domingo, abril 29, 2007

Summer Blockbusters

Antes, las grandes películas del año, en Uruguay se estrenaban en julio, por el comienzo de las vacaciones. Desde hace unos años, el período se ha ido extendiendo.

Ahora las grandes películas se estrenan a partir de mayo, como en EEUU, tal es el caso este año de Spider-Man 3.

Y hay un listado impresionante de películas que se van a estrenar en los próximos meses. Son los llamados “summer blockbusters”, películas de alto presupuesto, destinadas a tratar de recaudar cantidades astronómicas de dinero.

La mayoría son secuelas, aunque hay excepciones. También hay algunas que no son secuelas per se, sino que son adaptaciones de continuaciones (como Harry Potter).

A continuación, incluiré una lista de esas grandes películas que se vienen, con la aclaración que no sé si todas serán estrenadas entre mayo y agosto aquí, pero tengo la sensación que así va a ser, ya que se está utilizando mucho el sistema de estrenos mundiales simultáneos.

Nota: el orden de las mismas es el de la expectativa que me causa verlas:


Ratatouille

Pirates of the Caribbean: At World's End

Harry Potter and the Order of the Phoenix

Spider-Man 3

Shrek Tercero

Transformers

The Simpsons

Fantastic Four: Rise of the Silver Surfer

Evan Almighty (segunda parte de “Todopoderoso")

Rush Hour 3

The Bourne Ultimatum (tercera de la trilogía de Bourne)

Live Free or Die Hard (“Duro de matar 4”)

Ocean's Thirteen


En los próximos días voy a incluir trailers, avances, y alguna información de estas películas, para ir anticipando lo que se viene.

Me acabo de dar cuenta que de esas trece películas, sólo una no está basada en material anterior (sea una película, un libro, o lo que sea). Es un poco preocupante.

sábado, abril 28, 2007

Papas con cheddar y nominaciones espontáneas

Tengo que probar las papas con cheddar. Tienen muy buena pinta.

Ya que estoy en el tema: el otro día estuve en McDonald's y no me sentí muy bien atendido. No es habitual, porque en general siempre te tratan bien. El caso es que le pedí a una muchacha si no me traía un vaso con agua (había comprado un café) y me miró medio caracúlica. Por las dudas, cuando me lo trajo le agradecí, y no me dijo nada (ni "de nada"). No es así, no corresponde.

Se termina GH, y Marianela usó la espontánea. Todo mal. No me gustó que lo hiciera. Igual yo no voto. De hacerlo, igual votaría a Male como ganadora. Tiene razón en algo: todo el mundo lo tiene a Diego como intocable. No me jorobes, es un jugador como cualquier otro.

Otra semana sin estrenos en el cine. Por suerte empieza mayo, y se vienen los estrenos de "verano". Hoy por hoy, la que más quiero ver es "Ratatouille". Obviamente, espero también Harry Potter y la Orden del Fénix. Pero la de Pixar promete mucho (espero que cumpla).

Tengo que esperar tres semanas para llamar a la SCJ para ver si me dan fecha para jurar. ¡Maldita burocracia!

Los "ambientalistas" van a protestar sobre el puente. Tengo que hacer un esfuerzo sobrehumano para no desear que salten y se caiga todo a pedazos. Yo quiero creer que no soy tan malo como para pensarlo.


Por último: el gran Stephen Hawking estuvo en gravedad cero. Una de las mentes más brillantes del mundo cumplió su sueño, y en el 10 no tuvieron mejor idea que titular algo así como "discapacitado estará en gravedad cero". Claro, porque la característica más importante de Hawking no es ser el físico más importante de los últimos años, es que no puede moverse. Idiotas... Pero bueno, el tipo hizo eso, y en el futuro va a ver si puede hacer un viaje al espacio. ¡Yo también quiero!

jueves, abril 26, 2007

Goofy, el regreso del más grande

Hace ya unos años Disney desapareció. A principios de los 90 había vivido una nueva época de oro, con los largometrajes de Bella y la Bestia, Aladdín, El Rey León, etc. Pero este período no fue muy extenso. Tal vez existan factores externos, y también culpas propias.

Cuando se estrenó Toy Story en 1995, Disney distribuía, y ese fue el nombre que asociamos con la película. Años después aprendimos que en realidad la película era de Pixar, que Disney no tenía nada que ver. Pero es cierto que no desentonaba, porque Pixar supo tomar todo lo bueno de la casa del ratón, todo el corazón y el enfoque en la historia.

Toy Story fue precursora de la animación por computadora, que luego explotó a principios del nuevo siglo. Y mientras el interés del público aumentaba, el interés (y la calidad) de la animación tradicional, disminuía.

Hace un par de años parecía que Pixar y Disney se divorciaban. Y Disney trataba de empezar a competir con películas por computadoras propias, que no llegaban ni cerca de la calidad de la otra empresa. Pero entonces todo cambió. Disney compró Pixar, y puso a John Lasseter, fundador de Pixar, a cargo de la animación en las dos empresas.

Entonces, en un giro sorprendente, éste decidió que Pixar se podía encargar sola de la animación por computadora, y que Disney debía volver a las raíces. La animación tradicional tenía una segunda oportunidad.

Una de las consecuencias de esta nueva era en Disney es el regreso de los cortos animados. Hoy estamos nuevamente acostumbrados a ver cortos animados antes de algunas películas (en las de Pixar, por ejemplo, o en las de La Era del Hielo). Antes, en las décadas del 40 y 50, por ejemplo, eran muy comunes.

Estos nuevos cortos animados (algunos en computadora, otros en 2-D) permiten el desarrollo de nuevos directores y artistas, sin tomar los riesgos de ponerlos a cargo de una película completa de U$S 80M.

Algunos títulos anunciados son: “The Ballad of Nessie,” un recuento del origen del monstruo del lago Ness; “Golgo’s Guest,” acerca del encuentro entre un guardia de frontera de Rusia y un extraterrestre; “Prep and Landing,” en el que dos duendes ineptos preparan una casa para la visita de Papá Noel; y “How to Hook Upl Your Home Theater”.

Este último es el que me impulsa a escribir estas líneas.

“How to Install Your Home Theater” es el regreso de Goofy o Tribilín a los cortos animados. Es un nuevo capítulo en aquella vieja serie de “How to...” en la que un narrador describe la técnica para hacer determinada actividad (esquiar, jugar al hockey, cabalgar, pescar, etc.) y Goofy intenta demostrarlo, siempre con dificultades.

Este nuevo corto, a pesar de tener una temática muy actual (instalar un home theater) está absolutamente inspirado en la vieja serie, siendo muy respetuosa incluso en el diseño de los personajes.

Goofy es, a mi entender, el mejor y más gracioso personaje de Disney, y la serie de cortos animados “How to...” es la más graciosa de la historia de la compañía.

Si Disney mira a su propio pasado, seguramente el público se va a ver muy beneficiado.

martes, abril 24, 2007

Deshonestidad: Lucas es tu nombre

No tolero a Daniel Lucas. Pero no lo tolero, mal. Me parece fundamentalmente deshonesto. Ya me daba esa sensación antes, pero viendo Bendita TV el domingo, me terminé de convencer. El año pasado me resultó sospechoso lo bien recomendadas que estaban “Amigos Salvajes” y “Clic”, justo coincidiendo con que el estudio que las realizó le dio entrevistas con los personajes, con Adam Sandler y Kate Beckinsale. Más sospechoso fue cuando vi “Clic” y me convencí que no era en absoluto lo buena que él sugería.

Hace un par de meses lo escuché hablando de “el mejor programa de la televisión abierta”, según él mismo: “Mujeres Asesinas”. Claro, lo dan en el 12. También dijo que el otro mejor era “Amas de casa desesperadas”, de “la tele” también.

Podríamos entrar en áreas subjetivas. Para mí el mejor programa de la televisión abierta es “House”, pero capaz que "Mujeres Asesinas" es mejor (a mí no me convenció demasiado).

Pero el domingo, como decía, comprobé que no hay posibilidad de que sea un problema de perspectiva. Lo mostró el informe a Lucas, hablando en “Bien Despiertos” de Gran Hermano y de Susana, tirándoles mierda con ganas (perdón por la expresión, pero es la única que se adecua). Daba a entender que el circo de Susana era una cosa decadente, con pseudo estrellas, que GH era un programa lamentable, que el debate era una estupidez, que era todo una grasada sin contenido alguno, etc.

Podríamos llegar a aceptar esas afirmaciones, que tal vez no dejen de ser ciertas (aunque estoy seguro que Jorge Dorio debe ser bastante más inteligente que él). Ahora: ¿él vio Showmatch? Él vio a las “celebridades” como Nazarena Vélez, Daniel Agostini, la boxeadora esa, la mujer del sindicalista, etc.? ¿Esas son estrellas de primera línea? Seguro que Silvia Suller haciendo gestos obscenos es tanto más fino que lo que se ve en GH. Seguro que la discusión de Barbieri con Moria Casán fue acerca de la visión del hombre según las 4 causas aristotélicas (causa formal, causa final, causa eficiente y causa material).

A mí no me molesta que a la gente le guste algo que a mí no me gusta. Es más, no tengo problema en admitir que algunas cosas que me gustan son malas (muchas cosas de GH, Intrusos, MTV). Pero lo que me molesta es la falta de honestidad intelectual.

¡Danielito: tené un poco de vergüenza!

De todo un poco 2

Acá van diferentes temas que me ocuparon en estos días. Son banalidades enormes, pero a mí me hace feliz distraerme con ellas.

Tengo mi entrada para Spider-Man 3!!! La emoción parece extraña, sobre todo tomando en cuenta que no soy fanático de las dos primeras (no porque sean malas, sino porque no fueron “my cups of tea”). Pero a esta última le tengo mucha fe. Además, es la primera gran película del año. El primer “summer blockbuster”, y no me voy a perder la oportunidad de estar ahí el día de estreno.

¿En qué horario dan Boston Legal en Fox? La revista y la página del canal dicen que los viernes a las 22, pero a esa hora dan 24.

El Dr. House está inspirado en Sherlock Holmes. Por algo su amigo es el “Dr. J. Wilson”, y vive en el 221B.

Tinelli este año vino con todo. Con toda la programación de Intrusos y Los Profesionales. Es como un talk show, para bien o para mal. Yo no lo veo. No tolero a Moria Casán, y Gerardo me parece la criatura más inmunda.

Lost empezó a levantar. Ya a esta altura parece claro que no van a llegar al nivel de la primera temporada, pero, por lo menos, estamos mejorando para Ud.

¿Será cierto que vuelven a trabajar juntos en el diez (iba a decir “la tele”, pero se podía malinterpretar) Ignacio Álvarez y Escanlar?

Parece que en junio vuelve “Los Informantes”. Esa es una buena noticia.

¿Nacional debería perder con Defensor? Yo no tengo la respuesta, y me siento un poco sucio por considerar la posibilidad, pero la verdad es que no me molestaría perder, si es que ellos no salen campeones. Pase lo que pase, hay que ganar el domingo.

sábado, abril 21, 2007

Crítica: Stranger than Fiction

Strange is good

Por suerte todavía hay películas pequeñas en Hollywood. Por suerte, todavía hay actores que, a pesar de poder aceptar papeles sólo en películas enormes, corren riesgos y hacen películas de bajo presupuesto, películas distintas a lo común.

Will Ferrell es hoy, uno de los más reconocidos comediantes de EEUU. El tipo es simplemente muy gracioso, y un muy buen actor.

Aquí su personaje es alguien que escucha su vida narrada por una escritora (Emma Thompson en un papel brillante, y aprovechando al máximo su voz y su acento).

Entonces todo se vuelve cuestionable y cuestionado. Y habrá que determinar qué tipo de historia es la que está viviendo el protagonista.

Con actuaciones todas impecables (no me quiero olvidar de la talentosísima Maggie Gyllenhaal y de Dustin Hoffman), y un modo interesante y visualmente atractivo para narrar la historia, Stranger than Fiction se convierte en una comedia extremadamente atractiva.

Además, el final permite cerrar la historia de manera tal que los huecos narrativos desaparezcan, que la historia cobre sentido en un todo, más allá de que no podamos explicar la cuestión de fondo. Porque, al final del día, no es importante por qué el protagonista escucha a la autora ni por qué la autora escribe sobre alguien real.

Lo importante está en cómo vive Harold su vida. En el proceso de contarlo, también habrá cosas que decir sobre la literatura y los escritores, sobre las oficinas, los sueños y la vida.

El estilo narrativo del director, el uso de distintos recursos como ser los números que aparecen en pantalla, le dan a la película un aire claramente ficcional, que contrasta con la imagen. Entonces el espectador entra en el juego de la dicotomía entre ficción y realidad.

Una película diferente.


[***1/2 / *****]

martes, abril 17, 2007

Catch yourself, Catherine

Después de 5 años y 5 meses (aprox.) volví a tener una clase de inglés. No me resulta común decir que extrañaba tener clases (en general es algo que uno preferiría evitar) pero en este caso fue algo refrescante.

Sin presiones, sin un examen a fin de año ni muchos deberes, sólo sentarse una hora y cuarto por semana a hablar en inglés, y hacer algún ejercicio para enriquecer el vocabulario y sacarle el óxido al idioma, que había estado como guardado todo este tiempo.

Resulta que además ahora soy estudiante del Anglo, entonces también puedo hacer uso de la biblioteca (nunca había entrado) y, fiel a mi estilo, entré ese mismo primer día y me saqué un librito de 1100 páginas: The complete Sherlock Holmes.

Igual no debe haber cosa más fácil de leer que Conan Doyle.

Así que bueno, a pesar de ser éste un mes paupérrimo en cuanto a oferta cinematográfica (no hay nada para ver ni parece que lo vaya a haber hasta mayo), tengo un gran libro, clases de inglés, y un recital de Drexler el sábado, para ir matando el tiempo.

Además tengo para ver una película de unas 4 horas de duración, pero de eso hablaré cuando empiece a agregar críticas de películas de estreno no reciente, o sea, en algún futuro cercano (hopefully).

Finalmente: ayer volvió Tinelli, con un programa que se pareció más a Intrusos que GH (y eso que el último lo conduce Rial). En Argentina ganó GH, en Uruguay no tengo idea.

domingo, abril 15, 2007

Feliz cumple, Emma!

Hoy, 15 de abril, es el cumpleaños de Emma Watson (Hermione en los films de HP). Desde aquí nuestro homenaje.

Hermione versión 2007 (HP y la Orden del Fénix)

sábado, abril 14, 2007

Ilegalidades II

Flags of our fathers

Procesaron a uno que estaba protestando mediante la quema de una hoja que tenía impresa la imagen de la bandera de EEUU.

La normativa prohíbe el “vilipendio” (palabra cool si las hay) de los emblemas extranjeros.

El planteamiento del abogado defensor es el más pragmático, por lo que es el más acertado a la cuestión: ¿puede considerarse una fotocopia color con una bandera de EEUU un emblema? ¿Es realmente una bandera? La respuesta debería ser que no.

Pero la verdad, eso a mí no me importa. No es el eje del asunto. Es claro, para el abogado defensor debe serlo, pero para mí la cosa va mucho más allá.

¿Hasta qué punto es válido que exista una figura que penalice la quema de símbolos de nación alguna? Y esto lo pregunto respecto a emblemas nacionales o extranjeros.

La Suprema Corte de Justicia norteamericana dictaminó, en un fallo extraordinario, que una norma de tal entidad es inconstitucional. Y más allá de ser un sistema con una constitución diferente, yo creo que esa respuesta es válida en Uruguay también.

La quema de la bandera, dice la Suprema Corte de allá, es un discurso político. Es una manifestación de tipo político. En definitiva, coartar esa libertad es coartar el freedom of speech, la libertad de expresión, en particular la expresión política.

Es totalmente diferente, por ejemplo, al tema de romper vidrios del McDonald’s. Allí sí está en colisión un derecho que es válido considerar (la propiedad). ¿En este caso, qué es lo que se trata de proteger? ¿Hay un daño moral, tal vez? Quizá un daño a un símbolo respetado.

Pero no podemos bajo ningún concepto aceptar que esa veneración, ese respeto al símbolo valga más que el derecho de expresión, el derecho al discurso político.

Quizás si estuviésemos hablando de una bandera propiedad de alguien más, podríamos sí decir que hubo un daño, y lo podríamos catalogar como ese delito en particular. El derecho al discurso político debe tener su límite en el derecho del otro a que sus cosas no sean dañadas.

Pero coartar la libertad de prender fuego una bandera propia (ni siquiera planteo lo de la fotocopia, supongamos que era una bandera que el tipo se había comprado o cosido) es algo que debería hacerse solamente “por razones de interés general”, como dice la Constitución que se debe hacer para limitar los derechos.

No podemos afirmar seriamente que el derecho de veneración de los símbolos patrios es una razón de interés general. Si pensamos que en el mismo EEUU es una conducta aceptada por la Suprema Corte, entonces es todavía más evidente.

Si un símbolo (no único, sino reproducible y no propiedad de un tercero) vale más que la libertad de expresión, entonces, como dice una amiga: estamos en el horno.

jueves, abril 12, 2007

TV vs. Film

Estuve releyendo el artículo de la revista Newsweek titulado “Why TV is better than the movies”.

Sin tomar partido en este momento, en el mismo se realizan algunas afirmaciones que son muy interesantes, incluso algunas muy compartibles.

No voy a profundizar en los pormenores del mismo, porque está para que cada uno lo lea y saque sus propias conclusiones.

A lo que sí voy a hacer referencia es a algo que mencioné hace ya un tiempo. A finales de 2005, cuando se pidió del portal Montevideo.com.uy que se votara en categorías de películas y televisión, escribí sobre la primera temporada de Lost, que era mejor que prácticamente cualquier otra cosa que se hubiese visto en la pantalla grande ese año.

Y al día de hoy lo mantengo. Así como puedo decir que la serie Héroes es mejor que la mayoría de las recientes películas de superhéroes (seguro que mucho más entretenida que Superman Regresa y más inteligente que Ghost Rider), o que 30 Rock es mejor comedia que muchas de las que se estrenan en cines.

La televisión tiene, además, un elemento a favor muy grande: el tiempo. La TV permite desarrollar personajes en historias que pueden llegar a abarcar 25 horas de programación en un año (una temporada normal de serie americana es de 22 capítulos, pero a veces se agregan algunos más).

Esta posibilidad permite desarrollar diferentes historias y descubrir nuevas cosas de los personajes, crecer con ellos e involucrarnos en sus mundos.

Sin duda que es un arma de doble filo. Hay programas que tienen algunas temporadas muy buenas y otras muy malas, pero es un riesgo que vale la pena correr.

Como se menciona también en el artículo, los valores de producción de la TV han mejorado, al punto tal que se pueden hacer programas con efectos especiales que lucen más que aptos, en un momento en que el cine utiliza cada vez más ese recurso, tal vez para compensar en otros aspectos.

Es claro que el lenguaje televisivo y el cinematográfico han sido históricamente diferentes. No es requisito de la televisión parecerse al cine para ser buena. Pero tampoco es excluyente en ese sentido. Es una fórmula que no funciona a la inversa (el cine que se parece a televisión no es buen cine, la televisión que se parece al cine puede serlo).

También es muy importante tomar en cuenta que hay ciertas historias que se adaptan mejor al formato de cine que el de TV. Esto puede ser por razones estéticas, por razones de extensión, de “scope”, etc.

Nadie puede confundir 30 Rock con una película de cine. Y eso no está mal, porque habla un lenguaje bien televisivo (además es muy de la televisión la autoreferencia constante del programa). Está bien porque es como debe ser el programa.

Pero no podemos desconocer que, por ejemplo, el piloto de Lost, o varios episodios de Battlestar Galactica se parecen mucho al cine. Y eso no está mal, porque habla de una brecha que se achica.

A medida que la televisión se permite ser más creativa y original, que los presupuestos aumentan y se refleja en la pantalla, que se buscan nuevos lenguajes y ángulos, el cine parece encontrarse en una situación más compleja.

No soy fatalista. No me gustan los que pronostican el fin del cine. Hay todavía muchas propuestas creativas, aún dentro del mainstream, pero es cierto: muchas secuelas y remakes nos llegan todos los días. Muchas películas con énfasis en personajes graciosos o patéticos, rodeados de efectos y no mucho más.

Pero también está el cine de Spielberg, el de Guillermo del Toro. También hay autores como Clint Eastwood (del cual algunas películas me desagradan, pero no es ese el punto), Scorsese o Nolan. Está Cuarón, y están las producciones semi-independientes que le dan color a la década (Eterno Resplandor, Little Miss Sunshine, Sideways, etc.).

Creo que la televisión está en un momento importante. El impulso de los 90 con Buffy, X Files, Los Simpson, Ally McBeal, entre otros, está dando frutos hoy. Existe una transformación importante que lleva a buscar productos que cambian el medio en aspectos de fondo y también estéticos.

No sé si es mejor hoy la TV que el cine. Cada vez que pienso que puede ser así, alguna película me sorprende gratamente. Tal vez la cuestión no corra por enfrentarlos, sino por aceptar el crecimiento de la televisión, y exigir del cine que se renueve, que encuentre nuevas cosas que decir y nuevas formas para decirlas.

miércoles, abril 11, 2007

Maravillas de youtube (my humps)

No descubro nada si digo que Youtube es lo más. No sólo es lo más, es el hermano de lo más, el padre y la madre. Es la familia Lo más.

Quienes me conocen en persona saben lo que me irrita la canción "My Humps" de Black Eyed Peas. No quiero ni siquiera hablar de "Fergalicious", porque eso ya está fuera de toda medición.

A mí me gusta la música Pop. No me importa si tiene mucho contenido, me gusta que sea entretenida, pero ese tipo de canciones son demasiado superficiales, demasiado estúpidas, demasiado... horribles.

Entonces, parece que no sólo a mí me pasa. Y a algunos músicos les molesta. Entonces viene Alanis Morrisette y hace este video, esta versión de "My Humps" que muestra lo estúpido que es todo, haciendo el video en tono de parodia, pero dándole a la letra una música seria, como si lo que cantara fuese lo más importante del mundo.

Y como no hay crítica más inteligente que la hecha desde el humor, es que recomiendo el siguiente video. Enjoy:

¿Reality? show

Llego un poco tarde, me parece, a la conclusión que probablemente uno ve en GH lo que los productores quieren que uno vea. Y eso podría llegar a plantear un conflicto: ¿acaso debo dejar de simpatizar por aquellos que hoy en día son mis candidatos? Más extremo: ¿debería dejar de verlo?

Entonces me resulta claro: no pienso dejar de verlo. Me divierte, y eso es lo que importa al final del día. Entonces puedo tomar la actitud cínica de decir "no les voy a dar el gusto de apoyar a los preferidos del programa" o seguir tranquilo pensando que Marianella debería ganar.

Conclusión: ¡Male tiene aguante!

P.D.: Feliz Cumple, Yola!!!!

viernes, abril 06, 2007

Crítica: Perfume: the story of a murderer

Smells like teen spirit

Perfume es definitivamente una película diferente. Película alemana ambientada en Francia y hablada en inglés, la mezcla de naciones es la menor de sus particularidades.

Perfume es, como lo dice en su título largo, la historia de un asesino. La historia lo sigue desde su nacimiento, y se convierte en protagonista, un asesino por el cual no sabemos si hinchar o no. Algo así no se había visto desde Hannibal Lecter.

Una voz en off nos lleva a través de la historia, y, a diferencia de lo que sucede habitualmente, no es intrusa, sino necesaria. La historia fluye con facilidad, al punto tal que no se nota su extensión superior a las dos horas y media; y los registros, incluyendo por supuesto al suspenso, están muy bien manejados.

La hermosísima Rachel Hurd-Wood

Es una lástima que el olor, el perfume, no se transmita por el cine. Es elemento de vital importancia en esta historia. Por suerte, es un mérito del director que ver la película sea posible más allá de esta carencia. Lo audiovisual viene a tratar de suplir lo olfativo.

Con una ambientación que luce espectacular, actuaciones precisas, música acorde y una fotografía que funciona perfectamente, Perfume es una película altamente exitosa y fascinante de ver.

Un gran acierto del director, una película que probablemente quede en el recuerdo y que se perfila para estar entre las más interesantes del año.

[**** / *****]

miércoles, abril 04, 2007

Buena televisión o televisión de calidad?

Viendo en el historial de lo que he escrito hasta ahora en el blog, me doy cuenta que no aclaré del todo cómo percibo yo la realidad televisiva. Capaz que deba aclarar qué parámetros me sirven de referencia para ver o recomendar algo

Trataré, entonces, de decir cómo veo la programación en la TV. Espero ser claro, porque admito que tengo tendencia a darle muchas vueltas a las cosas y se puede perder el hilo...

Buena televisión hay mucha. Buena televisión es aquella que te hace verla y disfrutarla. La televisión para ser disfrutable tiene que ser efectiva, entretenida.

No todos los programas de televisión son buenos, y no todos son buena televisión. Es más, hay algunos programas buenos que no son buena televisión, y programas malos que son buena TV.

Cabe aclarar desde ya, que televisión de calidad no quiere decir educativa. Hay una corriente adoctrinadora “bienpensante” que está probablemente impulsada por una cierta ideología política, que señala a la televisión de calidad como aquella que instruye. Y eso es un error fatal. Primero porque un programa puede ser excelente y uno no aprender nada (Lost, por ejemplo, o Grey’s Anatomy), y segundo porque en ese afán de educar, se deja totalmente de lado el entretenimiento.

Para plantear las diferencias entre los dos conceptos, voy a traer un ejemplo: Intrusos en el espectáculo. Tenemos aquí un ejemplo claro de un programa que, bajo ningún concepto podría ser denominado televisión de calidad. Es un programa malo, vacío de contenido desde su propia premisa. Un programa de dos horas y media donde se discute la nada misma. Sin embargo, ¡qué buena televisión es Intrusos! Hablamos de un programa entretenido, conducido por (ya lo he dicho) uno de los mejores conductores de la TV, un programa con el que uno se ríe, se agarra la cabeza sin poder creer lo que está escuchando, toma partido por unos o por otros, en definitiva: un programa divertido.

¿Qué es Gran Hermano sino un programa malo, que sabe ser también entretenido? Ver un debate de GH es asegurarse diversión. El panel (en especial el gran Dorio y Marisa Brel) es muy gracioso y carismático, y Mariano Peluffo (cuando no está solo con el entrevistado) directamente la rompe.

Claro, también hay TV de calidad. Están los programas de Ponce de León en el 12, con la vida de la gente real, historias de vida, está La noticia y su contexto, están los programas de María Inés Obaldía... me duermo de solo pensarlo. La cosa es que esos programas no hacen buena televisión. Es TV aburrida, chata, insulsa, TV que te hace fantasear con la posibilidad de cortarte las venas con una cucharita de helado.

La gran apuesta es encontrar programas que puedan reunir los dos elementos. No hay muchos programas que cumplan con esa característica. Al menos no en los canales uruguayos.

Siempre digo que el mejor programa que hay hoy en TV abierta es House, y lo mantengo. House es un ejemplo de programa bueno, que además cumple con la función de entretener al espectador, de atraparlo y hacerlo disfrutar durante una hora.

Hacemos, entonces un pedido a los directores de programación de los canales de aire: busquen en la TV internacional, hay muchos programas que cumplen con las dos condiciones, y que están esperando que les encuentren un lugar en la grilla.

Y a Sonia: televisión de calidad no tiene por qué ser sinónimo de televisión aburrida.

Terminemos con la radio en televisión. No es educativo aquello que nadie mira.

martes, abril 03, 2007

Coincidencias?

Programar un canal de televisión no debe ser tarea sencilla. Hay que tomar varias cosas en cuenta. Más complicado debe ser cuando no todo depende de los programas de los que uno dispone, o sea, cuando no todo depende de uno (siempre es difícil tomar decisiones cuando se depende de los demás).

En Uruguay los canales programan tomando en cuenta los programas argentinos. Canal 4, por ejemplo, históricamente programa con referencia en Telefé. Más cuando el canal de las pelotas anda en buena racha.

Desde que se fue Marcelo, la cosa no era igual que antes. Telefé no andaba en las mejores, pero este año, con la vuelta de Gran Hermano, y el retorno de Susana a las 8 de la noche, TLF volvió a ganar el prime time argentino (antes ganaba en el general del día, pero perdía el prime).

Y la gente del 4 no es idiota. Sabe que lo mejor es programar como lo hacen allá. En general lo que es éxito en la vecina orilla, se repite (hay algunas pocas excepciones) acá.

Y estos cambios en la programación de Argentina, tienen repercusiones en la programación de acá.

El 4 pierde una hora de la noche teniendo al Zorro. Eso hace que los programas posteriores a Susana salgan con una hora de retraso. Acá les sirve, porque les da más margen de maniobra para las tandas (en Argentina un programa puede estar casi 50 minutos sin ir a un corte, con lo del minuto a minuto, acá es casi impensable). Pero complica los programas que van más tarde.

Por eso CQC pasó a los domingos, un día que resulta un poco extraño, pero que era el día en que salió un tiempo en el 10 (cuando estaba allá en canal 13, ahora proveedor del 12). Resulta casi gracioso pensar que en aquella época, el 10 lo dejó de dar justo cuando le tomaron el pelo a Batlle, porque, según alegaron en Saeta, el programa tenía poco rating.

Pero capaz que al 4 le funciona mejor.

Ahora bien, el título de esta entrada habla de coincidencias. Además de ser el domingo el día que alguna vez fue el de CQC, me inspira otra cosa: CQC va los domingos a las 10. Desde mediados del año pasado, ese horario en el 10 es el de Bendita TV. Ahora, yo puedo equivocarme, pero diría que el público objetivo de ambos programas es, en cierta medida, similar. Más allá que Bendita TV pueda tener un público más familiar que CQC, es innegable que el tono sarcástico, el humor autorreferencial, la estética, son similares. Zur infotainment es la Cuatro Cabezas uruguaya. Cuando Ventura estuvo en Zona Urbana les dijo que tenían una estética muy 4K.

Pero las coincidencias no terminan ahí. Esta semana se produjo un cambio de horarios en el 10. Intrusos pasó de las 4 y media a las 5 y media. No soy quién para atribuir intencionalidades, puede que haya alguna otra razón, pero veamos:

El nuevo horario del 4 con Susana a las 8 tiene que haber afectado a los informativos del 10 y el 12. Además el 4 le pone al 10 un programa con el mismo target enfrente a Bendita TV. ¿Qué hace el 10? Pone el programa más fuerte de la tarde (es lo que imagino, quizás me equivoco) para que termine a las 8. Pero claro, el informativo del 4 es a las 7, la gente que quería ver a Susana y se había puesto a ver sólo el informativo del 4 (pasó en mi casa). Pero ahora, con Intrusos enfrente, uno llega a las 8 de la noche sin haber visto el informativo.

En Uruguay es un ritual ver el informativo a la noche. Ahora el 10 le pone al 4 la competencia más fuerte para obligar a ver el informativo a las 8.

No quiero ni saber lo que va a ser todo esto cuando vuelva Sowmatch...

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails