra, cada renglón, conteniendo un sinfín de sensaciones y sentimientos.

Desde el primer momento en que se vieron a los ojos, hasta la última palabra que se dijeron. El amor que él sentía por ella (cuya profundidad, hasta ese momento, había temido confesar), en negro sobre blanco, inapelable.

Lo único que le pedía era una explicación. Nada más. Necesitaba entender y entenderla, necesitaba el cierre, necesitaba poder comprender cómo para ella todo se había acabado, cómo habían llegado allí.

Su corazón (o lo que quedaba de él) necesitaba respuestas.

***

Con los ojos húmedos, se levantó de la cama. Atravesó el pasillo rumbo al living; la estufa a leña teñía la habitación de color naranja. Allí arrojó ella el sobre... intacto, sin abrir.

martes, noviembre 23, 2010

Tu junto a mí...

"¿Te parece, Al?"

"¡Claro que me parece! Yo tengo ganas, vos tenés ganas..."

"Sí, pero, ¿acá?"

"Escuchame, ¿dónde más? ¿No la pasamos genial hoy acá, dando vueltas?"

"Sí, pero es un medio de transporte, se hacen para pasear, no para... hacerlo."

"A ver, en tu casa está tu viejo. Y todo bien con el vete, eh, muy buena onda, y todo eso, pero me parece que no da. Digo, no sé."

"No, sí, eso es cierto. ¿Y en la tuya?"

"Ya lo discutimos..."

"Sí, ta, tenés razón. Pero no sé. Va a ser medio incómodo. Además, es medio de chica fácil..."

"No jorobes, sabés que no es así lo que siento por vos. Y es nuestra única opción, y no vamos a dejarla acá, me parece..."

"Como que no. Tenés razón."


****Minutos después****


"¡Auch! ¡Pará, pará! Me está matando la espalda."

"¡Pero la gran... no me cortes la inspiración!"

"Dejame ir arriba."

"Bueno, dale, princesa"

"¡Guardate el tonito burlón, conmigo, que se acaba la jodita!"

"¡Perdón! ¡Dale!"


****Un rato después****


"¿Y? No estuvo mal, ¿eh?"

"Estuvo muy bueno, pero me quedó la espalda toda quemada. No sé qué otra opción tendremos, pero en la alfombra mágica, nunca más."


sábado, noviembre 20, 2010

Crítica: Harry Potter and the Deathly Hallows Part 1

De pie, señores

Los lectores de este blog sabrán que, si de algo no soy capaz, es de tener una mirada objetiva sobre HP. Simplemente, durante 9 años (que se cumplen este mes) la creación de J.K. Rowling, ha sido parte de mi vida. Así que, quienes lean, sabrán a qué atenerse.

Lo vengo diciendo desde la quinta película: David Yates entiende a J.K. Rowling, como nadie. Y se nota muchísimo en la pantalla. HP7 (o Harry Potter y las Reliquias de la Muerte Parte 1) tiene absolutamente todo lo necesario para convertirse en la mejor película de la serie hasta ahora.

La decisión de dividir el séptimo libro en dos partes, más allá de la ventaja económica, se ve incuestionable ante la evidencia de esta película. HP (la serie) respira, porque tiene el tiempo necesario para que el desarrollo dramático funcione.

Antes había que elegir si mostrar todo y quedarse fragmentado (GoF) o si omitir partes importantes de la historia, por el bien de la narración (HBP). En esta película ese problema ya no existe, y la historia vive gracias a ello.

Desde la primera imagen, de Hermione a punto de tomar una decisión muy dolorosa, hasta la última, con la sensación que todo está perdido, HP7 está llena de significado, de emociones, de todo eso que Rowling supo crear.

El foco está en los chiquilines, que llevan la película adelante. Daniel Radcliffe logró conectarse con Harry hace ya unas cuantas películas, Rupert Grint amplía el rango de emociones de Ron, que no cumple una función humorística, sino que es un personaje tridimensional, completo. Emma Watson hace un trabajo fantástico, como dije, desde esa primera escena cargada de emotividad. DH es, por varios motivos, un libro en el que Hermione brilla, y Watson cumple excelentemente.

El elenco de adultos está cargados de nombres enormes, que tienen, a veces, unos segundos para hacer su trabajo, y los aprovechan. Ralph Fiennes es un Voldemort más terrorífico que nunca.

La película está llena de momentos de desolación, momentos que no son comunes en una película "tanque" de este estilo. Eso le da más valor aún, porque no muestra miedo a la hora de contar la historia como es debido.

Tres puntos más para destacar. Por un lado, la banda sonora. Si bien anhelaba el regreso de John Williams, su falta no se notó, y Alexandre Desplat demostró por qué es uno de los más famosos compositores hoy en día. Por el otro, la fotografía. HP7 es visualmente espléndida, hermosa. Finalmente, la animación utilizada para contar El Cuento de los Tres Hermanos. Una excelente decisión.

Podría quedarme mucho más, escribiendo por qué HP7 es la mejor de la saga hasta ahora, la más madura, la más exitosa desde todo punto de vista, pero no quiero aburrirlos.

¿Su único problema? Que está incompleta, y faltan 8 meses para ver el final.

Una de las mejores películas del año. Imperdible.

[****1/2 / *****]

miércoles, noviembre 17, 2010

Looking forward

Estuve un poco ausente los últimos tres o cuatro días, y tiene una explicación: el futuro.

Ok, supongo que como explicación es un poco escueta por demás, y no queda demasiado clara. La realidad es que estuve con unas cosas del trabajo, en el que se presentó la oportunidad de concursar para otros puestos un poco más interesantes, y en eso anduve.

Por suerte, salió todo bien, y ahí estamos, con un pie del otro lado (falta que me avisen exactamente cuál va a ser mi destino y cuándo empezaría en el nuevo puesto).

Por supuesto que, puede resultar que me quiera matar en unos meses (mi trabajo de ahora es escaso pero lo disfruto... o lo disfruto porque es escaso, vaya uno a saber) pero, por el momento, me permito celebrar, y compartir esa pequeña victoria con ustedes.

En definitiva, en el aspecto laboral, no tengo claro mi futuro (más que soñar con ciertas metas ridículamente inalcanzables), pero trato de ir dando pasos en la dirección que se sienta correcta. Gracias a la deidad que sea, tengo un trabajo que me da tranquilidad espiritual (en la época en la que empecé el blog, no tenía idea de qué iba a vivir) y el tiempo para ir decidiendo, sin apuros ni desesperación.

Como les decía, el futuro tanto a largo como a corto plazo es una incógnita, y estaría bueno ser de esos que tienen todo planificadito y decidido, pero nunca fue lo mío. ¡Qué se le va a hacer!

*****

En cuestiones más frívolas: en dos días se estrena HP7. =)

Entre el concurso y la película, alcanza para estar contento, por lo menos, hasta la noche del viernes.

¡Nos leemos!

viernes, noviembre 12, 2010

Veneno

Abro la puerta, y las nubes de tormenta acuden a mi llamado mudo, oscureciendo el suelo, segundos antes dorado por la luz del sol. Todo pierde brillo y nitidez.

Bajo mis pasos, el pasto del cantero se vuelve amarillo y sin vida.

Los perros del barrio se dividen en dos: por un lado los más valientes, que me ladran como si en ello les fuera la vida (tal vez así sea) y los que se encogen, sus ojos redondos, temerosos y brillantes.

Algún niño chico me dirige una mirada escondida. Ellos perciben verdades que los demás no. Los adultos no lo comprenderán hasta que sea, ya, demasiado tarde.

Me saludan, y trato de evitar de volver el saludo, salvo cuando es estrictamente necesario, y en esos casos, sin efusividad ninguna. Todavía me pesa lo que pasó, y mi conciencia no me deja olvidarlo.

Siento una voz conocida quejándose sobre mí. "¿Sería tan grave que sonría un poco?". ¡Si supiera!

Una sonrisa, un gesto amistoso, quizás luego un chiste compartido, una charla sobre intereses comunes. Cosas mínimas, intrascendentes. Así empieza todo. Así es el comienzo del fin.

No lo saben, no lo perciben. Soy venenoso. Soy tóxico.

Mejor mantenerse alejados.

miércoles, noviembre 10, 2010

10/11 vol. 5

Había escrito un post sobre este cumpleaños, programado para publicarse en el blog. Y lo borré. Bah, en realidad lo edité. No quiero cosas emocionalmente complejas.

Como es mi fecha, y la que da el nombre al blog, me pareció oportuno responder algunas interrogantes que los lectores pueden tener sobre mí. Aquí van las respuestas a esas grandes preguntas:

2

1

Horrible.

Sí.

No.

Tampoco.

Porque no se me ocurrió otra cosa.

Mmmm... poco.

Sí.

En una fiesta.

En un par de años, con suerte.

Muy importante.

42


Me alegro, entonces, de haber respondido todas esas cosas que los lectores se preguntan. Gracias por pasar! =)

martes, noviembre 09, 2010

El profesor

Llevaba varios minutos viéndolos correr, con sus camisetas blancas pegadas al cuerpo, empapadas de sudor. Algunos habían aflojado el paso. "¡Vamos!" les espetó y palmeó sus enormes manos. "¡Más rápido, que no se viene acá a pasear!". Una mueca de satisfacción se dibujó en su rostro.

"El deporte es salud." les decía siempre, y luego los mandaba a correr. Era un firme convencido en las virtudes del deporte. La ironía era que él pesaba... ¿cuánto? ¿150, 160 kilos? Ya había dejado de pesarse. Mejor era no saberlo.

Pero sus alumnos no. Ellos tenían que correr alrededor del gimnasio hasta caer agotados, hacer deporte, ser saludables.

Claro que, había algunos que no estaban a la altura de las circunstancias. Muchachos débiles, que no entendían la importancia del tema. Sentía un profundo desprecio por ellos.

Esos púberes liceales, hijos de madres seguramente sobreprotectoras, que no comprendían que lo fundamental no eran los "10" en matemáticas o historia... se agitaba de tan solo pensar en eso.

Él estaba allí para demostrarles lo que era importante. De nada valían las súplicas.

El deporte no sólo era salud, también servía para hacer amigos (en su cabeza no cabía la posibilidad de socializar en otro ámbito que no fuera el de una cancha de fútbol o básketbol). "El deporte enseña disciplina, control. Enseña a hacerse hombre" repetía en voz baja, de memoria, mientras los veía aún correr.

En ese momento, en el informativo del mediodía, se hablaba de otro deportista más, suspendido por doping positivo.

Más temprano, cómodamente sentado allí en las gradas, les había enseñado a correr adecuadamente. Levantó una pierna y moviendo solamente el pie, les indicó "¿Ven? Primero apoyan la punta, y después el resto del pie".

Ahora los vía correr, y no entendía cómo algo tan simple, tan elemental, podía escapárseles.

Una vez más los azotó con la lengua. Una vez más ellos apretaron el paso. No todos. Unos pocos (esos que él ya preveía) quedaron rezagados... Ya se encargaría de ellos, ya les haría entender que se esperaba más, y que tendrían la oportunidad de redimirse... en febrero.

Cuando terminó el tiempo, los mandó a las duchas, y se quedó en las gradas a esperar al nuevo grupo de jóvenes a ser moldeados.

Del bolsillo derecho de su pantalón deportivo azul, sacó su celular. Figuraban tres llamadas perdidas de su mujer. La llamó.

"¡Por fin!," exclamó una voz eufórica del otro lado del audífono "Carlos, ¡ganamos la lotería! ¡Somos millonarios!"

****

Horas más tarde, parado sobre esas mismas gradas, el forense diría que, con esas arterias tapadas de grasa, el milagro era que el infarto no hubiese ocurrido antes.

domingo, noviembre 07, 2010

Crítica: Due Date (Todo un parto)

El largo camino a casa

Pareja despareja si las hay, Robert Downey Jr. y Zach Galifianakis participan en esta especie de duelo, en el que uno será el serio y el otro el alocado, pero repartiéndose ambos el humor.

El éxito de la película no radica en la originalidad de su premisa, pero sí en su ejecución. Chistes, hay de todo tipo, crudos y no tanto, y en general funcionan, cosa muy importante para el éxito de la película.

Robert Downey Jr. interpreta a un tipo serio, pero con momentos en los que pierde el control, y hace cosas que no lo hacen sentir demasiado orgulloso. Cumple estupendamente con su papel, y demuestra que, si bien no es fácil ser la mitad más sensata, puede haber un margen importante para sacarle el jugo al papel.

Galifianakis retoma, en gran medida, el personaje que lo llevó a la fama en "¿Qué pasó ayer?". Es difícil saber cuáles son las diferencias entre uno y otro personaje, pero no es importante. Lo importante es que, una vez más, funciona, y logra mantenerse en el lado correcto del límite entre lo muy gracioso y lo irritante.

No hay grandes descubrimientos en esta road trip / odd couple movie (salvo quizás el perro), pero lo que sí se ve es una intención de jugar con las convenciones, releerlas y aprovecharlas, para ofrecer una película inverosímil totalmente, y sin embargo efectiva.

El final es, quizás, uno de sus puntos más flacos, por no terminar con una risa grande, pero no invalidad para nada todo lo anterior.

Es cierto que no llega al nivel de genialidad de su antecesora (la ya mencionada "¿Qué pasó ayer?") pero no por eso, "Todo un parto" deja de ser una sólida comedia, que cumple con lo que promete: divertir.

Recomendable.

[***1/2 / *****]

miércoles, noviembre 03, 2010

Noé posible

Hacía varias semanas que llovía sin parar en todo el mundo. Al principio se habló del calentamiento global, del efecto dañino del hombre sobre la naturaleza, pero ya todos los pronósticos habían sido superados. Lo que pasaba no era algo natural.

Por supuesto que los religiosos fueron los primeros en dar la voz de alerta, y claro, los escépticos, en un primer momento, chasqueaban sus lenguas en señal de desdén por la ignorancia de aquellos. Pero ya no daba para más.

Claramente se trataba de una intervención divina.

Ahí entraron a jugar los pragmáticos. Afirmaban que las disquisiciones de naturaleza teológico-filosófica, podrían ser muy interesantes, pero antes había que sobrevivir, hermano, y para eso había que instrumentar un plan de acción.

Se armó un consejo internacional, que debía resolver el tema en cuestión de tres días (la situación no daba para comisiones que dilataran el proceso). El futuro de la humanidad dependía de una acción inmediata.

La resolución fue la siguiente: dejar que cada gobierno de cada Estado soberano (se armó terrible lío con lo que iba a pasar con Puerto Rico) eligiera un 5% de su población para ser salvada en las arcas construidas a tal efecto, con fondos comunes. Los fondos destinados a cada Estado, serían distribuidos a prorrata por la cantidad de población. Quizás, la medida más democrática de la historia de la humanidad.

El criterio de selección era dejado a cada gobierno ("autodeterminación de los pueblos", que le dicen). Algunos lo eligieron por sorteo, otros buscaron soluciones más ingeniosas...

En Uruguay, el viejito al timón del arca, decidió guiarse por la Constitución, que señala la igualdad de las personas “no reconociéndose otra distinción entre ellas sino la de los talentos o las virtudes”. En realidad, las palabras utilizadas por el Excelentísimo Señor Presidente para la ocasión fueron: “Vamos a hacer lo que puédamos,” (sic) “así que si merecés ser salvado, demostralo, m’ijo”.

La cosa se instrumentó de la siguiente manera: durante el proceso de construcción de las arcas (se fijó un plazo máximo de dos meses, porque después, se calculaba, ya iba a estar todo inundado… los holandeses se ahogaron mucho antes) se procedió a evaluar a los ciudadanos, que tenían que apersonarse a tales efectos, en las nuevas e improvisadas oficinas de la fortaleza del Cerro (bien arriba, porque el agua seguía subiendo) por número de cédula, para que presentaran su argumentación.

En una entrevista no mayor a cinco minutos (los tiempos no daban para más), se debía demostrar talentos y/o virtudes que, a todas luces, indicaran la imperiosa necesidad de contar con esa persona en la nueva sociedad.

A mí me tocó en el día veinticinco.

Delante de mí en la fila, estaba un ingeniero, que (si bien no te lo decían en el momento, por la cara te dabas cuenta) quedó seleccionado, una cocinera que si no quedó pegó en el palo, y un plancha que amenazó al entrevistador con una navaja, y dudo que haya quedado.

Llegó mi turno. Me acerqué al mostrador y le di la cédula al tipo de Identificación Civil.

“¿Nombre?”

Le dije mi nombre mientras me preguntaba para qué me lo pediría, si lo tenía escrito frente a sí.

“¿Edad?”

Respondí, mientras pensaba otra vez lo mismo.

"¿Estado civil?”

“Soltero.”

“¿Hijos?”

“No.”

“Dígame, ¿a qué se dedica?”

“Bueno, yo soy abogado…” La cara del tipo dejó evidenciar una mueca de disgusto. “… pero en realidad no ejerzo, soy más bien bancario.” agregué, procurando (y fracasando estrepitosamente en el intento) remediar mi situación.

“¿Algún talento?” me preguntó, como tirándome un salvavidas, por pura buena voluntad, la de un hombre haciendo un trabajo que no le es grato.

“Bueno, yo…" buscaba algo para decir, desesperadamente "escribo 10denoviembre, un blog…”

Mis ojos conectaron con los del hombre. No hicieron falta más palabras. Extendí la mano, me devolvió la cédula, me di media vuelta, cabizbajo, y me fui, paraguas en mano, a esperar que me tapara el agua.

Crítica: The American (El ocaso de un asesino)

El viejo mundo

La película se llama "The American" (no importa lo que los distribuidores digan) y George Clooney es, realmente, el único americano en la misma. Y no es sólo una cuestión de los actores, detrás de cámaras el talento es europeo, y se nota. "The American" es una cinta con aire europeo, tiempos de cine europeo y silencios claramente no hollywoodenses.

Bañana de una estética y una atmósfera setentosa, la película demuestra que Clooney es un actor preocupado por el cine de épocas pasadas, un actor clásico, que se distingue de muchas estrellas actuales.

Los temas en "The American" han sido tratados infinidad de veces, y ese es quizás su talón de aquiles. Una vez más, se busca generar empatías con un antihéroe que, en su proceso de alejarse de todo lo malo, se encuentra en mayores y mayores problemas. Esa cuestión resulta demasiado formulaica, y no tiene ningún giro distinto e inesperado.

Lo que queda, entonces, es una pieza bien filmada y bien actuada, pero que no logra despertar demasiado interés. Tiene, sí, a su favor, el no caer en las trampas de insertar escenas de acción a troche y moche, para tratar de disimular su falta de ideas, pero tampoco es tanto.

"The American" no es una mala película, ni mucho menos. Pero tampoco es una de esas que, al final del año, uno recuerda con cariño.

Ideal para ver en DVD.

[*** / *****]

martes, noviembre 02, 2010

Breve post nocturno a la llegada de una fiesta

Llegué hace un rato de una fiesta de disfraces. ¡Fui disfrazado!

Ok, truth be told, no fue una cosa que uno dijera "fui reeee disfrazado", pero no es el punto. El punto es que fui y me disfracé (cosa que habitualmente no haría), y participé en una de esas experiencias comunitarias humanas tan socialmente valoradas.

Y para colmo, pasé bien, lo admito, al menos por un rato, hasta que la cantidad de gente fue tal, que se hacía imposible bailar (vamos a considerar la expresión "bailar", referida a mi persona, con un sentido amplio, como un movimiento medianamente rítmico, acompañando la música... sobre eso ya hablé). El calor humano, entonces, pasó a no ser exactamente del que uno busca, y ta, a eso de las cuatro y pico de la mañana, me vine.

Encontré gente del mundo blogger en el mundo real (no pedí autorización para identificar a nadie, así que no digo) y comprobé, una vez más, lo pequeño que es el país.

Creo que llegar y, automáticamente conectarme a internet, es una señal clara de que algo no está bien conmigo... :S

En realidad, les cuento, tengo dos críticas de cine para escribir ("El ocaso de un asesino" y "Machete") gentileza de una tarde de domingo en el Festival de Cine de Montevideo, pero no estoy de ánimo de construir una argumentación coherente sobre las películas, al menos no en este momento (en realidad, y revisando este post antes de publicarlo, veo que no estoy de ánimo para una argumentación coherente sobre nada), así que tendrán que esperar. Sí, yo sé que la espera es insoportablemente eterna, pero es lo que hay.

Quizás el feriado, ayude. Quizás no.

También tengo para leer "The Hitchhiker's Guide to the Galaxy", que me prestó una compañera de trabajo, y está largo, y yo vengo medio lento, así que, tómenselo con calma, y sepan que si no estoy actualizando, es porque estoy tomándome unas merecidas (?) vacaciones mentales por la galaxia.

Bueno, ahora sí, me voy a dormir con la esperanza que, a diferencia de ayer, el teléfono no suene seis veces en la mañana. Todas equivocadas.

Háganme caso: nunca tengan un número de teléfono casi igual al de una mutualista.



P.D.: no, no voy a subir fotos disfrazado. No se molesten en pedir (?)

P.P.D.: es increíble que el corrector ortográfico no me reconozca pila de palabras cuando les agrego el sufijo "mente". Increíble.

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails