Libertades

No soy muy bueno para este tipo de post. He descubierto que no manejo el mismo tono sarcástico cuando escribo que cuando hablo, así que esa no es una opción. Busqué algún blog amigo que se hubiese encargado del tema, y no lo encontré. Entonces, les dejo con mi opinión.

El martes escuché en el informativo una propuesta de un legislador, que me resultó alarmante. Hoy la leí en MontevideoCOMM. La cosa va así:

"El diputado Álvaro Alonso presentó un proyecto de ley para que las discotecas no puedan funcionar después de las 6:00. "Hemos llegado a un nivel bastante absurdo, donde las discotecas empiezan a funcionar a full a las 5:00 (...) eso va a contrapelo de la vida cotidiana del resto de la sociedad", dijo. "

No me gustan los alarmismos. No soy de los que creo que el decreto que prohíbe fumar en espacios públicos es un atentado a la libertad (sí creo que es inconstitucional por ser un decreto).

Ahora bien, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. ¿Quién se cree el diputado Alonso para decidir a qué hora puedo salir o no a bailar? Quizás eso vaya a contrapelo del resto de la sociedad. ¿Y qué? Yo en vacaciones me acuesto a las 6... es mi problema. Si quiero salir a bailar hasta las 10 de la mañana, ¿con qué derecho me van a decir que no?

Según Alonso, se da que hay "un tipo de ciudadano que hace una determinada vida, y todo el resto hace otra completamente distinta". ¡Terrible! ¿Se dan cuenta? ¡Un ciudadano que hace su vida distinta al resto de la sociedad! ¡Esto es el acabose! ¿A quién se le ocurre que uno haga la vida que quiere? Esto debe cambiar. Los ciudadanos deben todos llevar el mismo estilo de vida. Es un imperativo.

Más gracioso aún es el comentario respecto a los padres preocupados porque sus hijos vuelven blancos después de 15 días en Rocha porque ni siquiera pisaron la playa. Me parece una preocupación comprensible. Ahora: si los hijos son mayores de edad ¿no es decisión de ellos lo que hacen con sus 15 días de vacaciones? ¿Hay acaso un mandato de que uno debe hacer playa? ¿Y al que no le gusta? Si son menores, entonces ¿qué hacen solos en Rocha y quién los controla? ¿No deberían estar los padres con ellos para que no consuman alcohol y poner los límites que consideren necesarios?

Aunque... volviendo con lo del anteúltimo párrafo... en lugares como La Paloma o La Pedrera, ¿no es el común de los que están ahí en verano los que salen a altas horas de la noche? Quizás deban prohibir trabajar de día, porque lo hacen unos pocos, y el resto lleva un estilo de vida distinto.

Pasando los conceptos en limpio: ¿Debe el Estado poner los límites al entretenimiento de la gente? ¿Hasta dónde es aceptable que me limiten a mí en mi entretenimiento (que no daña a nadie)? ¿No están las actividades particulares de las personas en un área fuera de la influencia del Estado? Uno tendería a pensar que la libertad es el principio que debe regir, pero para algunos el principio sería el de la homogeneidad social. Yo, por lo pronto, le agradezco al diputado su interés en que no lleve una vida distinta, pero me quedo con mi libertad de elegir, de circular, de entretenerme.

Parece que Alonso también habló con los dueños de los boliches, que se quejan que los que salen toman en pubs antes de ir a bailar, entonces ellos ganan menos plata. Ah, ahora sí entiendo: se trata de defender los ingresos de los ladrones que te cobran 150 pesos para entrar, y después te fajan para venderte un trago. Eso sí tiene sentido...

Comentarios

Nacho dijo…
Yo siempre desconfié de los serenos. Algo deben esconder, trabajando en esos horarios cruzados con el resto de los normales.
Anónimo dijo…
Ibas bastante bien hasta el final, en donde ya te salio el rebelde poco racional.
Martín dijo…
Nacho: está cantado. Esa gente claramente se trae algo entre manos...

P.D.: es un honor para mí y mi blog recibir a una celebridad!

Anónimo: no me queda muy en claro a qué te referís. Gracias, igual.
Me parece que este tipo de restricciones resultan contraproducentes sobretodo en los adolescentes que tieden a realizar lo que esta prohibido.
A veces me pregunto, ¿si la tenencia de cocaína no fuera ilegal, tantos se drogarían?

Por otra parte me parece que, si se quiere que no haya tantos borrachos en la calle y que no se formen tantos jóvenes adictos al alcohol y a las drogas, se debe empezar cuando son pequeños no ahora. Cuando falta la educación y la toma de conciencia es muy difícil encarrilar a un joven.

Te mando un beso martín, muy buen post, nos leemos!
TELEMEDIOS dijo…
Muy buen post. A decir verdad no estaba enterado del tema, por lo que mi opinión solo puede ser por lo que leí acá.

En caso que sea tal cual vos decís, es muy triste que los políticos sigan dando verguenza ajena dando la impresión que salen a decir cualquier boludes a propósito para atraer alguna cámara.

Yo sí soy de los que está en contra del decreto del cigarrillo pero esto es todavía peor, igual no creo que esta propuesta tenga mucho éxito, y si este señor Alonso o sus hijos no tienen vida social, es problema suyo, no nos vamos a estar perjudicando todos por eso.

Me parece interesante el comentario anterior que leí, que establece que la prohibición aumenta el consumo. Ese razonamiento poco lógico lo escuché en muchísimos lados, y me parece propio de un mismo drogadicto para hacer legal la tenencia, por lo que le tengo el mayor de los repudios a ese planteo. Siguiendo esa línea, si hicieramos ilegal el cigarrillo aumentaríamos su consumo?

En fin, felicitaciones por el post, extrañaba este tipo de debates desde que se fue Ciudadano Quejeta.

Saludos.
Martín dijo…
Nova: coincido en lo referente a la educación. Creo que es el eje de la cosa. La conciencia es la base de toda actividad responsable.

Telemedios: no tengo un punto de vista muy claro respecto a cómo influye la prohibición o no en el consumo. Sí sé que a mí nunca se me dio por hacer algo simplemente porque no deba... así que tal vez tengas razón. No me voy a expedir por ahora.
Gracias por el comentario.

Entradas populares