lunes, enero 29, 2007

De todo un poco

El sábado no dieron House... ¿por qué? Porque había partido de básquetbol. Así está el país...

La madrugada del domingo fue la final del Abierto de Australia. Viendo a Federer jugar uno no puede sino preguntarse si habrá alguien capaz de superarlo. Cuando juega mal juega bien, y cuando juega bien es inalcanzable. Está a otro nivel. Es como un ser humano distinto al resto.

Le queda ganar Roland Garros. Todavía no ha ganado ahí, y por eso todavía no entró en esa élite de jugadores que han ganado los 4 grand slams (Australia, EEUU, Wimbledon y Roland Garros). De los otros ya tiene 3 de cada uno, y todo parece indicar que piensa seguir sumando.

Por el lado de las mujeres queda claro que no hay nada descollante, salvo Serena Williams. Sharapova (bonita muchacha) es en este momento la número 1, pero alguien con ese saque no puede llegar demasiado lejos... Se extraña la época de oro de Martina Hingis.

Igual es clarísimo que el tenis femenino como espectáculo no alcanza. Le falta fuerza, le falta velocidad.

En fútbol perdió la sub-20 con la de Argentina en forma increíble en el último minuto. Seguimos sin aprender que aun cuando te sirve empatar tenés que jugar a ganar. Y recambiar jugadores cuando están cansados parece una idea interesante para aplicar.

Volviendo a la TV (o no tanto), estoy viendo Heroes. Sí, leyeron bien. La serie americana sensación del año, anunciada para marzo en Universal. Claro, la estoy viendo por Internet.

En principio soy de los que se opone moralmente a piratear películas y eso (no juzgo, pero no lo hago). Pero no tengo ese canal, ni mi cable lo tiene, y por la estupidez de la gente de TCC, que ya me había dejado sin House (que ahora canal 4 suspende por partidos de básquetbol) y ahora me iba a dejar sin otra serie fundamental.

Están los capítulos en Internet. Son para ver sin bajarlos (o sea verlos en el momento), pero, a diferencia de los “bajables”, pesan entre 150 y 200 megas, lo que los hace tolerables para la banda ancha de 3 gigas.


sábado, enero 27, 2007

Informe de TV

Suicidio político

A veces uno tiene que admitir ciertas cosas. Cosas que hacen que ante los ojos de los demás perdamos cierta credibilidad, que nos volvamos un poco más superficiales.

Pero uno debe ser fiel a uno mismo. Si me gusta ver Titanic, si pienso que es una de las mejores películas de la historia, ¿está mal que lo diga simplemente porque no es cool?

La cosa es así, hoy tengo que decir que Jorge Rial es uno de los mejores conductores de la televisión rioplatense. Sin duda que es más cool hablar de Petinatto y de Pergolini (los dos son geniales), pero Rial está junto con ellos en un lugar de privilegio.

Siempre me asombró la capacidad del hombre de hacer programas enteros sin material. La capacidad de entretener aún cuando no tiene nada, cuando no hubo escándalo, cuando nadie salió a dar ninguna declaración fuerte... es un arte, un don. Recuerdo siempre un programa en el que estuvieron más de media hora con un informe sobre Jazmín, el perro de Susana. Y fue muy entretenido.

Ahora conduce Gran Hermano. Las primeras galas fueron casi espantosas. El tipo estaba atado al guión. No había mucho para decir y para hacer, todavía no había pasado nada. Pero ahora ya está en su elemento. Es cierto, se perdió la calidez de Soledad Silveyra, pero Rial le da un toque distinto, una mirada cínica y analítica, una mirada más auténtica y más cercana a la realidad de los que están adentro de la casa, que no están “por la experiencia” están para dar espectáculo, para ser famosos, para ganar la plata, para ganar.

Entre Intrusos y G.H., Rial se maneja ahora con naturalidad (mayor en Intrusos, pero eso es inevitable), dándole “color” a las situaciones más insólitas, mostrándonos las miserias humanas y, por sobre todas las cosas, buscando entretener a su audiencia.

Quienes dicen que Intrusos es televisión basura, quizás tengan razón. Quizás haya una ausencia total de contenido, no haya ningún valor positivo, no haya nada que valga la pena razonar por dos minutos*. Pero les digo a esos que vean Los Profesionales de Siempre y comparen. Los dos tienen lo mismo. Uno es un programa entretenido, casi adictivo, el otro es simplemente malo, patético, aburrido.

La diferencia está en el timón. La diferencia es Rial.


*La palabra “entretenimiento” no es una mala palabra, a diferencia de lo que piensa la directora de canal 5. ¡Qué me importa si Intrusos o Gran Hermano son programas sin valores, con contenido estúpido! A veces simplemente pasarla bien es un valor en sí mismo.

viernes, enero 26, 2007

Un viaje en el tiempo 5

Vampiros

Dentro de la iconografía clásica del cine de terror, los vampiros tienen un papel fundamental. Junto a los zombis, los hombres-lobo y los fantasmas, deber ser los más reconocidos y temidos personajes.

Pero a comienzos de los 90, un personaje vino a cambiar la historia. Este vampiro lo era contra su voluntad, no deseaba matar a nadie y era vegetariano. Hablamos, obviamente, del Conde Pátula.

El nombre del personaje viene de un juego de palabras en inglés (Duckula en vez de Drácula). Junto a él, su mayordomo Igor, y su (cocinera?).

El mayordomo es quien trata de convencer todo el tiempo a Pátula de ser un vampiro como Dios manda (si se permite la expresión), pero, por supuesto, nunca lo logra.

Con una efectiva dosis de comedia, el Conde Pátula se convierte, claramente, en un dibujo animado digno de ser recordado como integrante de la programación de canal 4. Ahora, claro, pasan “El Pequeño Héroe”... después no quieren que uno tenga nostalgia de esas épocas pasadas... lamentable.

Con ustedes: El Conde Pátula

miércoles, enero 24, 2007

Crítica: María Antonieta


El mundo de Sofía

Sofía Coppola ha dirigido 3 películas hasta el momento: Las Vírgenes Suicidas (The virgin suicides), Perdidos en Tokio (Lost in translation) y ahora María Antonieta.

Esta última es, claramente, la más floja de las tres. Probablemente su problema sea una falta de profundidad que las anteriores sí tenían. Atrás quedó esa atmósfera de sus films anteriores.

Por el lado positivo, María Antonieta es una relectura de un personaje icónico. Es ver por un cristal nuevo un personaje condenado históricamente. La directora decide mostrarla sí como un personaje frívolo, pero también como una víctima. Hablamos de una chica adolescente sin control ninguno sobre su vida y sus decisiones, casada por un matrimonio arreglado con un esposo que claramente no está interesado en ella.

Esta última parte parece, en un principio, ser el eje de la película. Pero luego se abandona un poco esa idea. Entonces uno no puede sino sentirse perdido. Probablemente sea la idea de Sofía que no nos encariñemos demasiado, que simpaticemos, sí, con ella, pero que no abandonemos del todo la condena, que no olvidemos su frivolidad.

Versalles y sus incomparables bellezas naturales

Quizás allí está la falla más grave de la película: que no termina de jugársela por su heroína trágica.

Kirsten Dunst hace un buen trabajo en un papel que, en condiciones normales, sería extremadamente complejo, pero que en esta versión no lo es tanto debido a que no nos encontramos con una típica película de época, sino con una versión anacronística, en la que los personajes, más allá de respetar convenciones de la época, actúan muy Siglo XXI.

Los decorados y vestuarios son espectaculares y dignos de admiración. La fotografía está, asimismo, muy bien lograda.

María Antonieta es, en definitiva, una película que podría haber sido mucho más, pero que con sus fallas, no deja de ser interesante y disfrutable.

[*** / *****]

martes, enero 23, 2007

60 años de Spielberg

La semana pasada cumplió 60 años Steven Spielberg. ¿Qué se puede decir de él que no se haya dicho antes? Probablemente todo sea repetido.

Spielberg es, sin dudas, el director vivo más importante del mundo. Y esto va más allá de una consideración sobre su trabajo. Simplemente es el más importante e influyente.

Pero también es uno de los mejores. No sólo hoy, sino en la historia del cine. Es un director que supo combinar el arte con el entretenimiento, y, por qué no, con el negocio del cine.

Algunas de sus películas son obras maestras (La lista de Schindler, E.T., Inteligencia Artificial, Tiburón). Otras son simplemente el mejor entretenimiento que se puede conseguir en películas (Jurassic Park, la trilogía de Indiana Jones).

Visualmente se destaca por crear mundos fascinantes, por generar momentos e imágenes icónicas, grabadas para siempre en el inconsciente colectivo. En los últimos años, su colaboración con Janusz Kaminski ha dado como fruto películas de una belleza visual simplemente asombrosa.

Su colaboración con John Williams en todas sus películas salvo una (El color púrpura) ha dado lugar a la creación de bandas sonoras hermosas y muy recordadas (Tiburón, Jurassic Park, La lista de Schindler, Indiana Jones...).

En conmemoración de su cumpleaños, la revista Empire ha decidido poner una lista de 60 motivos por los que celebrarlo.

Ojalá que por muchos años más nos siga brindando su talento.


I dream for a living” – Steven Spielberg

viernes, enero 19, 2007

Un viaje en el tiempo 4

Hubo una época en la que canal 5 se llamaba canal 5. Fue Sodre, fue Tveo, fue Televisión Nacional, es canal “U”... por esas épocas antiguas, canal 5 pasaba dibujos animados.

Eran en su mayoría dibujos viejos, como ser Birdman y el Trío Galaxia, o Godzilla (con Godzuki y el Capitán Majors), o el Hombre Plástico y el genio que convertía los atletas en oro.

Eran épocas en las que Maxi de la Cruz y Paola Bianco hacían Maxidibujos en la mañana. Allá cuando Maxi no era segundón de su padre en el Show del Mediodía... qué tiempos aquellos!

Por una cuestión probablemente de presupuesto, los dibujos eran mayormente viejos, pero también había algunos que venían de Europa (Dommel, por ejemplo). Y entre ellos venían algunos de Televisión Española.

TVE hizo la adaptación de algunas obras de la literatura clásica al formato de dibujos animados. Una de ellas era la historia de los Tres Mosqueteros, de la novela de Alejandro Dumas (autor también de El Conde de Montecristo y El hombre de la máscara de hierro).

Así nació Dartacán y los tres Mosqueperros, adaptación libre de D’artagnan y los tres Mosqueteros, protagonizada, obvio por perros.

Hace unos días me sorprendió saber que, aparentemente de mis amigos soy el único que recuerda este dibujo animado. Pero seguro que alguien más debe haber.

Por eso, para los memoriosos, para los que ahora lo van a recordar y para los que se perdieron una parte de su infancia: Dartacán y los tres Mosqueperros.

Crítica: No a los papelones

Si no fuera patético sería gracioso

No a los papelones es, ante todo, un documental fallido. Nace de la investigación de un pseudo-periodista que plagió entrevistas y se hizo pasar por indígena. Y claro, cuando todo el mundo se enteró fue a parar al lugar más evidente: Gualeguaychú.

Montes Bradley (el director) lo va a buscar a él. Sobre él es el documental. Pero claro, resulta que no es interesante lo que tiene para decir, pero sí lo es toda la paranoia y la locura que reina en la ciudad.

No es el intento del director presentar una versión balanceada de los hechos (tampoco lo era la de Michael Moore, si somos honestos). M. B. muestra a los “ambientalistas” como son, pero además comenta. Y no es nada simpático con ellos. No los entiende ni intenta hacerlo. Pero claro, él parte del supuesto que partimos todos: que no tienen razón.

Y por eso no es necesario ir más profundo. No tiene sentido. Es la paranoia, la ignorancia y sobre todo la estupidez. Y la muestra. E indigna. Hay un asambleísta que tiene el coraje de comparar las fábricas de pasta de celulosa con las cámaras de gas de Hitler. Pero no se queda ahí, dice que en realidad son peores porque aquellas “sólo mataban gente”!!!!

Este renglón representa un millón de personas

Este renglón representa un millón de personas

Este renglón representa un millón de personas

Este renglón representa un millón de personas

Este renglón representa un millón de personas

Este renglón representa un millón de personas

La estupidez humana no tiene límites. Y con ella Montes Bradley se divierte y realiza lo que en definitiva es una comedia. Documental, tal vez, pero una comedia. Una forma poco ortodoxa de reírse un buen rato.

Es muy difícil calificar esta película. ¿Es un documental? ¿Es fallida? ¿Es una gran farsa?

Por su valor como entretenimiento, entonces...

[***1/2 / *****]

martes, enero 16, 2007

Buenas nuevas de TV

Me gustaría pensar que la gente del canal 4 es realmente genial, que es gente que gusta de la buena televisión y que están comprometidos a brindarnos una televisión de calidad. Que por ese motivo pasaron "Lost", ahora pasan "Los 4400", "Hijo de la Playa" y "House". Pero la verdad, soy escéptico.
Me inclino por pensar que en realidad están llenando espacios hasta que venga la próxima novela argentina, el próximo producto de Telefé.
Pero bueno, a veces las intenciones no son lo que cuentan. Lo importante es que el 4 está pasando programas de calidad.
Nunca vi "Los 4400", pero sé lo que se habla del programa. Probablemente me alquile la primera temporada en DVD
"Hijo de la playa" es una comedia genial, aunque más para adultos porque es todo, TODO, doble sentido.
"House" es una de las mejores series que se pueden ver, con Hugh Laurie, que ganó ayer merecidamente un Globo de Oro por un trabajo excepcional. Y como nadie en este país tiene Universal en el cable, es una grata sorpresa poder ver esta serie todos los sábados a las 21. Para el que nunca la vio: no se la pierdan.

Hablando de Universal... la serie "Heroes" va a ir por ese canal. Horror! Habrá que llamar a las compañías de cable en forma urgente. Por lo pronto, puedo decir que luego de haber visto el primer capítulo (Génesis) promete ser una serie muy buena. No por nada es conocida como la nueva "Lost".

sábado, enero 13, 2007

Crítica: Blood Diamond


Los diamantes (incluso los de sangre) son eternos

Hollywood cuando quiere, puede. Blood Diamond es bien Hollywood: es una película de acción, una película de esa en la que los dos tipos no se agradan pero buscan la misma cosa, es una película con un mensaje... es Hollywood.

El director Edward Zwick ya había demostrado con “El último samurai”, que podía dirigir una película épica, con una mirada (si bien un poco occidental y tal vez simplista) honesta. Aquí repite esa fórmula, pero con una película distinta.

Por momentos se podría pensar que es algo Indiana Jones (en el sentido de la búsqueda de un tesoro y de ciertos villanos que lo quieren para sí), pero aquí hay una gran diferencia: la violencia.

Los protagonistas corren y corren y corren...

Ese es el punto central de la película. La violencia está presente en todo momento, y da escalofríos ver a los niños con metralletas asesinando gente. Pero no deja de ser real. Es otra cara más de África (no sólo los refugiados, que también se ven, no sólo los niños rodeados de moscas). T. I. A. Repiten los personajes: esto es África.

Y esa África duele. Y la violencia y el dolor no son imaginarios, y se sienten.

El director se encarga de transportarnos a ese mundo terrible, pero a su vez nos permite entretenernos... porque Blood Diamond es una película de acción que no da respiro.

Leonardo Di Caprio ya no tiene que probar nada, está claro que es un gran actor. Djimon Honsou es, claramente, un actorazo.

Blood Diamond es, entonces, una película que cumple con sus objetivos y lo hace con holgura: entretiene y manda un mensaje sin sermonear.

Un producto de Hollywood tal como Hollywood puede ser.

[**** / *****]

viernes, enero 12, 2007

Un viaje en el tiempo 3

El homenaje de esta semana viene a cuento de la muerte de Iwao Takamoto, el hombre que creó a Scooby-Doo. No podíamos ignorar este hecho a la hora de elegir la presentación de un programa.

Scooby-Doo lleva muchísimos años en el aire. Han salido nuevos episodios, películas (no demasiado buenas) y películas animadas (canal 10 pasó una hace una semana).

Quizás el mayor problema de las nuevas encarnaciones del personaje es la autoconciencia de cómo funcionan las historias y la estereotipación extrema de los personajes. Antes se seguía una fórmula, pero no era tan puntual, era más natural, y por ende era más divertido.

Scooby siempre fue un personaje muy querible, y junto a Shaggy fueron garantía de diversión.

La intro que elegí es, justamente, una presentación clásica, no de las versiones más modernas, sino una de esas que uno veía cuando era chico... hace ya unos cuantos años.



lunes, enero 08, 2007

Crítica: París, je t'aime

Siempre tendremos París

En París, je t’aime, se cuentan varias historias. El punto en común es, claramente, transcurrir en la ciudad luz. Algunas hacen mención explícita a la ciudad, como un homenaje (sobre todo las realizadas por directores extranjeros, que ponen personajes extraños en un entorno parisino).

El asunto de este tipo de películas está en cómo cada director aprovecha al máximo esos minutos que tiene. Algunos contarán historias en tiempo real (es el caso de Cuarón que en realidad hace todo su fragmento en un plano secuencia lo que garantiza el tiempo real). Otros utilizarán la edición para condensar toda una historia.

Steve buscemi y el humor de los hermanos Coen

Temas como el la barrera cultural, la barrera idiomática y el amor son clásicos cantados para una obra de este tipo.

La película es dispar, con segmentos muy interesantes y bien logrados, y otros no tanto. Pero su mayor problema es volverse cansadora. Como todo ejercicio se vuelve cansador, el estar atado a ciertas reglas hace que después de cierto tiempo el espectador se aburra. Aun cuando lo que transcurre en la pantalla está interesante, esa necesidad de “resetear” cada vez que comienza una nueva sección, de dejarse atrapar en cada nuevo relato, se vuelve una tarea harto compleja.

Una historia romántica de terror muy estilizada

No deja, igualmente, de ser muy interesante, con algunos segmentos realmente muy buenos (sobre todo los que usan el humor en forma hábil).

Es una opción muy buena para ver en DVD, que permite pausar y ver las historias cuando uno quiera. ¿Para cine? Sólo si se cuenta con una natural paciencia o afición por este tipo de trabajos.


[**1/2 / *****]

jueves, enero 04, 2007

Guía del ocio

No debe haber cosa más aburrida que Montevideo en enero. Ni siquiera me voy a detener en los pobres infelices que tienen que ir a trabajar... lo jodido es el que no tiene que hacer nada (o tiene que estudiar, que al caso vendría a ser lo mismo).

Hace calor, mucho calor, por lo que andar caminando por ahí está fuera de toda discusión. Ni hablar de subirse a un bondi. Los humores (y no hablo de los estados de ánimo de la gente) pueden llegar a asesinar al más valiente. Te quiero ver, subiéndote a un 103 Villa García y viviendo para contar el cuento...

El cine es una opción, pero todos sabemos que las vacaciones de verano acá no son como las de julio (claro, allá en julio es verano), por lo que no existe el cine de entretenimiento. Todo muy lindo, pero ¿quién está dispuesto a comerse un mamotreto en el medio del verano? A mí también a veces me gusta el cine más profundo, menos comercial tanto como el de espectáculo, pero el verano no es el momento para ponerse a ver cosas pesaditas.

La televisión plantea todo un problema: la TV abierta, todavía que en general es medio pobre, en verano ofrece menos que poquito. Todos los programas terminaron sus temporadas, y salvo que uno sea lo suficientemente masoquista para bancarse una seguidilla de programas veraniegos con sus correspondientes informes de Casapueblo, Dotto y las mansiones de por ahí, no hay nada que merezca la atención.

El cable es una alternativa razonable. Pero hay un problema: en general en EEUU durante las fiestas dan repeticiones, o sea que en Mdeo., enero es mes de pocos avances en materia de series.

Estuve buscando algún libro para leer, pero no vi nada interesante, y no llegué al punto de desesperación tal que me ponga a leer “Que me desmientan”. Capaz que en algunas semanas... no, prefiero estudiar.

En definitiva, enero es un mes de cuarta. Sólo si estás en un balneario puede llegar a ser entretenido. Si estás en Mdeo, corré a tu DVD club más cercano y revolvé hasta que encuentres algo como la gente. ¿Que ya viste “Mentiras verdaderas” 14 veces? ¿Y si te digo que tu otra opción es ver a Verónica D’andrea conduciendo Viva el Verano? De pronto la película de Arnold no parece una opción tan descabellada.

miércoles, enero 03, 2007

¿La columna del Sr. Dedos?

Algo falta... algo no está bien... dónde está el Sr. Dedos?
Hablando en serio, el Sr. Dedos se tomó una breve licencia, con esto del año nuevo y todas esas formalidades, y por eso no hay columna esta semana. Suponemos que la semana próxima volverá a estar junto a nosotros.
Mientras tanto, hay 8 columnas publicadas para el que no las vio todas, y un montón de material interesante para entretenerse.

martes, enero 02, 2007

Un viaje en el tiempo 2

La ecología... hace unos cuantos años era algo cool. Era un concepto nuevo y fascinante, impulsado por libros como "50 cosas que usted puede hacer para salvar el mundo" (o algo así).

Eran tiempos en los que la palabra "ambientalista" no tenía una connotación negativa. A nadie se le ocurría pensar en los gualeguaychenses, o como se llame.

En esa onda surge un héroe: el Capitán Planeta. Aparece reunido por los poderes de los representantes de los diferentes continentes.

Pero claro, el dibujo era americano. El pibe canchero era americano. El que tenía el poder del fuego (claramente el poder más cool era el americano).

¿Y sudamérica? A nosotros nos tocó un pibe con cara de indiecito y el poder del corazón. ¿El poder del corazón?!!!! Lamentable.

Pero bueno, más allá de eso, el dibujo era entretenido, y por eso le dedicamos esta segunda entrega de la serie "Un viaje en el tiempo".

Vamos planeta!

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails