domingo, julio 29, 2007

Los amigos de mis amigos NO son mis amigos

El otro día leía un post de Florence acerca de un “día del amigo from hell”, por decirlo de alguna manera. Eso, sumado a un cumpleaños al que tuve que asistir hace no tanto tiempo, me llevó a pensar sobre la relación que tenemos con los amigos de nuestros amigos.

Los cumpleaños y reuniones de ese tipo son siempre interesantes en ese aspecto: ¿cuánta gente de la presente son amigos nuestros? Mejor aún ¿cuántos de los presentes nos caen bien?

Me viene a la mente el caso de uno de mis amigos más cercanos (estoy tratando de desterrar el uso de “mejor” para hablar de mis amigos, porque si hay mejores hay peores, y eso es una tontería, además de ser casi escolar). El pibe tiene un par de amigos que no tolero, pero mal. Por suerte los veo sólo en los cumpleaños. Con otra amiga, siempre que se viene ese cumpleaños, hacemos frente común para no darle bola a esa gente.

Y es así, porque, por más que a mi amigo le pueda gustar la idea que todos nos queramos mucho y llevemos bien, simplemente no pasa. ¿Y cuál es el problema?

Creo que mis amigos se llevan todos bien entre ellos (aunque en general no sean amigos entre sí) pero si no se llevaran bien: mala suerte.

Por algo no salimos con todos nuestros amigos al mismo tiempo (además de por ser poco práctico). A veces hacemos cosas con unos, otras veces con otros.

No tenemos por qué imponerles a nuestros amigos otros amigos.

No quiero irme mucho de tema, pero me viene otra reflexión a la mente: ¿con qué derecho obligamos a nuestros amigos a ponerse en situaciones incómodas? Si sabemos que hay gente que no se soporta (que hay casos graves) o cosas así, no hay necesidad de obligarlos a reunirse. Es algo sádico, realmente.

Tenemos que aprender a no ofendernos, a decir: “Si no querés ir está todo bien” y a sentirlo realmente. Nos sorprendería la cantidad de cosas que hacemos para “quedar bien” o “no quedar como el culo”.

Y la culpa es nuestra, de quienes hacemos eso, pero también de quienes ponen la presión.

Los amigos de verdad saben que estamos para cuando nos necesitan, pero no nos exigen presencia y nos hacen pasar un mal rato porque sí.

En fin. Termino este post desordenado con esa idea: si nos queremos todos, bárbaro; pero si no es así, ¿cuál es? La amistad pasa por otro lado.

sábado, julio 28, 2007

Crítica: Los Simpson, la Película


Al final: lo primero es la familia

Le tomó varios años a los Simpon el llegar a la pantalla grande. Seamos sinceros, LS ya no son lo que eran, su época dorada ya pasó.

Esto no quiere decir que no haya todavía algunos capítulos muy buenos, pero sí que los niveles de genialidad de los 90 ya no están presentes.

Entonces, ¿cómo se inscribe la película dentro de ese mundo?

La película es completamente fiel a la tradición de la serie. Se siente como un capítulo más, pero más grande (no en el sentido de más largo, sino respecto al alcance de la situación). No alcanza nunca los niveles de los mejores capítulos, pero está cómodamente por encima del nivel de la serie hoy en día.

Maggie peligrosa como mono con biberón

Cierto es que hay varias historias que, de una u otra manera, ya habían ocurrido durante la serie (es muy difícil que no pase, con 400 capítulos encima) pero hay también unas cuantas ideas muy efectivas y graciosas, y un humor y diversión constantes.

Más allá de poder quejarnos de algún elemento puntual (¿era necesario mostrar a Bart desnudo?) la película tiene un montón de guiños al espectador, entre menciones cinéfilas, un uso muy apropiado de voces y personajes famosos, críticas efectivas al gobierno y militares, un par de mensajes positivos sin sermonear, y, por sobre todo, un aire bien Simpson.

Porque de eso se trata, de no perder la identidad del programa, de hacer una historia que sea acorde al estilo del show, pero mayor. Y eso se logra y, como no podía ser de otra manera, divirtiendo al espectador.

En definitiva, se trata de una película súper entretenida, graciosa, simpática y creativa.

Los fans de los Simpon no se la van a perder, y los que no lo son, deberían darle una oportunidad.

[***1/2 / *****]

Teaser: The Dark Knight

La cosa es así: esto es un teaser, o sea, es un trailer, pero no es un trailer. El trailer prototípico trae escenas de la película y tiende a contar una historia. Muchas veces tiene una voz en off que dice cosas como "In a world where..." o "he's their only hope", o similares.

Un teaser es pre-trailer, que generalmente no muestra escenas. Es el primero de los trailers, y funca para crear expectativa.

Dicho esto, los invito a ver el teaser de "The Dark Knight", secuela de "Batman Begins". No van a ver nada de la película, pero sí a escuchar.

Está bueno.

Enjoy:

jueves, julio 26, 2007

Withdrawal

A veces son éxitos. A veces son pequeñas cosas. Algunas veces vienen de afuera, y no tienen nada que ver con uno. Pueden ser simples expectativas, la esperanza (generalmente fundada) de algo bueno por venir.

Incluso son los escollos en el camino, que pueden funcionar como un aliciente.

¿Pero qué se hace cuando no hay nada de eso?

Si sacamos Japón de la ecuación, las tasas de suicidios más altas vienen de países grises (como Uy) donde la gente no tiene escollos, ni trabas para conseguir una vida digna y feliz (eso sí no es como Uy).

La existencia de esas cosas, buenas y malas, son las que nos levantan cada mañana y nos ponen en campaña, son las que nos dicen: vale la pena jugársela, tomar riesgos, buscar salir adelante.

Pero cuando una meta se alcanza, cuando un escollo se supera, ¿qué se hace, si no hay nada más adelante?

La falta de desafíos o de metas, la ausencia de razones y causas finales, ¿qué nos deja? Jodido levantarse y preguntarse ¿para qué?

Quizás por eso no estemos hechos para ser completamente felices: es la búsqueda la que mantiene el corazón bombeando. ¿O es una impresión mía?

Cuando no está la droga de los eventos, de las luchas, queda la falta, la “ausencia de”. Y todo se pone gris, más que lo normal en este rincón ignoto del planeta.

¿Y entonces?

...

Freezer

Yo le creo a Al Gore. Estoy convencido que la mano del hombre está influyendo negativamente en el clima. Entiendo que las emisiones de dióxido de carbono* están afectando la temperatura, provocando un calentamiento global.

Pero a veces se vuelve difícil de creer. Si la experiencia personal no ayuda...

Hace un frío insoportable en Montevideo. Mientras escribo esto, trato de que no se me congelen los dedos. ¡Maldito invierno!

La UTE se debe estar llenando de guita, porque apagar la estufa es equivalente a un suicidio por hipotermia. El tema del invierno es ese también: es muchísimo más caro sobrevivir al invierno que al verano.

Siempre estará el que diga "Prefiero este frío al calor insoportable del verano". Mmmmm... nop, definitivamente esto es peor.

"Bienaventurados los ricos, pues ellos tendrán calefacción central en sus hogares". ¿Alguien tiene una frazada de sobra?


*No sé si será sólo a mí que me llama la atención, pero cuando yo era chico, le decíamos al dióxido de carbono "anhídrido carbónico". Hasta en eso parece que influye la moda.

martes, julio 24, 2007

Mi crítica de Harry Potter and the Deathly Hallows

El fin de una era

El final llegó, con todo lo bueno y lo malo que eso significa. Lo bueno pasa por saber cómo se resuelve la historia que, desde hace 7 libros y varios años (para unos más y para otros menos) tiene a lectores atrapados en todo el mundo. Lo malo es que es el final. Ya no hay nada más. Ya no hay nada que esperar.

Entonces, la pregunta es sólo una: el libro ¿es bueno?

Lo es. Hoy, a pocas horas de distancia, es difícil ponerlo en su justo lugar entre sus hermanos, pero probablemente esté entre los tres mejores.

Es un libro distinto a los otros, lo que lo hace más difícil de comparar. Pero también está lleno de esas pequeñas cosas que hacen a Rowling quien es como autora, y que pueblan el llamado “Potterverse” (el universo de HP).

Esos pequeños detalles, tanto o más que la historia grande, son los que más me llegan. HP es una serie no sólo del bien contra el mal, sino de la vida, de la adolescencia, del crecimiento, de la amistad, del microuniverso en el que uno se mueve en esa etapa. Y ahí Rowling no falla, porque esa es el alma de HP.

Cada pequeño detalle en la descripción, cada actitud de un personaje, está dentro de un mundo coherente. Y, por sobre todo, el humor. Hay un humor muy sutil, muy específico de Rowling, que es el que me hace sonreír cuando leo las páginas. Es el humor en las relaciones entre los Weasley, el de las peleas de Hermione y Ron. Es la luz en la oscuridad de una serie en la que la muerte es tema principal, es causa y es final.

Deathly Hallows se centra en los tres personajes principales. Hogwarts ya no es, no puede ser, sede de la historia. Y entonces uno se pregunta cómo puede funcionar, toda esa maquinaria de la que hablaba. La respuesta está en el equilibrio.

La dinámica del trío se vuelve más importante que nunca. Cada uno cumple su papel en la historia grande, pero también en la historia chica, la de darle su personalidad y su corazón. Y lo demás no se extraña. Y cuando parece que se va a extrañar, J.K. nos lleva a encontrarnos con otros personajes, y le da la nota que necesita.

También aquí hay política. También aquí el racismo y el odio. La resistencia existe, como en el mundo real, para combatir los males, que en ambos mundos son los mismos.

Una historia épica, que nunca se distrae, y que logra atar todos los cabos, en la que lo que pasó en todos los libros anteriores, sin excepción, es fundamental. Vuelven al tapete pasajes de todos aquellos. Queda más que claro que es una historia tejida desde el minuto cero, planificada y ejecutada a la perfección, en la que todas las eventualidades están previstas, en las que nada es accidental.

A partir de este momento, se revelan detalles del libro en invisi-o-text. Pintar con el mouse para ver.

Desde el momento de la extracción de Harry, con la correspondiente muerte de Hedwig, sabemos que no va a ser fácil. Una escena espectacular y desesperante al mismo tiempo. Escalofríos causa la herida de George, y tristeza lo de Moody.

Luego, un poco de alegría. Ginny, el amor, la boda de Fleur y Bill, y un mensaje, un patronus que causa escalofríos.

De ahí en adelante es, en su mayor parte, una historia de tres. Harry es el líder, y se nota. Hermione es la que brinda soluciones mágicas, y junto a Ron serán el sistema de apoyo, sin el cual el héroe no llegaría nunca a cumplir su destino.

El libro pasa de las aventuras al tedio (de los personajes), la rutina, que se rompe con una nueva aventura.

Hay cosas terribles, como ser la tortura de Hermione. Me cansé de hacer fuerza para que Harry y Ron escaparan para ayudarla. Ahí también está Wormtail, pagando su deuda de sangre.

Dobby y una muerte trágica. La escena en la que Harry cava la pequeña tumba es dolorosa y llena de angustia.

Y hablando de angustia: los recuerdos de Snape, seguidos por el capítulo más triste, y probablemente el mejor, de toda la serie: “The Forest Again”. Allí caminamos junto a Harry rumbo a su muerte. Él va a morir, sintiendo que fue criado para eso. Y con la piedra llama a sus padres, a Sirius y a Lupin. Y es difícil no quebrarse. Es un momento terrible de dolor, impotencia, desesperanza.

“King’s Cross” es el capítulo de la trascendencia. En el que comprendemos cuán compleja y estructurada es la historia, cómo todo tiene que ver con todo.

Y una resolución fantástica, coherente, e inesperada, que, en cierta forma, culmina en círculo, porque termina de la misma forma en la que empieza.

Qué decir de Neville y de Luna. Ellos son el verdadero corazón de la resistencia, la verdadera esencia de Dumbledore’s Army (por si a alguien le quedaba alguna duda). Guardaron las monedas hasta el último momento. Lucharon por Harry, aun sin haber sido invitados a acompañarlo.

Kreacher y Percy: la redención, la demostración de que nunca es tarde.

Snape es, en cierta forma, el héroe trágico, el que hizo todo por un amor que no fue correspondido, pero que no dejó de ser. Que se equivocó alguna vez, pero que logró ser mejor que sus errores. Cuando el retrato dice “mudblood”, y él responde “No digas esa palabra”, ahí está todo dicho. Ya sabemos quién es, cómo cambió. Es tan importante como su muerte, frente a los ojos de Harry, frente a los ojos de Lily.

En el tintero, para mí, quedó un poco más de amor entre Ron y Hermione. Pero cuando llega, es el momento culminante de la relación entre los dos, es la prueba de que él sí tiene más sentimientos que una cuchara, sólo que a veces no lo expresa. Es difícil no releer ese beso.

El epílogo es, tal vez, un poco azucarado de más, e informativo de menos. Lo segundo es una lástima, pero una elección de Rowling; lo primero es la vuelta al primer libro, a la inocencia que perdimos siete libros atrás. Es en ese contexto del séptimo libro que nos parece tan dulce e inocente, porque crecimos y los libros con nosotros.

Fin del invisi-o-text.

No sé si es el mejor de los siete libros. No sé si pueda llegar a describirse con la palabra “perfecto”. Pero sé que Harry Potter and the Deathly Hallows es un final a la altura de la historia que lo precede. Merecido final para una serie inolvidable.


Atención: en los comentarios se revelan también partes del libro. No leer si no se leyó el libro!

lunes, julio 23, 2007

Reminiscencias de la fila para HP 7

Mientras escribo comentarios sobre el séptimo libro en el foro de Rotten Tomatoes (estamos en una discusión súper interesante) aprovecho para recordar lo que fue el viernes la espera.

Estaba complicado y esperé que llegara mi padre con el auto. Para estacionar en el shopping, un quilombo! Pero a eso de las 19:15 llegué y me encontré con un amigo, con el que habíamos quedado. La novia había llegado a las seis y media, y ya había cola, pero igual quedamos bastante bien posicionados.

Estaba la gente del club de lectores de HP en Uy, que yo no sabía que existía, pero al que estoy considerando unirme en cualquier momento.

La gente haciendo cola promediaba los 18 años. Había de 16 en adelante, y más de un cuarentón.

En determinado momento alguno (más bien alguna) hizo un poco de escándalo de más (los inadaptados de siempre) pero se entiende: la tensión estaba a flor de piel.

Cada tanto alguien pasaba y preguntaba "¿Para qué es esto?". Ahí la cosa se complicaba: Para unos estaba todo bien, para otros, era una pelotudez galopante.

Ahí me molestaba. No puedo entender cómo alguien puede ser crítico de gente que está haciendo cola para comprar un libro. ¡Un LIBRO! Debe ser que hoy en día la lectura y la cultura están mal vistas. Claro, mejor es hacer cola para entrar a un boliche a mamarse hasta las patas.

Pero la vez que me molesté más, fue con un pibe que pasó llevando una bandeja con un capuccino. El mozo nos mira y dice algo como "¡Que pelotudos, a esta edad!". Lamentablemente, cuando lo terminó de decir ya no estaba a mi alcance, porque estuve a punto de decirle "Yo a esta edad soy abogado, vos... qué carajo sos, ¿mozo?". Todo bien con los mozos, pero me calenté mal.

A las 20:01 empezamos a entrar. Yo el mío lo recibí 20:08 aprox. ¡No lo podía creer! Estaba ahí en mis manos... Mi amigo, y otro amigo suyo compraron con tapa de adultos, yo fui por la de niños, que es la que tengo en los otros (cuando compré el primero, la tapa de adultos no existía). Dicen que la de adultos está agotada, lo que habla de que está buena, y que la mayoría que los leen no son niños (ok, está en inglés, es lógico).

Por internet no me gustaba mucho la tapa, pero en persona está bastante buena, y miente menos que la americana (que no es como uno se imagina la escena).

En definitiva: una noche espectacular. Tengo un videíto que filmé con el cel en el momento para guardarlo de recuerdo. Tal vez algún día lo suba. Por lo pronto, sé que siempre voy a poder decir que estuve ahí. Para algunos será una boludez. Para mí, fue un momento genial.

sábado, julio 21, 2007

Harry Potter and the Deathly Hallows... first thoughts

Spoiler-free edition (son sólo impresiones, no hay nada que no se pueda saber de antemano).

¿Por dónde empezar? Es un libro distinto, en muchas cosas muy distinto a los anteriores.

Intenso.

Me sorprendí a mí mismo sonriendo durante más de un pasaje. Rowling no pierde su toque mágico.

¿Cómo hacer una película y que sea apta para menores de 15?

Hubo algo que no me quedó claro. Habrá que releer y comprender mejor.

Por momentos parecía que nada bueno podía pasar. Horrible sensación de desesperanza.

Un final que hace honor a los seis libros anteriores.



Se va a extrañar que no haya más libros de HP en el futuro :(

jueves, julio 19, 2007

Rodeado!

Estos días vienen difíciles. Cada vez hay menos lugares seguros. No, no estoy hablando de la inseguridad de las calles (para eso están los periodistas), estoy hablando de HP 7.

Hubo filtraciones. El New York Times publicó una crítica, obviamente sin autorización, a partir de una filtración de información. Hasta J.K. Rowling protestó: "I am staggered that American newspapers have decided to publish purported spoilers in the form of reviews in complete disregard of the wishes of literally millions of readers, particularly children, who wanted to reach Harry’s final destination by themselves, in their own time. I am incredibly grateful to all those newspapers, booksellers and others who have chosen not to attempt to spoil Harry’s last adventure for fans."

Lo del NYT es absolutamente lamentable. La falta de respeto y buen gusto son patéticas, y hablan de una necesidad de vender por vender, sin que nada importe. Así estamos.

La cosa está complicada, pero por suerte (o por sentido común) la mayoría de los sitios de Internet responsables, no se han hecho eco de los spoilers, y los que sí lo han hecho avisan. Eso es fundamental, porque nadie quiere chocarse accidentalmente con la información. Recomiendo para eso, evitar los "comentarios" aun en los sitios seguros, porque la mayoría no tienen aprobación sobre lo que escriben los usuarios.

Me quedan treintaypocas horas. De ahora en más: despacio y por las piedras.

Procrastination

Puede que tenga que ver con ser uruguayo. Puede que sea algo puramente personal. Tal vez ambas. El hecho es que no puedo evitar dejar todo para después.

Mientras escribo estas líneas, debería estar escribiendo un informe sobre Derecho, pero no; estoy dando vueltas sin rumbo en la Internet. Total... en la mañana lo hago.

Es frustrante saber que uno está indefenso ante su propia naturaleza. Pero es así. Podría, en un acto de rebeldía hacia mí mismo, terminar de escribir esto, abrir el Word, y arrancar con eso. Pero no creo. Mejor más tarde.

Estoy atado de manos ante mi propia esencia.... lamentable.

miércoles, julio 18, 2007

Más teatro

Como no fue suficiente con lo del jueves, el lunes fui nuevamente al teatro, a ver a Gustaf, que grababa su DVD.

Estuvo muy bueno, y la pasé bárbaro, más allá que la obra ya la había visto en el bar Tabaré el año pasado.

La verdad a mí el teatro no me gusta mucho. Es una coincidencia que haya ido dos veces en una semana. Lo cierto es que las últimas tres veces que fui, fue en Moviecenter.

Siempre me dio la idea que el teatro es, lo que en inglés llamarían "a poor man's cinema", o sea, una versión berreta del cine.

Pero claro, este tipo de espectáculos, son los que, para mí, realmente marcan la diferencia. Nadie va al cine a ver a Leo Masliah, o un unipersonal humorístico de Gustaf.

Había algún conocido: Ignacio Álvarez (se está quedando pelado, mal, y es más gordo en persona), Fablet (nos regalaron tazas y bufandas de Fablet&Bertoni), y uno de los columnistas de Los Informantes.

En definitiva, estuvo muy bueno. Ahora sólo me falta encontrar algo que valga la pena ver en el Solís, al que todavía no fui, porque no encontré nada potable.

domingo, julio 15, 2007

Un viaje en el tiempo 12

Este segmento venía medio abandonado, entonces, aprovechando que este viene siendo un fin de semana lento, vamos a retomarlo con algo grande.

Existe, indudablemente, una era de oro en la casa Disney. Ese período dorado funcionó a dos niveles: en los cines (La Sirenita, Aladín, La Bella y la Bestia, El Rey León...) y a nivel de televisión.

Ya hablamos de El Pato Darwin (o Darkwing en el original), quizás uno de los personajes más geniales de la historia de los dibujos animados, y uno de los mejores y más entretenidos programas.

Pero hoy vamos a recordar al programa precursor de aquél. El programa insignia de la época dorada de Disney: Patoaventuras. Si existe un clásico de la generación de los 80, ese es Patoaventuras.

Las aventuras de Rico McPato y sus sobrinos (y los de Donald) Hugo, Paco y Luis, revolucionaron la televisión.

Episodios como el de las “corcholatas” y el del “Hindentanic”, personajes como Joe McCuack, los chicos malos y Pato Aparato, existen aún hoy en nuestro inconsciente (y a veces no tan inconsciente).

Durante años a nadie sorprendía encontrar Patoaventuras en los mediodías de canal 12, de lunes a viernes.

El éxito del programa fue tal, que la Disney sacó un largometraje animado: Patoaventuras la película, el tesoro de la lámpara perdida.

Pocos programas han sabido capturar el sentido de aventuras y diversión de ese dibujo. Pocos han podido ser una parte tan importante de nuestra historia.

Con ustedes entonces, la apertura para Latinoamérica de Patoaventuras:


viernes, julio 13, 2007

Una entrada ecléctica

En la entrega de hoy, vamos a hacer un rejunte de diversas cosas, un ratatouille de comentarios en información.

Ayer fui a ver a Leo Masliah a Moviecenter, sí, O.K. uno tiene sus excentricidades. El tipo la rompe. Muy gracioso. Humor inteligente y música espectacular. A la salida le comenté al amigo que fue conmigo, que de existir el cine uruguayo, Masliah sería un compositor brillante de bandas sonoras. A fin de mes va a estar en el "Espacio Guambia". El que tenga oportunidad, vaya.

19.643 entradas vendió el miércoles solamente, Harry Potter y la Orden del Fénix acá en Uy. Para el que no tiene referencia, es mucho. Un fin de semana (vie/sab/dom) de 15.000 personas es considerado un éxito. Así que saquen cuentas.

Las tres películas más vistas hasta el momento son Shrek 3, Piratas del Caribe 3 y Ratatouille, que estás acercándose al segundo puesto, a fuerza de ser una película que gusta a los niños, pero encanta a los adultos que los llevan.

1.933.018 (casi dos millones) es la cifra de ejemplares de HP and the Deathly Hallows ya vendidos (pre-ordenados) a través de Amazon en todas sus filiales.

45.75% aumentaron las visitas a este blog comparando entre el mes de mayo y el de junio (nótese asimismo que mayo tiene un día más). Gracias a Uds.

Me siento levemente frustrado acerca de la respuesta de cierta gente a mi crítica de Transformers. Por un lado, porque parece que uno no tuviera derecho a que no le guste una película. Por otro, porque hay cierta gente que parece ver en mí un cierto aire elitista, snob, o similar. Finalmente, porque compruebo que... mejor lo dejo para otro momento.

Una última cosa: está dando vueltas por Internet (de hecho lo bajaron de youtube) un trailer que se vio en cines en EEUU. Es una película producida por J.J. Abrams (Alias, Lost, M:I:III) sobre un desastre (¿natural?, ¿sobrenatural?, ¿extraterrestre?). La película sería filmada toda con cámara de video, simulando una cámara de alguien que andaba con una por una fiesta, como si sucediera en la vida real.

De más está decir que hay toda una campaña de expectativa al respecto. La película no sabemos como se llama (algunos dicen que "Cloverfield" sería el nombre), pero se la conoce también como 1-18-08. Vean por ustedes mismos:



jueves, julio 12, 2007

Cuando la crítica no sabe de lo que habla

Dice en la crítica de HP 5 del diario La Nación: " Mientras tanto, La Orden del Fénix ha dilapidado la tensión erótica entre Harry y Hermione (uno de los aspectos más interesantes en la evolución de la historia)..."

¡Una estupidez galopante! Se ve que Diego Batlle (quien firma la crítica) nunca miró una película de Harry Potter. No tiene idea de lo que está hablando. ¿Cómo puede ser "uno de los aspectos más interesantes en la evolución de la historia" algo que, simplemente no existe?

Nunca hubo tensión sexual entre Harry y Hermione. Sí entre ésta y Ron. Eso demuestra que quien hizo la crítica nunca entendió nada.

Lamentable.

Crítica: Harry Potter y la Orden del Fénix

Todo está en Orden

Cada película de la saga Harry Potter ha sido distinta, con sus virtudes y defectos. La participación de distintos directores le ha otorgado una cierta plasticidad, que redundó en su beneficio.

Ahora David Yates (un total desconocido para el público general) logra dar un paso más en la dirección correcta.

En HP y la Orden del Fénix todo funciona a la perfección. Si bien el trabajo de Alfonso Cuarón y Mike Newell había sido positivo en la maduración del personaje y la historia, las películas adolecían (sobre todo el Cáliz de Fuego) de ser demasiado episódicas.

Yates las deja respirar. Quizás sea en parte también mérito de un nuevo escritor, pero esta película fluye mucho más.

Eso ayuda mucho a sumergirse en el mundo del film.

Las actuaciones son todas excepcionalmente buenas. El trío protagónico entrega su mejor actuación, y se transmite al espectador un aire de camaradería, como no se había sentido en entregas anteriores. Daniel se pone el traje de Harry enseguida, y lleva la película sobre sus hombros.

Emma y Rupert, hacen perfecta compañía.

Evanna Lynch es la perfecta Luna Lovegood, e Imelda Staunton se convierte en una temible Dolores Umbridge.

Algo muy bueno: existe un aire mucho más “Rowling” en la película.

Quizás esa ha sido la falta más grande a través de la serie: que no se pudo transmitir el ambiente de estar en un colegio, y las relaciones que se dan en ese ámbito.

Y esa es la mayor virtud de la película. En el libro más oscuro y denso, el director logra sacar a relucir el alma del mundo Hogwarts, y nos da tiempo suficiente para disfrutarlo.

Desde la primera escena (sacada directamente y en forma muy exitosa del comienzo del libro) se transmite un aire de realidad, y sabemos que estamos ante una experiencia distinta.

Quizás la única cosa criticable sea que el final no es tan impresionante como uno podría esperar. Pero cierto es, también, que el estímulo constante nos ha quitado un poco la capacidad de asombro.

Por supuesto que la película tiene mucho de política. Casi inadvertidamente (en forma más sutil que en el libro) hay mucha crítica política. Rowling hizo un trabajo fenomenal criticando la realidad, observando los juegos del poder, y lo plasmó en su libro. Aquí se retoma y se lo pone, en un rol secundario, pero no por eso menor.

Por último, la película usa flashbacks en más de una oportunidad. No es en absoluto un recurso molesto, sino que ata perfectamente esta película con las anteriores, le da una cierta continuidad y coherencia, y nos lleva a las raíces de la historia, cosa que Rowling hace en sus libros, y que hasta ahora no habíamos visto de esta manera. Los personajes (sobre todo Harry) tienen entonces un pasado que los hace quien son, y esa nueva dimensión se nota claramente.

Estamos, en mi opinión, ante la mejor película de la serie, hasta el momento. Un verdadero placer, especialmente para aquellos que aman el mundo de Harry Potter.

[**** / *****]

domingo, julio 08, 2007

Todo depende del cristal

Estuve mirando Pan y Circo de esta semana (grabado, porque el jueves fui a ver Transformers). Un par de días atrás tuve una discusión (en buenos términos) con un amigo sobre la orientación política de Ignacio Álvarez.

Yo le decía que es claramente un tipo de centro-derecha. O sea, en mi opinión tiene toda la pinta de nacionalista (léase: blanco). Es una conclusión no muy difícil viéndolo en TV, pero además yo lo escucho habitualmente en la radio, por lo que estaba bastante seguro.

Mi amigo insistía con que para él, era del frente con una cierta tendencia astorista. Hay una palabra en inglés para esto: "delusional".

Viendo el informe sobre la reforma tributaria con el que arrancó el segundo bloque este jueves (esos reportes con ayuda visual la rompen) me reía solo, de pensar que a alguien se le ocurra que el tipo pueda ser votante del actual gobierno. Si a eso le agregamos que es votante confeso de Batlle en el ballotage del 99...

La discusión en sí surgió por un comentario al pasar, que hice de pasada en una entrada anterior: que Escanlar hace que Álvarez parezca casi zurdo en comparación.

Todo esto viene a cuento de cuán distintas son las ópticas sobre la prensa y la política. Mientras él sostiene que hoy los medios de comunicación (la TV especialmente) se han vuelto claramente izquierdistas porque hoy es más “políticamente correcto”, yo no lo veo así. Salvo la ausencia de Néber, no creo que la TV haya hecho un viraje a la izquierda. Es más, creo que los periodistas de TV son, en su gran mayoría, más derechistas que izquierdistas. Casi me atrevería a decir que estoy seguro de ello.

Pero lo importante, me parece, es el tema de las perspectivas y de las apreciaciones diversas.

Yo tengo la teoría, comprobada en parte por experiencias previas, que las ópticas distorsionan la realidad en forma sorprendente. Lo he visto, por ejemplo, con los debates. Es siempre sorprendente cómo la gente de un partido piensa que su candidato ganó un debate, y la gente del otro, piensa que fue el suyo.

Por eso también soy bastante escéptico con los debates. No creo que se aprenda mucho, porque cada uno lo ve como quiere ver las cosas, y las ventajas están más en la habilidad del declarante, que en la sustentabilidad de las afirmaciones que formula.

En definitiva, dejo planteado el tema de cómo cada uno, ve las mismas cosas de forma distinta a los demás, y cómo, nuestro background, nuestra personalidad y por qué no nuestros prejuicios, afectan nuestras percepciones.

viernes, julio 06, 2007

Crítica: Transformers


Sólo una cara bonita

Es un poco complicado calificar una película como Transformers. Cada película debe ser calificada en base a lo que es y a lo que debería ser, pero no puede ser calificada por lo que no es, ni con los parámetros con los que se califican películas distintas.

A lo que voy es a que uno no puede pedirle a Transformers que sea la nueva “El Padrino”.

Las llamadas “popcorn movies” son las películas hechas para estrenarse en el verano boreal, y se caracterizan por grandes despliegues de acción, y tramas sencillas, nada de excesos de profundidad. Pero eso no quiere decir que no las haya buenas y malas.

Transformers obtiene éxito absoluto en un área: los efectos visuales. Las imágenes generadas por computadora, respaldadas por la banda sonora, hacen que lo que uno está viendo se sienta absolutamente real. ILM no puede, con Piratas 3 y ahora ésta, perder el Oscar de efectos visuales.

Impacto visual y sonoro. Es todo lo que hay.

Pero el problema está en todo lo demás.

El guión... bueno, digamos que la historia es, por lo menos, bastante poco interesante. Los guionistas Kurtzman y Orci han sabido hacer mejores trabajos (Alias, Misión Imposible 3). Es un guión derivativo, que pierde el eje (el de la historia de Shia LaBeouf y Megan Fox).

Gran parte de los diálogos (en particular los de los transformers, pero no sólo esos) suenan falsos y tontos, y muchos de ellos, grandilocuentes y trillados.

Pero además, Michael Bay comete errores grandes. Cuando el guión le da la oportunidad de ubicarse con el protagonista, de darle espacio para que su historia fluya, él no lo aprovecha. Hay serios problemas de timing cómico. Si bien hay momentos graciosos, uno queda con la sensación que podría haber sido mucho más efectivo en manos más hábiles.

Y ni que hablar de los tiempos dramáticos. Nada.

La historia nunca respira, y las escenas en las que no hay destrucción, parecen sólo relleno.

Agregando problemas, el guión incorpora muchos (demasiados) personajes secundarios. El que vende el auto, la hacker, los compañeros de la hacker, el negro hacker, el soldado que tuvo una nena, el otro soldado, el agente del Sector 7... La mayoría de éstos, no aportan nada a la historia en sentido dramático, y en el aspecto cómico, no son muy efectivos.

Pareciera que en el fondo de la película existe una historia interesante, acerca del pibe que consigue su auto y consigue a la chica de sus sueños. Pero ni el guión ni el director le dan la oportunidad a esa historia.

Todo lo que queda, es un montón de escenas de acción impresionantes, que sin embargo no logran importar demasiado.

Transformers no fracasa por no ser la nueva “Schindler’s List”. Fracasa porque no logra ser una buena “popcorn movie”. Una película que es demasiado extensa, pero que al mismo tiempo, se apresura demasiado en muchas cosas, no les da el tiempo necesario.

En definitiva, no funciona.

[** / *****]

jueves, julio 05, 2007

Un viaje en el tiempo, versión Canal 5

Como saben los habituales, en este blog hay una sección (que está muy abandonada, pero que prometo retomar, considerando que tengo el material disponible y lo único que me ha faltado es voluntad) denominada “Un viaje en el tiempo”. En ella, con las presentaciones de programas viejos, me permito viajar a otras épocas, retrotraerme a otra televisión, que fue parte de mi vida, y de la mayoría de la gente de mi generación.

Pero ahora parece que hay quien hace eso mismo, pero a fondo. Desde hace unas semanas, Canal 5 (ahora Televisión Nacional de Uruguay) emite a las 15:00 dibujos viejos.

Han pasado, por ejemplo, capítulos de Scooby-Doo de los que tenían a Scrappy. Aquellos en que los personajes eran estereotípicos, pero no tan autoconscientes. También el otro día vi a Don Gato, que ya fuera recordado en este blog en esta sección.

Pero ayer vi algo que me llevó al pasado mal: ayer dieron “El hombre plástico”. Pero no sólo eso, dieron el episodio con el genio que convierte a los atletas en oro.

Quizás la referencia se pierda para muchos de ustedes, pero para mí y algunos amigos, ese capítulo es clave. Cada vez que tocan las reminiscencias de los dibujos, caemos en “El hombre plástico”, y cada vez que lo mencionamos, hablamos de ese capítulo.

Hay quienes tienen la teoría que ese es el único capítulo que se emitió (no es cierto) pero la realidad es que fue emitido muchas veces.

El genio “Aladino, el malo” secuestrando atletas, atando al Hombre plástico a una roca y tirándolo al mar. Hula-hula y Penny tratando de ayudarlo... son clásicos.

Si fuera un poco más negativo diría que lo que evidencia todo esto es que Canal 5 no compra un dibujo animado nuevo vaya uno a saber desde cuándo. Pero la verdad es que este reencuentro fue tan emotivo, que no me voy a poner a pensar en eso.

Mejor veámoslo como un homenaje, como un “Canal Boomerang” (antes de su nueva imagen que destrozó todo lo que era bueno del canal) pero pequeño.

Porque, en definitiva, lo que importa es que ahora hay una oportunidad, de lunes a viernes, de reencontrarse con el pasado.

miércoles, julio 04, 2007

¿Por qué le pasan cosas malas a gente buena?

Hoy me mueve esa pregunta. La respuesta, en cierta forma, la sé: el mundo es un lugar donde no rige la justicia, porque ésta es un invento humano, para las relaciones humanas, pero no es un orden natural.

Para quienes son creyentes, siempre está la explicación de los motivos ocultos de la divinidad, o del juicio en otra vida. Quizás por eso para muchos es importante creer, porque el mundo es tan eminentemente injusto, que aceptarlo así es una idea demasiado descorazonadora.

Yo personalmente, no creo en las razones, en los porqués. Las cosas son como son, porque son. Claro que, a veces, ese pensamiento no me hace sentir muy bien ni me llena de optimismo como quisiera.

No tiene sentido quejarse, supongo. Sin embargo, hoy parece ser una buena idea, una forma de dejar salir la frustración.

No hay derecho...

martes, julio 03, 2007

La TV este miércoles

El regreso de Los Informantes, el fútbol y otras ponderaciones

Cuando arrancó el programa “Los Informantes” el año pasado, mi primera reacción no fue positiva. Faltaban muchas cosas, sobre todo: dinámica. Con el tiempo el programa se fue encontrando a sí mismo, especialmente sus conductores se fueron sintiendo más cómodos frente a las cámaras, y se convirtió en una de las propuestas más interesantes de la TV uruguaya.

Es algo que cuesta aprender, pero muchos programas necesitan tiempo para encontrarse, para encontrar su propio ritmo, para ser la mejor versión de sí mismos. Esto es cierto en Uruguay, en Argentina y en EEUU.

Pero acá es todavía más notorio, por la clara falta de TV que tenemos. Acá casi nadie creció en la TV. Y eso lleva a un período necesario de adaptación.

Pero bueno, no me quiero ir más por las ramas. El año pasado el programa se encontró a sí mismo, y este miércoles a las 23 vuelve, con algunos cambios. Uno de ellos es que va a ir en vivo, lo que puede significar (esperemos que no) un retroceso, porque la dinámica cambia.

Pero no vale la pena preocuparse antes de tiempo. Mañana se verá cómo vuelve.

El horario de mañana obedece a que está precedido por el partido de la selección Sub 20. Por el mismo motivo, mañana no saldrá Zona Urb... eh... “Pan Y Circo”, que saldrá el día jueves.

A propósito de PyC, no escribí una entrado con un comentario porque no pude ver el programa completo. Lo que vi, me gustó. El comienzo con el resumen de noticias fue bastante gracioso. La conducción de Ignacio Álvarez está fuera de toda discusión posible (es de los mejores en radio y en TV), y los panelistas bien (a ella no tuve oportunidad de verla hablar mucho, Escanlar muy bien, como siempre).

Mañana, entonces, fútbol. ¿Sólo a mí me parece excesivo que en los tres canales privados pasen el mismo partido? A mí me gusta el fútbol, pero me parece mucho, sobre todo para los que no tienen cable.

Respecto a las transmisiones, ya que todo el mundo lo pasa, elijo el 4, porque para mí tiene la mejor calidad de imagen, y a Uberti allá. También es el canal que elijo para los juegos olímpicos, pero para eso falta.

Para otro día, un análisis acerca de cómo puede ser que los programas nacionales más interesantes coincidan todos en la misma noche. Pero bueno, mañana no va a haber muchas dificultades, o se ve el fútbol, o se ve el fútbol, o se ve el fútbol...

Cuando termine el partido, entonces, los invito a ver “Los Informantes”.

lunes, julio 02, 2007

Música de película

Les ofrezco un aparatejo que pasa música de Harry Potter and the Order of the Phoenix, a estrenarse el 11 de este mes.
Que lo disfruten.


domingo, julio 01, 2007

Crítica: Ratatouille

¡Una verdadera delicia!

Ver Ratatouille es saborear un mix de los mejores ingredientes que se pueden encontrar en el cine de animación, y en todo el cine hoy.

Hay una realidad incontrastable: Pixar es el único estudio en funcionamiento, que nunca estrenó una película mala. A esta altura, luego de 8 películas, no puede ser una casualidad.

Ratatouille es una película con corazón. Una historia con una premisa típica (un marginado que posee habilidades ocultas que lo llevan a destacar) tratada de una forma original.

Una muestra mínima del atractivo visual del film.

Entorno a esta base simple, este típico bizcochuelo, se agregan otros ingredientes muy importantes, como por ejemplo:

- Las distintas vueltas de la historia. Cómo cada personaje es real, y funciona.

- Un poco de azúcar, pero ningún edulcorante artificial. La historia es dulce y te hace sentir bien (“chocolate caliente para el alma”, como diría el libro) pero nunca se va al exceso. Nada es forzado.

- La comedia. Ratatouille no es una comedia de chistes tipo juegos de palabras, o alusiones a la cultura pop. Es una comedia que en muchos momentos es física, con una onda retro.

- Como aderezo especial, la música. Michael Giacchino demuestra una vez más, por qué es uno de los compositores más interesantes que han aparecido últimamente.

- La presentación del plato, una animación impresionante. La calidad de la animación en Ratatouille destaca por sobre toda otra película animada que se haya visto, desde los personajes (el pelo de las ratas seco, mojado, etc.) pasando por los alimentos, hasta los escenarios. Es simplemente impresionante y un placer visual.

- Una dirección “increíble”.

A propósito de esto último, es necesario decir que Brad Bird ya es, definitivamente, uno de los nombres más importantes de la animación. El tipo es un genio. Tiene todo para quedar en la historia junto con Disney, Chuck Jones, Tex Avery, Miyazaki, etc. La unión de Bird y Pixar es uno de los puntos altos de la animación en las últimas décadas.

Ratatouille es una película con corazón, uno que no se ve habitualmente en las películas animadas que nos invaden todas las semanas. Un corazón “vintage”, al mejor estilo de las viejas películas de Walt.

Por eso llega a todos. Porque Ratatouille no es una película para niños, es una película para adultos, que los niños pueden disfrutar.

Salvo que en los próximos 6 meses pase algún (otro) milagro en el mundo de la animación, el Oscar a película animada ya tiene dueño este año. Ratatouille está en una liga distinta.

Una de las mejores películas del año; un plato para repetir y repetir.

[****1/2 / *****]

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails