Perdiendo el frágil equilibrio mental...

Hoy me desperté 9 y algo de la mañana. No sé por qué. ¿A quién se le ocurre madrugar un domingo sin un motivo para ello? A nadie en su sano juicio...

Ante la incertidumbre, salí a dar una vuelta por el shopping, a tomar un café con medialunas y comprar galletitas Piropos y maní con chocolate en Tienda Inglesa .

La cuestión es que, sumado al madrugón espontáneo, cuando llegué a casa fui hasta el cajero de la esquina a sacar algo de plata de mi abultada cuenta bancaria (seguro) porque tengo facturas que pagar (el ADSL y el celular, principalmente). Entonces, parado frente al cajero, me olvidé total y completamente de mi número de pin.

Así como lo oyen (leen), no tenía idea de qué poner. De a poco empezaron a aparecer números en mi mente, que eran probablemente los del pin, pero en orden diverso, y sin sentido. Si bien mi pin es un número aleatorio, estos números lo eran aún más.

Bottom line: mañana tengo que pasar por el banco, porque el cajero me bloqueó la tarjeta (por lo menos no me la tragó).

Ahora bien, entre lo de despertarme súper temprano, lo del cajero, y alguna otra cosa más que anda en la vuelta (manifestaciones físicas de nerviosismo y/o ansiedad), estoy llegando a la conclusión que en cualquier momento pierdo lo poco de cordura que me queda.

Está claro, hay fuerzas más grandes que yo en mi mente, y mi vida está en un momento extraño, pero no da... todavía soy joven para ponerme gagá.

¿Alguien tiene el número de un buen analista?

Comentarios

little ceci dijo…
9 y algo de la mañana? Pensaba que no quedaba gente que se levante a esa hora un domingo, te felicito realmente y te pido me pases la receta para poder hacerlo también. Así podría sorprender a mi madre, que ya recita de memoria el mismo sermón después que gritar en la puerta de mi cuarto hiper alterada en cada mediodia dominguero. Creo que le irrita un poquitín ver a su hija dormir como un angelito...

Ahora que te leo... me puse a pensar, esta bueno que mis viejos me controlen la plata; así no se de problemas de tipo "facturas que pagar". Aunque comparto la tristeza de parecer una pobre anciana con problemas de memoria al enfrentarme el teclado de los "REDBROU", en el tercer intento me tiemblan las piernas; pero casi nunca necesite ir al otro dia a buscarla, CASI...

Emmmmm... no se bien como llegue hasta aca, y no tengo la menor idea de quien sos, pero lei y me colgué un poquito...

Paso a retirarme...

Saludos =)
Martín dijo…
Little ceci: no te lo recomiendo. Ninguna receta, no está bueno madrugar un domingo, y la verdad me hubiese encantado seguir durmiendo (en este momento me estoy cayendo de sueño y estoy esperando almorzar para irme a dormir).

En casa a nadie le irrita, por suerte, lo de dormir. Si querés levantarte a las 4 p.m. es tu problema...

Sí, está bueno lo de la plata. Hasta que no empecé a trabajar, no me pagaba yo esas cosas, pero después como que te empieza a dar vergüenza si no lo hacés...

El mío era Banred. Y no necesito ir a buscarla (me la devolvió) pero sí a habilitarla nuevamente (con un pin más fácil, por las dudas).

Bueno, si vos no sabés como llegaste, yo menos, pero sos bienvenida para volver cuando quieras.

Saludos,
M
Florence dijo…
Estas en pedo. Nadie duerme tan poco. Es Domingo for fuck's sake. Es obvio que eso afecto tu pobre desempeño frente al cajero.

Y tengo, al menos, 5 numeros de psicoanalistas pero como la terapia es una compulsion porteña, no creo que ninguno te quede cerca ;)
Martín dijo…
Flor: lo sé. Es domingo. Y sin embargo mi organismo parece ignorarlo (estuve tratando de dormir en la tarde... infructusamente).

Quizás lo del cajero sea consecuencia del sueño, pero no sé. Ojalá así sea.

Bueno, lo de que la terapia es una compulsión porteña es discutible (al menos si tomamos "porteña" como de B.A.). De mis seis amigos más cercanos, tres tienen experiencia en el área...

Igual podría ir a B.A. a hacer terapia. No suena tan mal, ahora que lo pienso...
little ceci dijo…
A pesar de que sutilmente me dijiste haragana y sinvergüenza; creo que puedo recomendarte un lugar para terapia; que te queda mucho mas cerca...

Tomate el 104.

Ubicas 18 y Yaguarón?

Bajate por ahi.

Anda hasta la mencionada esquina que cordialmente te abrirá las puertas un hombre de traje al que llaman "pastor", lo vas a identificar por sus aires de brasilero.

Contale tus problemas y seguro te pasa una especie de frazada superpoderosa por la cabeza y despues te vende algun jabon o algo asi (de descarga, salvación, esperanza o algun sinónimo de dichas palabras)

sirve? no tengo la mas pálida idea... después me contas. De última, si no sirve, le ves el lado positivo a la situación; esperaste 4 horas a que pase el 104 disfrutando de la vida al aire libre.


Besoo!
Martín dijo…
Little Ceci: jamás. No fue esa mi intención. No podría decirte haragana o sinvergüenza porque no te conozco lo suficiente como para afirmarlo.

Ojo, no digo que no lo seas, sólo que no me consta... :P

(igual a mí me tomó bastantes años llegar al punto de la vergüenza)

Gracias por la recomendación. La tendré en cuenta.

Por ahora veré si sigo con el blog de la descarga.

xoxo
Skyline dijo…
yo el domingo sigo con el ritmo de la semana y aunque no me levanto de profiada nomás, me despierto a las 7:30, abro un ojo, miro la hora, me puteo a mi misma por haberme despertado e intento seguir durmiendo, es decir me obligo a seguir durmiendo....

Y lo del despiste, bueno, me pasa seguido, en febrero pase estudiando, fui a las clases de conulta, preparé el examen y el día que iba a darlo me acordé que no me había anotado en seretaría y por ese motivo, no podía darlo, me quería matar, pero literalmente matar de una forma que me implicara sufrir mucho. Me perdí de todo por estudiar un examen que no puede dar.
Blondiepower dijo…
Un madrugon así enloquece a cualquiera...

Entradas populares