jueves, noviembre 30, 2006

The awards season begins...

Ya llegó la época del año en que las nominaciones de los premios del cine comienzan. Las primeras en conocerse fueron las de los Indie Spirit Awards, premios del cine independiente.
Las cinco nominadas son:
American Gun
Little Miss Sunshine
El Laberinto del Fauno
The Dead Girl
Half Nelson

Las dos que vi, y que son las únicas que se exhibieron hasta ahora en Uy, son muy buenas y muy recomendables. LMS es candidata a estar nominada a los Oscar. Lo de El Laberinto del Fauno es una muy grata sorpresa. La verdad me encanta que esté ahí, aun cuando Guillermo del Toro no fue nominado como director. Es una película que merece reconocimiento en los premios de este año. Está también nominada por la fotografía, que es excelente.

En las próximas semanas, se irán perfilando las posibles candidatas a las nominaciones de los Oscar. Trataré de mantenerlos informados.

Las Diez Preguntas

Esta entrada surge a partir de una sección en montevideo comm, que recomiendo (www.montevideo.com.uy). Como me pareció que estaba claro que la gente de esa página no me iba a venir a hacer el cuestionario a mí, decidí que tenía que hacerlo por mi cuenta.
Una vez aclarado que es un claro robo, ahí van las respuestas, así saben un poco más de mí.


1 -Una virtud y un defecto
La puntualidad
El egocentrismo

2 - Una pasión
Las historias bien contadas (cine, televisión, libros)

3 -Un miedo
El paso del tiempo

4 - Un motivo de irritación
La estupidez, la ignorancia, la gente que no sabe hablar.

5 - Libro fundamental
1984 (George Orwell). Aclaro que no es mi favorito, pero creo que es el que mejor cabe en la palabra "fundamental".

6 -Banda o músico fundamental
Madonna

7 -Disco imprescindible
Ray of Light

8 -Una película y una serie de TV
Jurassic Park
Lost

9 - 3 cosas para abandonar en una isla desierta
Los asambleístas de Gualeguaychú, el gobierno de Kirchner, el gobierno de Bush.

10 -3 personajes para no invitar a una fiesta
Cualquiera que esté vinculado con la dictadura o sea apologista (a la García Pintos), Zabalza, el Papa.

miércoles, noviembre 29, 2006

La Columna del Sr. Dedos Ep. IV: Una Nueva Esperanza

Las opiniones vertidas en esta columna son exclusivamente de su autor y no necesariamente reflejan las del creador del blog.

Sí a la vida, no a los papelones

Finalmente el consejo directivo del BM (Banco Mundial) aprobó por 23 votos a 1 el crédito por U$S 170: para BOTNIA para poder financiar el proyecto que esta llevando a cabo en Fray Bentos. Quien votó en contra fue el representante argentino (obvio), que también es el uruguayo (contradictorio) y el de otros países de la región.

Por un lado son buenas noticias porque significa que en un futuro cercano, habrá mas puestos de trabajo para uruguayos que viven en la zona ya sea directa o indirectamente y al ser la mayor inversión extranjera en la historia del país será un nuevo elemento para fortalecer o reactivar la economía del país. Por otro lado, tenemos a los ambientalistas/piqueteros argentinos, que si hay algo que hacen es protestar y defender sus derechos, además no dejan de mostrar alternativas de cómo hacerlo (cortes de ruta, muros, manifestaciones, canciones, etc). Si bien están en su legítimo derecho y puede ser que le acierten en el contenido de la protesta (según ellos Uruguay incumplió con el estatuto del Río Uruguay) no aciertan en el método. Como respuesta a esto, podríamos decir que Argentina ha incumplido con otros varios acuerdos. Independientemente de eso, no he visto que para mejorar la situación hayan hecho propuestas “coherentes” como para solucionar el conflicto binacional.

No sólo esto: de acuerdo a lo que resolvió la asamblea van a proponer a Kirchner retirar el embajador argentino en nuestro país (no suena disparatado), reemplazar el representante argentino en el BM (tampoco suena disparatado), pero lo más gracioso y que si no llega al colmo lo acaricia es que van a solicitar al intendente o gobernador de Gualeguaychú que les traiga arena para hacer una playa artificial junto a la ruta y así pasar de forma más llevadera el verano, disfrutando y protestando todo a la misma vez.

Eso no es todo, otra de las ideas que estaban discutiendo es crear una chimenea ecológica, lo mas alta posible (se piensa en llegar a un máximo de hasta 120 metros) y tener un elemento que provoque CONTAMINACIÓN VISUAL. ¿Qué más se puede esperar como opciones para protestar?, guerras de bombitas de agua, guerras de almohadones y quién sabe qué otra cosa.

Creo que lo que estos “ambientalistas” se olvidan por momentos es que los derechos de uno terminan donde empiezan los del otro, y si bien tenemos que aceptar que protesten (nos guste o no) cuando esto nos empieza a perjudicar a nosotros, a nuestra economía y a nuestro pueblo no hay porque tolerarlo tanto tiempo.

Si quiere “facilitar” el Rey de España, El Papa, Bush o los otros integrantes del Mercosur bienvenidos sean, pero enfoquemos energías en arreglar esto lo más pronto posible. No voy a entrar en la cuestión de la hermandad entre nuestros países, lo que sí voy a decir es que no siempre los hermanos mayores aceptan lo que decide el menor y menos en este caso donde hay una importante cantidad de dinero de por medio de la cual el mayor no va a recibir nada.

Hasta la próxima

Sr. Dedos

martes, noviembre 28, 2006

5 cosas que me molestan I (cine)

Las precuelas de Star Wars: La primera es malísima y aburrida, la segunda es entretenida pero estúpida y con diálogos lamentables, la tercera es más épica sin dejar de ser estúpida. Por suerte la última nos ahorra las escenas románticas. ¿Qué te pasó Lucas?

Las secuelas de Matrix: The Matrix fue una película revolucionaria. Tenía efectos increíbles, una historia interesante, con algunas alusiones filosóficas. Las secuelas (en especial la segunda) son mamotretos incomprensibles, carentes del espíritu cool de la primera. Insufribles.

Keanu Reeves: En las anteriores se salva porque el personaje es él, pero... ¿existe algo más carente de emoción que este hombre? ¿Es él o un pedazo de cartón?

Halle Berry: Lamentable, desde todo punto de vista. Si ganaste un Oscar, ¿no podés intentar actuar un poco mejor en X-men o en Die Another Day? ¿O sólo te esforzás en las que te prometen premios?

Troya: Un millar de barquitos puestos tipo “copy – paste”. Una guerra épica que dura 10 años concentrada en un tiempo que parece inferior a una semana. ¿Dioses griegos? ¿Qué es eso? Mitología cero. Y por supuesto: Brad Pitt que no está actuando, sino modelando. La película es un compendio de escenas donde él posa para la cámara. Es igualito al gesto de Zoolander. Loco, en serio, si querés podés actuar mucho mejor.

El final de Hermanos & Detectives

Uno sabe que está muy mal si se emociona con el final de Hermanos & Detectives. Pero a veces pasa. Los finales de las series y programas que sigo tienden a ponerme mal. Es terrible despedirse de los personajes que uno aprendió a querer, que uno dejó entrar en su casa.

Si esa despedida está acompañada de una despedida en la pantalla, todo se hace más difícil.

El viernes terminó H&D, serie (unitario, le dicen en Argentina) dirigido por Damián Szifrón, director en TV de Los Simuladores (un éxito rotundo y de excelente calidad) y en cine de El Fondo del Mar (muy buena) y Tiempo de Valientes (ns/nc).

Szifrón es un director cinéfilo. Es un tipo que mira cine y se le nota. No se presenta como elitista, no parece estar afectado por los vicios de muchos directores latinoamericanos. Escapa al costumbrismo creando personajes que son reales pero no suenan a “barrio” (en el mal sentido).

Yo no sé si a él le gustará que yo lo compare, y capaz que no lo ve así, pero a mí me tira una onda Spielberg. No puedo creer que haya dicho eso... pero la cosa es así. Es un director que en muchos aspectos parece norteamericano. Tanto en el tratamiento clásico lineal de las historias, como en la presentación de los personajes. El ritmo es muy americano también. Una escena que me llamó particularmente la atención en un capítulo fue una remake de la escena de Los Intocables (Brian DePalma) en la estación del tren. La balacera en las escaleras, el carrito que cae. DePalma se había inspirado en El Acorazado Potemkin (Eisenstein), y Szifrón se inspira en él. Una cita cinéfila muy ingeniosa.

Por momentos viendo el programa, me dio la sensación que estaba atado por las limitaciones presupuestales. Como si estuviera para hacer algo más complejo con la cámara o con la puesta en escena.

Quizás en EEUU Szifrón sería un J.J. Abrams o algo por el estilo.

Yendo al programa en particular, H&D es altamente entretenido. Las actuaciones de todos los personajes, principales y secundarios, son muy buenas. La de Rodrigo Noya (“Lorenzo” el hermano menor) puede aparecer como acartonada, pero se debe a que el personaje tiene esa característica de “nerd”.

Los casos a resolver son siempre diversos e interesantes. La resolución es clara y siempre se brindan los elementos como para que uno no sienta que está siendo estafado porque alguien ve algo que no era posible imaginar.

Espero que el moderado suceso del programa invite a una segunda entrega. Por lo pronto, se va a lanzar una versión en España, que va a dirigir el propio Szifrón, que llevará la producción de Cuatro Cabezas (que aportará sus conocimientos sobre el mercado español) y Telefé Contenidos (la productora en Argentina) en un emprendimiento que probablemente sirva para darle al director la resonancia internacional que se merece.

lunes, noviembre 27, 2006

Crítica: El Juego del Miedo III

El problema con las películas de EJM es que se han ido desnaturalizando. La primera es un thriller de suspenso, en el que uno no sabe quién es el malo, o cree saberlo pero se equivoca. Todo lleva a la revelación del gran final, en el que, lo admito, mi mandíbula chocó con el piso. Fue genial, un momento brillante.

La segunda opta por la vía que toman la mayoría de las segundas partes: más violencia y más muertos. Y esto le da, es cierto, un nuevo color, pero la acerca a algo más genérico. Según tengo entendido, la premisa de la segunda parte era en realidad otra película, que ante el éxito de EJM fue adaptada para encajar en la mitología de la primera. Y en cierta forma se nota.

La tercera sigue esa ruta, desafortunadamente. Es cierto, aquí la cosa se simplifica un poco más. Hay menos víctimas del juego, o menos personajes que realmente importen. Hay menos hilos conductores con historias personales. Pero sí hay más sangre. Mucha más sangre.

Y claro, ver una cirugía de cráneo está bueno (a mí me pareció genial), pero hay cosas que son un poco demasiado gráficas. El director se equivocó: no es la violencia de la situación lo que hacía magnífica a la primera... es el no tener la más mínima idea de lo que está pasando.

Esto es un problema, porque uno necesariamente sabe lo que está pasando. Las cartas ya fueron echadas. Ya conocemos la cara de Jigsaw, y no hay nada que podamos hacer al respecto.

Como cosa interesante, la película nos plantea una historia que está más desde el punto de vista del villano que ninguna otra. Realmente importa tanto cómo se desarrolla todo alrededor de éste, que con sus víctimas (probablemente más). Y tiene otro elemento de interés respecto a los flashbacks, que iluminan cómo se llevaron a cabo ciertas maniobras en las anteriores, quizás contribuyendo a que los agujeros lógicos se achiquen un poco.

Es difícil atacar una película con la que uno se entretiene, pero no es realmente buena. Ahora, yo la pasé bien. Ojalá que los escritores le encuentren un mejor rumbo a la cuarta, ya anunciada en EEUU para Halloween 2007.

[** / *****]

domingo, noviembre 26, 2006

Sabías que...

Esta sección está dedicada a la información curiosa, llamativa, interesante del cine.

El director Wes Craven le dio su nombre a Freddy Krueger "en honor" a un niño que lo molestaba cuando iba a la escuela.

Pesadilla en Elm Street es la primera película en la que aparece Johny Depp. Estaba acompañando a un amigo al casting cuando Wes Craven lo vio y le preguntó si no quería audicionar.

Dice la leyenda que O. J. Simpson fue considerado para el papel de Terminator, pero se pensó que daba una onda de ser "demasiado bueno" para un papel de villano. La familia de su mujer asesinada seguro que no piensa igual.

En Terminator 2, cuando hay dos Sarah Connor, una es Linda Hamilton, la otra es su hermana gemela.

La máscara original de Michael Myers en Halloween es una máscara de William Shatner (de el Capitán Kirk, más específicamente) pintada de blanco con los agujeros para los ojos cortados de una forma distinta.

Nueva semana

Para esta próxima semana, entre otras cosas, crítica de El Juego del Miedo 3, nueva columna del Sr. Dedos, un par de informes sobre la TV y alguna otra cosa que está siendo definida en estos momentos.

Sólo para dar una idea de cómo viene la cosa, la nueva columna de Morales Solá en La Nación se titula: "Pronósticos de violencia a orillas del río". ¿A esto hemos llegado? Lamentable. No me voy a extender más sobre el tema, porque el Sr. Dedos lo va a hacer en su nueva columna, en forma muy acertada.

Está en línea el primer trailer de Harry Potter y la Orden del Fénix. Tiene buena pinta. Hay además algunos informes en video que comenzaron a circular. En Mugglenet los encuentran y están muy buenos.

En la sección de links, está la página de la recreación de películas en 30 segundos con conejos (no reales, es animación en flash). Altamente recomendable.

El 7/12 HBO pasa el concierto de Madonna del Confessions Tour. Dicen que sin censura. ¿Será cierto? En EEUU lo pasó NBC sin mostrar la parte que la crucifican. Espero que seamos más maduros en América Latina (a pesar de ser más católicos, somos más abiertos de mente en muchas cosas). Quizás haga un comentario luego que lo pasen.

Dejo por acá. Vuelvo pronto.

jueves, noviembre 23, 2006

Butterfly Effect

It's amazing. Simple moments, simple actions define your history.
I didn't take that train. Was I scared? Was I stupid? Didn't I know how to read the signs?
How different everything would be! Those things that seemed rather unimportant once, they come back to hunt me.
I wish I didn't know. You don't want to know when you make a mistake... I certainly wish I didn't.
How low is to wish to be ignorant! And how perfectly beautiful it sounds.
But I can't not know. And that knowledge is my curse.
It wasn't just another train, and even though I would love to pretend that it was, I know better than that. I can't run away from the truth. It lives inside of me.
I feel jealous of those who claim to have no regrets. I can't say that. I missed that train, and I regret it. I have to live with that.
One passing moment. Just that. That's all it takes to change everything.
One little act can change everything.
Butterfly effect, they call it.

Derecho a respuesta

Cuando recibí la tercera columna del Sr. Dedos, hace unos diez días (tal vez incluso cuando simplemente me comentó de qué iba a hablar), le expresé que no estaba en general de acuerdo con lo que planteaba. Por una cuestión de orden, no decido qué publicar y qué no. ¿De qué serviría poner una columna de alguien sólo cuando estoy de acuerdo? Sería lo mismo que escribiera yo.

Esto no implica que no pueda decir lo que pienso al respecto. Puedo opinar en contra sin censurar. La censura previa es contraria a todo aquello en lo que creo. El derecho a disentir está más de acuerdo.

Y me pregunté: ¿Tengo que aclarar lo que pienso en la sección de comentarios o en una entrada normal? Y caí en la cuenta que la respuesta iba a tener que ser la más antipática con el Sr. Dedos, recurrir a una entrada normal.

¿Por qué? Primero porque los derechos a respuestas siempre deben ser expuestos en las mismas condiciones que lo que la expresión original, de lo contrario, se crearía un claro desbalance. Segundo, porque hacer una respuesta extensa en la sección de comentarios, no parece razonable (ignoro si existe un límite en la extensión de los comentarios, pero no deberían ser más extensos que el texto que comentan). Tercero, y aquí puede que entre el ego, porque me interesa que quien lea la columna del Sr. Dedos (y aliento a todos para que lo hagan) lea también el comentario. Me parece que ambas cosas deben ir unidas, al menos en mi blog, en el que intento compartir mi punto de vista sobre los distintos temas.

Por una cuestión de no querer crear un desbalance en detrimento de la columna anteriormente mencionada, el texto del derecho a respuesta está en otra entrada. Así la columna y la respuesta no se verán en desigualdad de condiciones.

Por último, destaco que a partir de ahora, el criterio para aplicar ante eventuales derechos a respuesta va a ser este, así evito hacer pasar a los lectores por toda esta perorata una vez más.

¿Gracias Marcelo?

“¿Por qué una compatriota tuvo que ir a participar en un programa de la televisión argentina a cantar con un famoso para ver si podía conseguir lo que quería?” La respuesta es bien sencilla: canal 12 (o “La Tele”, como sea) hizo mucha fuerza y mucha presión para que hubiera una participante uruguaya en “Cantando por un sueño”. Es una cuestión de números: tener participantes uruguayos puede ayudar a que más gente vea el programa en Uruguay. De hecho, se realizaron varios avisos publicitarios al respecto (“La noche de las dos Natalias”, decía uno de ellos). Algo similar ocurrió ahora con la nominación de Javier Rojas en “Bailando...” y toda la campaña para “salvarlo”.

“¿Somos tan solidarios como creemos?” A mí me resulta difícil responder esa pregunta. Yo no me creo solidario, quizás soy vergonzosamente poco solidario. No sé si este sea el momento para hacer un autoexamen de conciencia... ¿Qué tan solidarios nos creemos los uruguayos? A mí que me presenten un estudio o algo. Yo no estoy en condiciones de medir esa estimación.

No entiendo la comparación con el tema de la Teletón y lo del sueño de la chica. Yo no vi en ningún otro lugar una campaña por ese tema en especial. La Teletón recauda un palo verde porque la gente sabe que está ahí, y porque tienen 24 horas de programación manipuladora para que uno ponga plata. ¿Pudimos cumplirle el sueño nosotros? Probablemente. ¿Ella preguntó?

“...lo importante de ser solidario es que sea algo desinteresado.” No estoy de acuerdo. Lo importante de ser solidario es ayudar a los demás. Si yo doy plata a alguien que la necesita, no importa si es para lavar culpas, lo importante es que le doy a alguien lo que necesita. No creo para nada que a la persona a la que ayudo le interese si yo gano algo o no con eso.

Yo no digo que sea imposible ese concepto de solidaridad, existe claramente. Pero me pregunto dónde vio el Sr. Dedos una sociedad en la que sea la norma general que la gente done plata o cosas espontáneamente y sin buscar reconocimiento o agradecimiento, o lo que sea. Casos puntuales hay millones, pero el hecho es que acá se está hablando de una sociedad en su conjunto.

Y digo: ¡adelante con la "solidaridad forzada"! Si para conseguir ayudar, hay que estimular a la gente, por mí no hay problema (siempre y cuando no bombardeen más la tele con Teletones y similares, con una alcanza y sobra).

McDonald’s, efectivamente, no es una empresa de beneficencia. ¿Corresponde que le exijamos que se comporte como tal? Si nos molesta la “solidaridad forzada”, entonces la propuesta sería: dejemos de hacer el Mc. Día feliz. Agradecidos los de la Peluffo Giguens, o tal vez no. ¿Me tiene que importar si lo hacen por la publicidad? En absoluto, es su derecho. Podrían gastar la misma plata en publicidad tradicional y no ayudar a nadie. Nos quejamos de llenos (de big macs).

Y vuelvo al “Gracias Marcelo”. ¿Qué nos hace pensar que es más desinteresado lo de Tinelli que lo de McDonald’s? Veamos: entre “Bailando...” y “Cantando...” debe haber en total unos 25 “soñadores” (más si sumamos Bailando 1 y 2). Al final de los meses y meses del programa, Tinelli ayuda a 2 (uno en cada uno). Ahora bien, como la semana de lo de Natalia, se ayudó a una persona más, fantástico. “Bailando por un sueño” es un formato que compró Tinelli, que existe en televisoras de todo el mundo (no un invento de su buen corazón), que le sirve para adaptarse al público de Canal 13, que es mucho más elitista que el de Telefé o Canal 9 (de ahí a que esté de traje y tenga “galas”).

El pibe hace casi 30 puntos de rating en Argentina. Y eso significa plata. Tinelli no sólo se hace publicidad con los soñadores... hace un montón de guita con ellos. Y no está mal, como tampoco está mal que lo haga McDonald’s o quien sea.

Es válida la pregunta de qué hacemos los otros 364 días (para mí son 365 porque no me gustan las big, y no pienso comprarlas si no me gustan). Estaría bueno que todos espontáneamente fuésemos más solidarios. Estoy de acuerdo (bueno, no todos, porque los que no tienen, no tienen con qué). Pero mientras alguien inventa la fórmula para eso (que, repito, nunca vi que exista en ningún lado), arriba con los que nos sacuden la modorra.

Yo igual creo que hay gente que es solidaria a su manera, o lo intenta. Mi madre defiende haber votado al actual gobierno. Cuando vio lo que iba a pagar de impuesto a la renta (bastante más de lo que paga de IRP) dijo: “Yo voté a este gobierno porque quiero que ayude a los que lo necesitan. Si tengo más, pago más, pero el que tiene menos que pague menos. No es sólo para mi bolsillo que voto”. Tendrá razón o no. Se ayudará a la gente más pobre o no... el espíritu es el correcto.

A mí me parece que la solidaridad es algo mucho más complejo que lo que se desprende de la columna a la que respondo, que quienes presenta como héroes no lo son, y los villanos tampoco.

Me sumo al pedido que seamos todos más solidarios. Ojalá así sea

miércoles, noviembre 22, 2006

Crítica: Over the Hedge

A veces me pasa que veo una película y la primera vez no puedo sacar una impresión completa. Tiene mucho que ver con el estado de ánimo, la hora, y vaya uno a saber cuántos otros factores.

Cuando fui a ver OtH o "Vecinos Invasores" me pasó algo por el estilo, simplemente no estaba metido en la película. La vida da revanchas, y ahora, gracias a la magia del DVD, pude verla nuevamente.

Con OtH, Dreamworks Animation consigue su película más entretenida, saliendo de la serie Shrek (y sin contar las películas hechas por Aardman). Es ciertamente más graciosa que Madagascar (los pingüinos son lo único que vale realmente la pena), Shark Tale (horrible), y Antz (que es bastante buena).

En OtH todo funciona bastante bien. La historia es interesante, sin ser novedosa (el tipo estafador que encuentra una familia, la usa y luego se redime) incluyendo una serie de observaciones interesantes sobre el consumismo, que no van más allá de eso, pero que están buenas.

Quizás Dreamworks, a diferencia de Pixar, tiende a enfocarse demasiado en los personajes, sin darle tanto valor a la historia. Esto puede ser un problema, pero en este caso, no es tan grave. Tal vez porque los personajes son muy buenos.

Bruce Willis es todo carisma como R.J. el mapache. Garry Shandling hace un trabajo muy preciso como Verne, la tortuga. Aplausos para William Shatner, que en cierta forma se pariodia a sí mismo, haciendo de una zarigüella que sobreactúa (oh, casualidad). Pero toda la atención se la lleva Steve Carrell como Hammy la ardilla.

En estas películas animadas, tiende a haber un personaje (a veces personajes) que cumple el papel de comic relief y llama la atención más que el principal. Lo fue Burro en Shrek, y Dori en Buscando a Nemo, o los pingüinos en Madagascar. Aquí Hammy es delicioso (qué expresión más antigua!) de ver. Su hiperactividad y su "cute factor" son absolutamente atrapantes. Te da ganas de abrazarlo y apretarlo más y más, como Elmira en Pinky & Cerebro.
Steve Carrell y Hammy

Carrell le da una energía genial. Es tremendamente cómico y súper expresivo. No tengo idea cómo hace para lanzar tantas líneas de diálogo en esa voz tan finita y en tan poco tiempo. Es sin duda alguna, uno de los actores que más está creciendo en este momento, y su trabajo en The Office, Little Miss Sunshine y aquí, demuestran que tiene la capacidad para ser un grande de verdad.

OtH está basada en un cómic del mismo nombre y similar esencia, que es muy recomendable, tanto o más que la película. Se encuentra fácilmente en internet. La historia es simple, pero entretenida. Hay montones de gags visuales (algunos extrañamente repetitivos), pero sin duda funciona a todo nivel.

Es una perfecta película para pasar un buen rato en familia.

[*** / *****]

La Columna del Sr. Dedos 3-D

A continuación publico la columna de opinión de un colaborador, el Sr. Dedos. Las opiniones expresadas por el mismo no necesariamente reflejan las del creador del blog. (En este caso específico, eso es más cierto que nunca).

Gracias Marcelo

Sé que sería demasiado fácil decir que él pudo hacerlo porque es famoso, tiene mucha plata, muchos contactos (ustedes elijan el motivo que más les guste), ahora ¿no hay gente en este país que también cumple con estas características? ¿No era que los uruguayos éramos solidarios?

Entonces ¿por qué una compatriota tuvo que ir a participar en un programa de la televisión argentina a cantar con un famoso para ver si podía conseguir lo que quería? (una camioneta para traslados para los médicos del Hospital Pereira Rossell).

Seremos tan solidarios como creemos? ¿Por qué pudimos juntar 1 millón de dólares para la Teletón el año pasado y no lo suficiente como para cubrir los gastos del sueño de Natalia, mucho menos que la cifra recién mencionada? Será que si no aparecen sponsors o empresas que pongan mucha plata, no somos tan solidarios.

Les voy a reconocer que cuando vi en la tele que finalmente Natalia quedó eliminada pero igual consiguió su objetivo, me emocioné, lloré de alegría y me pregunté por qué no pudimos cumplirle el sueño nosotros. Apuesto a que si nos hubieran preguntado si nos gustaría colaborar para este emprendimiento, muchos hubiéramos (Y SOY SINCERO, ME INCLUYO PORQUE NO HUBIERA COLABORADO).

OJO!! No quiero dar a entender que los uruguayos somos lo peor, pero estamos a años luz de ser los “campeones” de la solidaridad (para muestra basta este botón). ¿Será que en el fondo no queremos reconocer que no somos todo lo solidarios que nos hacen creer? Con todo esto no digo que no dejen de colaborar o ayudar a los demás, sino que lo importante de ser solidario es que sea algo desinteresado. Voy a aclarar este punto, lo desinteresado se refiere a que no importa si reconocen que uno colaboró o cuanto tiempo o dinero invirtió.

Muchos van a decir que mi concepto de solidaridad no existe en la vida real, que lo que estoy pidiendo es muy difícil o imposible; no importa, en definitiva es solo una opinión, ni más ni menos.

Lo que estoy tratando de decirles es BASTA DE SOLIDARIDAD FORZADA, basta de ir a colaborar con una causa porque aparece una publicidad en la tele, la radio, en la parada de ómnibus. Si queremos ser mejores personas, ayudemos a quien lo necesite no por una propaganda sino porque pensamos que es lo correcto. Les voy a “bajar” todo esto a la realidad que vivimos con otro ejemplo: El Mc. Día Feliz

Hasta donde sabemos McDonald’s no es una empresa de beneficencia y con esto, si bien ayuda porque recauda dinero para niños con cáncer lo que busca en forma más subliminal es que todos le hagamos una enorme cantidad de publicidad GRATIS.

Todo esto me lleva a pensar en otra cuestión espinosa que no le va a gustar a muchos. Porque si sabemos que esto es así no lo cambiamos? Será que es más cómodo y preferimos que los otros (empresas, estado, gobierno, amigos, familiares) hagan la mayor parte del trabajo pesado por nosotros? En definitiva, si uno se siente solidario por comer una hamburguesa no parece mal negocio para la empresa y para el que la compra.

Pero que pasa los otros 364 días del año? No somos tan solidarios, necesitamos que alguien más haga las cosas por nosotros. Tranquilos, he aprendido con el tiempo que el primer paso para resolver problemas es reconocerlos. Yo reconozco ser un ejemplo de esto y trataré de corregirlo. En cuanto a ustedes, cada uno sabrá.

Hasta la próxima

Sr. Dedos

martes, noviembre 21, 2006

Comentario sobre el libro "La Orden del Temple"

Es espantoso comenzar una entrada poniendo excusas y tratando de atajarse por lo que uno va a escribir. Si uno no cree que pueda escribir algo, ¿para qué hacerlo? Pero bueno, es el caso ahora. En los próximos párrafos pretendo comentar un libro, pero debo aclarar que no soy la persona indicada para una crítica literaria.

La experiencia me ha demostrado que no soy alguien que sepa apreciar realmente el valor artístico literario de una obra determinada. A diferencia del cine, del que creo entender un poco más allá de si me gustó o no una película, los libros los califico entre los que me gustaron (o sea los que disfruté) y los que no me gustaron (los que no disfruté). Así, por ejemplo, puedo decir que Eragon y Eldest son dos libros que me gustaron mucho, más allá que he leído en todos lados que aparentemente son libros literariamente muy pobres.

En fin, quería aclarar este punto ahora, aprovechando para futuras oportunidades en las que me refiera a algún otro libro. Por eso, en el título dice "Comentario" y no "Crítica literaria" o algo similar.

Yendo al eje del asunto, hace cosa de diez días recibí como regalo "La Orden del Temple", libro que hacía ya un tiempo me había intrigado al verlo en las librerías. El título original "The Last Templar", probablemente tenga más sentido que el de la traducción, pero es lo que hay.

El libro en sí es bastante entretenido. En esta época que están de moda las "conspiraciones masónicas" y similares (ver algún informativo si no se entiende la referencia) no es de extrañar un libro de estas características. Es una versión más de El Código Da Vinci.

No sólo en la idea (un profundo secreto que podría cambiar la historia de la iglesia puede salir a la luz y cambiar el mundo), sino en estructura. Claro El Código... ya era una copia en estructura de todos los libros anteriores de Dan Brown (capítulos numerados, cortitos y que terminan en gancho). Especialmente Ángeles & Demonios, del que El Código... es una "remake" con una premisa más interesante.

Pero bueno, la cosa podría funcionar. Básicamente: el robo al MET de Nueva York intriga a un agente del FBI y a una arqueóloga que estaba presente (romance cantado), que buscan la verdad en el fondo de todo. Él es católico, ella es agnóstica, tirando a atea.

El argumento no es lo suficientemente complejo. No hay muchos misterios. La cosa como que se deduce demasiado fácilmente, lo que debilita la estructura del libro, dejándonos sólo la acción como gancho, porque no existe un verdadero sentido de descubrimiento. Pero así y todo, la lectura se hace llevadera en la mayor parte del relato.

Pero mi problema es el final. Aquí advierto a todo el que no haya leído el libro que no siga, porque me interesa discutir el tema en forma explícita. Al que le interese lo que tengo para decir y no le importe estropearse el tema, pinte con el cursor del ratón la zona en blanco.

Mi problema con el final viene dado por la elección de la no revelación del secreto. El secreto es un diario de Jesús. Un diario que contiene anotaciones de Jesús que lo hacen ver como un hombre. Un diario en el que afirma que no es hijo de Dios, sino un tipo más, tal vez un profeta que no se destaca más que los otros.

Es, claro, un elemento ficticio. O sea, no hay ninguna evidencia que demuestre que ese diario hubiese existido. Es simplemente el McGuffin de la historia, lo que la mueve. A diferencia de El Código Da Vinci donde existía un elemento de plausibilidad, que hacía cuestionarse la verdad de la hipótesis, aquí la cosa es distinta. El diario uno sabe que no existió. Si Jesús era el hijo de Dios o no, esa es una duda que no la plantea el libro, la plantea la vida misma. Hay un montón de gente que piensa que lo era, y todavía más que piensa que no. No hay un verdadero "descubrimiento" aquí.

Pero el problema es: la mina tiene el diario en la mano, y decide que no debe salir a la luz. El "malo" de la historia se encargó de matar a cuanto tipo se le cruzó en el camino para asegurarse que la verdad no salga a la luz, y ella simplemente decide no divulgarla. ¿Entonces para qué cuernos me molesté leyendo todo esto? Es una sensación realmente espantosa.

Hay aquí un problema de ser o no políticamente correcto. El autor se anima a decir que el diario tiene la evidencia que Jesús no era el hijo de Dios, pero le faltan pelotas para hacer que sus personajes saquen la verdad a la luz.

El argumento de que la gente necesita esa fe es bastante pobre. Si uno viviera engañado, ¿no preferiría saberlo? Es tan, pero tan tonta la idea de que es mejor guardar el secreto, que no parece resistir ningún análisis.

Es como que alguien se niegue a mostrar evidencias de que Dios realmente existe, no vaya a ser cosa que molestemos a los ateos.

Nabokov decía: "hay por lo menos tres temas absolutamente prohibidos para casi todos los editores norteamericanos". (La cuestión del sexo era el primero) "Los otros dos son: un casamiento enre negro y blanca de éxito completo y glorioso que fructifique en montones de hijos y nietos, y el ateo total que lleva una vida sana y útil y muere durmiendo a los ciento seis años".

Creo que es pertinente esta cita. El libro es una brutal víctima de la corrección política y la demagogia.

Lo que me resta decir es que unas veinte páginas antes de terminarlo, vi llegar el final claramente. A partir de allí, leí sólo unas líneas de cada página para saber qué iba pasando y para confirmar mis temores.

Una lástima, el libro pasaba como aceptable a casi bueno, pero reprobó por falta de convicción.

lunes, noviembre 20, 2006

Currently listening to...

Me bajé unas cuantas cosas nuevas de internet. Ej: "I say a little prayer for you" de Aretha Franklin, muy buena.
También "Only you" de Los Plateros... un clásico inmortal.
"The way you look tonight" de Elton John. Muy buena.

Pero hoy recomiendo: "A fifth of Beethoven" de un tipo que se llama Walter Murphy. Es, básicamente, la quinta sinfonía de Beethoven hecha disco (música disco). Es una versión de 1976 que, se supone, estuvo en Fiebre de Sábado por la Noche o algo así.
La cosa es que está muy buena. Probablemente la hayan escuchado aquellos que ven Hermanos & Detectives (como corresponde). La música mete mucha onda, es entretenida en el ritmo, conservando la esencia de la sinfonía, sin convertirla en un híbrido extraño. Demuestra que la buena música no pierde vigencia.
No voy a alentar actividades ilegales, pero cada uno sabrá qué hacer. Buscando "Walter Murphy" o "A fifth of Beethoven" en Kazaa o Emule, salta solita. No se la pierdan.

Tomando prestado...

Me embola escribir de política. O sea, me encanta la política, pero me embola ponerme a hablar sobre determinados temas, más tomando en cuenta las discusiones que surgen a partir de eso, que en general tienen un condimento de defensa acérrima de posiciones.

Estaba dando vueltas por Internet y me encontré con alguien que dice algunas cosas que yo comparto y que tenía ganas de expresar.

He estado muchas veces en desacuerdo con ella, pero siempre es bueno que uno pueda tomar cosas de personas con las que en general no está tan alineado. Demuestra, creo yo, que uno puede ser amplio. El argumento de autoridad es una falacia, por eso los remito a un texto de alguien que no me cae 100% bien, pero que creo en este caso que plantea las cosas como deben ser planteadas.

Sobre el terrorismo de estado.

domingo, noviembre 19, 2006

Crítica: The Prestige (El gran truco)

La magia del cine

Es difícil escribir una crítica de una película como The Prestige sin hacer alusión al final. Como en Sexto Sentido, la película es una cuando uno la ve por primera vez, y otra luego de conocer el final.

Que Christopher Nolan es un director a tomar en cuenta no es novedad (ver columna anterior). Ha dirigido dos películas muy buenas (Memento, Batman Inicia) y una por lo menos interesante (Noches Blancas).

Aquí Nolan hace su película más parecida a Memento. Como aquélla, ésta tiene un significado oculto, nuevo, que se atisba al principio pero recién se entiende al final. Un final que cambia todas las reglas de lo que uno vio hasta el momento, pero que, al mismo tiempo, logra tener sentido. No hay un “Deus ex machina” porque durante toda la película el director se encargó de decirnos lo que iba a pasar.

Y en esto me quiero detener: En el plano inicial de la película está la respuesta a todo el juego. Quien lo vea, se sentirá tal vez decepcionado, pero no creo que vaya a ocurrir. Luego, durante toda la película hay muchas señales, muchísimas. Varios diálogos adquieren otro significado luego de la resolución.

Pero más allá de eso, The Prestige no es sólo un juego de descubrir cómo lo hicieron, es una historia de rivalidades (no sólo la de Angier y Borden, también la de Tesla y Edison, que nunca aparece en pantalla). Es una historia de dualidades, todo tiene su contracara.

Es una película de época, con algún elemento anacrónico (ciertas máquinas, sobre todo “la máquina”). Es también un film noir con su correspondiente dosis de intriga y misterio.

La ambientación es excelente, con un trabajo de fotografía de primera línea. Las actuaciones son impecables (Bale, Cane, Jackman, Johansson son nombres de los que estamos acostumbrados a esperar trabajos así de buenos) y sorprende gratamente David Bowie como Nikola Tesla, en una actuación perfecta, que se lleva la atención del espectador cada vez que está en pantalla.

Nolan hace un trabajo excelente. Crea una historia que no se desarrolla en forma lineal, pero que no resulta difícil de seguir si uno presta atención... ¿“estás prestando atención”? Logra en todo momento mantener la tención y la incertidumbre acerca de quién va a ganar y quién va a perder (aunque da la idea de que nadie puede realmente “ganar” en toda esta situación).

The Prestige es un film mucho más oscuro de lo que yo esperaba. Es una historia de obsesión(es) en las que ningún personaje es del todo simpático. Además cabe la aclaración que no deja de ser fuerte en algunos momentos (sin que sea visualmente desagradable). Resulta extremadamente difícil salir del cine sin repasar una y otra vez los sucesos, que por más inverosímiles que puedan ser, poseen una muy interesante y justificada lógica interna.

Sin dudas: una de las películas más interesantes del año.

[**** / *****]

sábado, noviembre 18, 2006

Los nombres que sí importan

Cuando la gente va a elegir una película, muchas veces usa el recurso de identificarla con una cara visible, una “estrella”. Las estrellas son eso, son gente reconocible que vende entradas de cine. Julia Roberts, Tom Cruise, Arnold Schwar$%$%, Tom Hanks, etc.

Decir “Voy a ver la última de Jim Carrey” no es algo que nos resulte muy extraño, es una forma fácil de identificar una película, incluso de darnos una idea de qué tipo de película se trata.

Cada día más, esa tendencia está abriendo paso a otra, mucho más sana. Hasta hace unos años la asociación película-estrella no dejaba lugar para la asociación película-director. Claro, todos sabemos quién es Woody Allen, y si uno habla de una película de él, alguien en seguida te va a decir: “Me gustan las películas de Woody Allen” o “No me gustan...”.

Pero hoy en día es distinto. Los directores están empezando a recibir la atención que se merecen. Aun en directores con filmografías en las cuales las películas son muy distintas (Spielberg, Cuarón, Del Toro...) existen patrones reconocibles y una identidad filmográfica. Además existe una cierta consistencia (más allá de altibajos naturales).

Quizás tenga que ver con que uno está muy metido en esto del cine, pero cada vez más el nombre del director se vuelve determinante a la hora de elegir qué ver. No importa si el actor es Tom Cruise, Tom Hanks o Tom Sawyer, importa que el director es Spielberg.

Veamos algunos directores a tomar en cuenta:

Los Anderson: Paul Thomas Anderson (Punch Drunk Love) y Wes Anderson (The Royal Tenenbaums), con filmografías muy distintas pero ambas muy interesantes.

Los tres mexicanos: Alfonso Cuarón (Y tu mamá también, Harry Potter 3, la próxima Children of Men), Alejandro González Iñarritu (Amores Perros, 21 Gramos, Babel) y Guillermo del Toro (Hellboy, Mimic, El laberinto del Fauno).

Los amantes del exploitaition y las películas clase B: Tarantino (Pulp Fiction, Kill Bill), Robert Rodríguez (El Mariachi, Sin City).

Los clásicos: Martin Scorsese (Taxi Driver, Buenos Muchachos), Steven Spielberg (Tiburón, E.T., Jurassic Park, La lista de Schindler), Brian DePalma (Carrie, Los intocables), Francis Ford Coppola (El Padrino, Dracula).

Los del gran espectáculo: James Cameron (Titanic, Terminator, Mentiras Verdaderas), Peter Jackson (El Señor de los Anillos, King Kong), Gore Verbinski (The Ring, Piratas del Caribe).

Intimistas: Woody Allen (Manhattan, Match Point), Alexander Payne (Election, Entre Copas).

Los superhéroes de los amantes de los superhéroes: Christopher Nolan (Memento, Batman Inicia), Sam Raimi (The Evil Dead, Spiderman).

Maestros del terror: Wes Craven (Pesadilla, Scream, Vuelo nocturno), John Carpenter (Halloween, The Fog), George Romero (la cuatrilogía de los muertos vivos).

Los reyes del oriente: Ang Lee (El tigre y el dragón, Sensatez y Sentimientos), Zhang Yimou (La casa de las dagas voladoras, Heroe), John Woo (Contracara, Misión Imposible II).

Promesas a futuro: J.J. Abrams (Misión Imposible III), Joss Whedon (Serenity), Zach Snyder (Dawn of the Dead).

Hay otros tantos que merecen entrar en la lista. Estos son sólo algunos ejemplos de gente cuyo trabajo no debe pasar desapercibido. Se aceptan sugerencias.

jueves, noviembre 16, 2006

Crítica: Little Miss Sunshine

Como dice la publicidad de Coca-Cola: “que levante la mano el que...” ya escuchó mil veces la historia de la familia disfuncional que aprende que todos son valiosos y el no ser perfectos es una de sus virtudes.

Ese cuento lo hemos escuchado hasta el hartazgo. Desde los Locos Addams en adelante, ya es parte de la cultura pop.

Por el otro lado, tenemos un elemento también muy visto: el de la comedia “indie” que fue un éxito comercial a pesar de tener un bajo perfil. La película independiente que triunfa en Sundance y luego se masifica. Como vemos, el argumento y el tipo de película nos acercan peligrosamente a un cliché.

Entonces nos preguntamos: ¿puede en serio aportar algo distinto, algo valioso?

Y resulta que sí. La historia es la de una familia que se embarca en un road trip hacia la costa oeste para acompañar a la niña pequeña a que participe en el concurso Little Miss Sunshine, en el que entra porque la campeona regional se encontró envuelta en un escándalo.

A ellos se une el hermano de la madre, un homosexual suicida, principal estudioso de Proust en América, interpretado por Steve Carrell. Quien no conoce a SC se está perdiendo a uno de los comediantes más geniales de los últimos tiempos. Su trabajo en la versión americana de The Office es genial, y en Over the Hedge, se roba todas las escenas como Hammy. Acá hace un trabajo fantástico, siendo como una especie de voz sensata e insensata a la vez, junto con el hijo de la familia, que no es voz, porque no habla (al menos hasta ¾ partes de la película, cuando se despacha con un FUUUCK!).

El padre (Greg Kinnear) es un fracasado que se gana la vida diciéndole a los demás cómo dejar de serlo. El abuelo es un hombre bastante particular. La madre (Toni Colette) parece ser la persona más “normal” del grupo.

En el camino las relaciones se harán haciendo cada vez más interesantes, hasta culminar en el concurso en sí. Esta última parte, no sólo es una crítica muy buena, sino que es además muy, pero muy graciosa.

Little Miss Sunshine es una comedia que toca temas muy trillados de una manera interesante y fresca. Tiene muy buen ritmo, actuaciones impecables, humor y ternura.

Altamente recomendable.

[**** / *****]

miércoles, noviembre 15, 2006

Más vale tarde...

Una pregunta que me han hecho repetidas veces algunos conocidos es: "¿No hay fotos?" Es una pregunta justa, porque lo normal sería que hubieran algunas fotos en el blog.

Los motivos son varios: el primero sería que no me gusta salir en fotos, mucho menos publicarlas. El segundo sería que no tengo muchas fotos interesantes. El tercero, que no se había presentado la oportunidad de publicar algunas.

Pero bueno, ayer Luciana me mandó algunas fotos de cuando estuvimos en Acuamanía, por lo que decidí poner alguna en la página, y de paso, hacer el comentario que había quedado pendiente.

Los toboganes altos

Acuamanía es un parque de agua termal, pero no de agua caliente (en realidad en invierno el agua está más caliente, y cuando hace más calor no tanto). Tiene una onda que trata de emular los Wet 'n' Wild o similares.

Yo fui por primera vez hace ya unos cuantos años, y puedo asegurar que está más o menos igual que al principio, no ha cambiado mucho. Tiene 4 toboganes importantes, los dos altos que se ven en la primera foto, y dos curvos (uno cerrado y uno abierto, que se ven a continuación).

Toboganes curvos

También hay varias piscinas: para niños, para adolescentes, público en general y piscina de relax.

Por último hay un río para andar en gomones, que resulta terriblemente lento (una lástima que no haya toboganes con gomones).

Pero está bueno el parque. Si tomamos en cuenta que hasta hace unos años las termas eran simplemente piscinas calientes en las que no se podía ni siquiera nadar, es un avance. Sin duda se siente la falta de mayor cantidad de atracciones para público adolescente: los toboganes curvos están llenos de niños, y los altos no son para todo el mundo (aprovecho a deschavar a Lu, que no se animó a tirarse por el tobogán que se ve a la derecha en la primera foto).

Supongo que como un primer paso en parques, está bueno. Habrá que ver si el otro parque de agua, que es posterior, mejoró esas faltas o no.

El río lento

En definitiva, es recomendable para pasar un par de días entretenidos (más tiempo puede empezar a embolar) con la familia. Es definitivamente más atractivo ir a las termas del Daymán con Acuamanía ahí.

Para pasar un buen fin de semana, Acuamanía es una opción razonable.

La Columna del Sr. Dedos part deux

A continuación publico la columna de opinión de un colaborador, el Sr. Dedos. Las opiniones expresadas por el mismo no necesariamente reflejan las del creador del blog, pero en vista de la libertad de expresión, consagrada en la Constitución... bueno, aquí va:

La Belleza es una Maldición

______Este es el eslogan para promocionar la serie “Nip/tuck”. ¿Qué tiene de destacable esta serie? Que muestra que el camino al éxito es distinto para cada uno (no es novedad), que para muchos la felicidad esta más cerca cuanto más dinero tengamos (tampoco es noticia). Quien lee esto se preguntará qué sentido tiene ver esto si muestra cosas que todos ya sabemos.

______No se apuren, siempre hay que saber trabajar el carbón para alcanzar el diamante. En este caso el diamante se ve en cuestiones técnicas (el trabajo del musicalizador es brillante) y en otro elemento un poco más escondido y no lo digo porque aparezca en código. Quien sabe leer entre líneas se va a dar cuenta que capítulo tras capítulo la serie muestra un factor que se repite y funciona como cartel luminoso o un grito a viva voz (elijan la metáfora que más les guste) que nos dice CUIDADO CON LO QUE DESEAN.

Hay que saber distinguir, esto no significa que no hay que desear nada sino que hay que tener en cuenta lo que se puede llegar a sacrificar para alcanzar lo que se quiere. A veces son cosas materiales (que son reemplazables), el problema es cuando se pierde un ser querido (un familiar, un amigo, una pareja).

Hay quienes pueden llegar a pensar que esto sólo ocurre en el primer mundo porque son distintos a nosotros, porque tienen características sociales distintas a las nuestras pero lamentablemente es un problema de todas las sociedades vivan donde vivan, hablen el idioma que hablen; en definitiva es una cuestión universal.

Aviso: Hay muchas escenas de la serie que las catalogaría con el rótulo de “crudas”. Son fuertes, chocantes, impresionantes. En cuanto a la crudeza también hay que reconocer que si la intención del programa es mostrar como puede llegar a ser la vida real (que a mi entender es así), en ocasiones podríamos llegar a olvidarnos que estamos viendo ficción, pero no tanto como para llegar a pensar que nos están mostrando un reality show.

Para los interesados en ver formar su propia opinión al respecto, el programa se emite en FOX los martes a las 23 horas y en Canal 4 los lunes después de Telenoche 2ª. Edición.

Hasta la próxima

Sr. Dedos

martes, noviembre 14, 2006

Día nacional del cine

El domingo 19 es el día del cine. ¿De dónde salió esto? No tengo ni idea. No sé por qué surge, ni cuál es el motivo específico de esa fecha, pero a caballo regalado...

La idea está buena, por 35 pesos vas a cualquier cine a ver la película que estén dando. Si tomamos en cuenta que te cobran unos 100 pesos en domingo en un shopping (o algo por el estilo), resulta bastante conveniente.

La cartelera está interesante, y seguramente este viernes se agreguen un par de títulos que valga la pena ver.

En este acto, entonces, los conmino (muy Sergio Puglia) a que vayan a ver algo. Sí, ahora los dvds están buenos, tienen buen sonido y te traen los estrenos, pero el cine... el cine es otra cosa.

Yo trataré de ir, aunque tengo una entrega de una fuc**ng monografía que me está complicando la existencia, a realizarse el lunes en la mañana. Pero bueno, yo voy unas 40 veces por año. Lo bueno sería que quien no va nunca, aproveche y vea algo.

Perdón, me perdí de algo?

La espera ha terminado. Como todos los años la cuenta regresiva para finales de octubre / principios de noviembre se hizo larga, pero ya está aquí. La nueva temporada de series es una realidad. ¡Por fin vuelven las viejas y queridas y se incorporan aquellas de las que tanto se ha hablado! ¿O no?

Yo puedo estar más perdido que en años anteriores ( lo admito, no estoy muy "conectado"), pero hasta ahora lo único que vi fue el primer episodio de la nueva de Gilmore Girls... Repito: ¿me perdí de algo?

Ya sé que terminó Everwood (snif!), y Commander in Chief nunca llegó a una 2ª (injusticia!), pero algo más debe haber...

Tanto leí el año pasado sobre "How I met your mother" que pensé que este año se venía... nada.
O "The Boondocks" la genial tira que fue adaptada como dibujo animado. Tampoco.
"Brothers & Sisters" tiene a Calista Ally McBeal Flockhart!!! Nada
"Heroes" es el nuevo éxito de la temporada... nada.

No entiendo. ¿Lo único que viene nuevo que parece valer la pena es 30 Rock? ¿No hay nada más? ¿Qué les está pasando a los gerentes de programación? O tal vez todos los programas buenos fueron a parar al canal Universal (donde dan House y nosotros no lo podemos ver). Será esa la razón por la que no se encuentra nada atractivo en la tele.

Yo no pido que el cable traiga "The Daily Show with John Stewart", porque sería demasiado. Pero por lo menos traeme los programas de los que todos hablan, aquellos que tienen buen rating y se supone que son geniales. ¿Tiene sentido que me estrenes Blade cuando ya se sabe que está cancelada? Claro, se supone que es buena, pero repito: está cancelada!!!

Yo debo haber leido mal la revista del cable. Seguro que todas las series que vale la pena ver están por ahí, y yo todavía no las encontré. Es eso, seguro. Seguro que yo me lo perdí.

lunes, noviembre 13, 2006

Sobre el patriotismo

No me manejo bien con el tema del patriotismo. Es un concepto que por momentos me resulta difícil comprender. ¿Por qué tengo que amar el Estado donde nací? ¿Por qué tengo que sentir el "orgullo de ser uruguayo? ¿En qué me baso?

No es un problema con el país en sí, es un tema genérico, o sea, la pregunta sería igual de válida si fuese peruano, holandés o chino. ¿Tiene realmente sentido el patriotismo?

Admito que a veces me conflictúa. A veces cuando uno va al cine en un feriado nacional y suena el himno no sabe si pararse o no. Y muchas veces lo hago, como sintiendo una especie de vergüenza si no lo hago, pero ¿por qué? ¿Cuál es realmente el sentido? ¿Es la patria o la tumba realmente el voto que mi alma pronuncia y que heroico sabré cumplir? Como mínimo puedo decir que lo dudo.

¿Eso implica que no me importa lo que le pase al país y a la gente, que no me sienta parte de una nación con una identidad propia y diferente de las otras? No, creo que ser uruguayo es distinto a ser cualquier otra cosa, y más allá que no me guste el mate amargo y no me simpatice el carnaval, me considero parte de ese grupo de gente.

Pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

Ahora con el tema de las plantas de celulosa, la vieja rivalidad con los argentinos está en auge. Ellos siempre fueron más patriotas (tal vez porque no son producto de la mente creativa de Lord Ponsomby), pero ahora nos sentimos más uruguayos por oposición a ellos... manga de ignorantes. Y festejamos el partido de fútbol playa ganado de garrón (el paradigma de la antideportividad) como si fuese un nuevo maracanazo.

A mí, la verdad, el himno me parece bastante flojo, repetitivo, musicalmente poco atractivo, imposible de cantar a capella, y además poco laico ("de este don ¿sacrosanto? la glora merecimos"), sin contar que en esa parte la métrica queda mal, o sea el "merecimos" no queda junto a "la gloria" sino al "tiranos temblad". Mi punto es: ¿soy mejor o peor persona porque sienta al himno como propio o no? ¿Es algo grave que me guste más la camiseta de la selección holandesa que la uruguaya? (Admito igual que el celeste no está mal).

No es que no me alegre cuando a un uruguayo le va bien, en definitiva es parte de este grupo de gente que nos sentimos identificados culturalmente (como decía antes). Pero de ahí a creer que Uruguay es mejor que... o más importante que... hay un gran trecho, me parece.

En nombre de la patria muchos han hecho cosas horribles. Yo no soy en principio mejor que un argentino por ser uruguayo. Seré mejor o peor en tal o cual cosa si la experiencia demuestra que lo soy. Es algo tan elemental, pero a su vez tan esquivo.

Yo no "elijo" vivir en Uruguay todos los días, simplemente vivo acá. ¿Me gusta vivir acá? Puede ser, no me disgusta. Pero mientras no pueda decir "Este es el lugar que elegí para vivir por sobre tal y cual opción" no veo por qué habría de defenderlo como si fuese mi familia. Es simplemente un lugar geográfico sometido a un particular poder político. Decía Drexler "Perdonen que no me aliste bajo ninguna bandera. Vale más cualquier quimera, que un trozo de tela triste".

Como no estoy solo en esto, agrego un par de opiniones concordantes:

Patriotism is your conviction that this country is superior to all other countries because you were born in it.
----George Bernard Shaw

Patriotism is the willingness to kill and be killed for trivial reasons.
----Bertrand Russel

You're not to be so blind with patriotism that you can't face reality. Wrong is wrong, no matter who does it or says it.
----Malcom X

domingo, noviembre 12, 2006

Snakes on a Plane

¿Por qué alguien querría cambiar un nombre perfecto por uno simplemente regular? "Terror a bordo" es el nombre que a alguien se le ocurrió ponerle a Snakes on a Plane (SoaP para los amigos).

La historia de SoaP va más allá del cine. Se convirtió en un éxito de Internet meses antes de estrenarse con la entrada en un blog de un escritor que le habían ofrecido trabajar en el guión, quien protestaba que le querían cambiar el nombre a Pacific Air 121 o algo así. El tipo pensaba: si son serpientes, si están en un avión, ¿qué nombre mejor?

SoaP es el nombre ideal porque refleja el espíritu clase B de la película. Nunca trata de ser seria, ni de ser verosímil. Los efectos son pobres algunos, y aceptables otros. La trama es casi ridícula. Las actuaciones son estereotipos a full.

En definitiva: la película está muy buena. ¿Cómo es esto? La SoaP es consciente de lo que es, y no trata de ser otra cosa. Samuel L. Jackson entrega una energía, una cancha, que da para aplaudirlo, y cuando grita "Enough! I've had it with this motherfu***ng snakes on this motherfu***ng plane!" uno no puede menos que sonreir.

Hay elementos de cine de terror (algunas imágenes son perturbadoras y la película es mucho más violenta de lo que yo pensaba) y hay ingredientes claros de comedia. Es una sana combinación, en una película que trata de entretener cuando otras de más alto perfil han fallado en épocas recientes (King Kong, Superman Regresa...).

Para pasar un buen rato, asustarse y gritar. Nada más. Pero nada menos.

[***/*****]

P.D.: Del mismo director recomiendo ampliamente "Celular". La dan cada dos por tres en el cable, y está en DVD. Es una película increíblemente entretenida, un thriller muy bien realizado.

Amazon = Amazing

Nunca voy a poder entender a los grupos anti-globalización. Primero porque la globalización es un hecho fáctico, que no tiene ya casi que ver con la voluntad o no... las comunicaciones son cada vez más inmediatas y el contacto con cualquier parte del mundo es instantáneo. Segundo porque es un hecho con una carga absolutamente neutral. La globalización no es buena o mala, es globalización, y lo que hagamos con ella podrá ser positivo o negativo, pero eso es algo totalmente independiente, y se da con casi todas las cosas.

Yo estoy escribiendo esto hoy, y puede ser que quien lo lea esté en Montevideo o en Tanzania. No es menos que milagroso, más allá que en este caso puntual sea improbable. Pero la posibilidad existe, y eso es lo genial del asunto.

Pero me estoy apartando del tema que quería tratar en esta entrada (aunque creo que pronto voy a volver sobre mis pasos de esos dos primeros párrafos). Mi idea es hablar de Amazon.

¿Qué es Amazon? Confío que quien esté leyendo esto ya lo sepa, pero por las dudas: es la tienda de venta por Internet más importante del mundo. En Amazon se pueden comprar libros, cds, dvds, ropa, celulares, electrodomésticos, aparatos digitales para tomar la presión, juguetes, comics, etc, etc, etc.

Comprar en Amazon es relativamente sencillo. Te registrás como usuario, les das una dirección, ponés el número de tu tarjeta de crédito y: voilà, te lo envían a tu casa. ¿Y en Uruguay? También. Con una tarjeta internacional te mandan libros, cds y dvds (algún otro tipo de artículos también).

En la tienda virtual podés encontrar películas que no están editadas en Uruguay (casi cualquier película editada en dvd ellos la tienen), o algunas editadas pero en versiones que acá no están (la trilogía de El Señor de los Anillos versión extendida, o la versión de tres discos de Titanic, etc.), o simplemente las mismas de acá, pero mucho más baratas.

Te cobran el envío que va en unos 5 o 6 dólares, y te lo envían a tu casa. En 15 o 16 días te llega (por el sistema más barato, por los más caros es todavía más rápido) y lo pagás cuando te viene la factura de la tarjeta. No podría ser más sencillo.

¿Y de impuestos y eso? No hay problema. Los envíos menores a 50 dólares no pagan nada. Así que si querés comprar varias cosas, lo que hacés es varios pedidos y no uno solo.

Es absolutamente genial que hoy en día uno pueda comprar algo en una tienda de USA, que te lo envía a veces desde Alemania, o cualquier otro lugar, que te llegue en 15 días y lo tengas en la puerta de tu casa, pagando menos de lo que pagarías si hubieses ido a una tienda de acá (suponiendo que tuvieran lo que buscabas).

Yo me compré, por ejemplo Leon: El perfecto asesino en su edición deluxe de dos discos, lo pagué unos 22 dólares. Si lo compraba en CD warehouse, me vendían una versión de inferior calidad, y con un sólo disco (o sea sin todos los extras) por 29 dólares. Milagro de la globalización, le llamo yo.

Mi recomendación a todos aquellos que se manejan cómodamente con el inglés es, entonces, que lo prueben, les va a gustar. Van a ver que la tecnología realmente está al servicio del hombre, y que, como dice la canción "it's a small world, after all".


P.D.: La gente de Amazon no me pagó para hacer esto (por las dudas, digo). Otra forma buena de comprar sin dar tarjetas de crédito y sin hacer nada internacional, consiguiendo cosas baratas por internet es en Mercado Libre.

sábado, noviembre 11, 2006

The absolutely 100% pointless post

Llegué de "festejar" mi cumpleaños. La película estuvo buena (la crítica vendrá pronto). Los que fueron la pasaron en general bien (aprovecho para agradecerles por estar ahí, y también a los que no fueron pero llamaron o mensajearon).

Después salimos caminando a buscar dónde tomar algo, terminando en Don Trigo (cuándo no) con un clericó y unas papas fritas. En definitiva: todo bárbaro.

Los regalos fueron muy buenos todos, siempre se agradece la preocupación por regalar algo que realmente uno quiere, y se les dará un buen uso, seguramente.

No me extiendo más, no creo que a nadie le preocupe demasiado lo que pueda contar. Me voy a dormir y mañana miraré las grabaciones de Gilmore Girls y Hermanos & Detectives que no pude ver... todo no se puede.

Gracias por la atención prestada.

viernes, noviembre 10, 2006

Los Informantes, o cómo decidí dejar de lado toda credibilidad y elogiar públicamente un programa de canal 4

Para todos los que se molestaron en leer en algún momento este blog, éste puede ser un punto de inflexión. Recomendar un programa tan fácilmente criticable como "Los Informantes" puede significar una especie de suicidio político (algo así como lo que hizo Iván Posada en la interpelación a Astori).

Pero bueno, uno debe ser intelectualmente honesto y decir lo que piensa, sin importar el costo. Y la cosa es así:

Curioso medio la televisión. Un programa, sea de humor, de ficción, de entretenimientos, periodístico, etc., puede tardar tiempo en encontrar su mejor funcionamiento, su propia voz, su estilo y su ritmo. La primera vez que vi "Los Informantes" mi descripición fue: "Es como Saturday Night Live, pero mal hecho". La idea de un falso periodístico, que parte de noticias verdaderas para reirse de la realidad no es novedad, salvo tal vez en Uruguay, donde se ha hecho, pero en breves sketchs en diversos programas. En USA existen SNL, The Daily Show (con John Stewart... uno de los mejores programas de la TV americana y acá no lo da ningún canal de cable), The Colbert Report, etc. En Argentina lo hizo Petinatto con Que Parezca un Accidente.

Pero acá no se había hecho. Y no resulta una tarea sencilla. El conductor uruguayo carece muchas veces de timing. El problema no es el chiste en sí, sino cómo uno lo cuenta... Como decía, la primera vez que vi el programa me chocó mucho eso: el problema del timing cómico. Chistes había buenos, malos y muy malos (todavía los había hasta en el programa de este último miércoles), pero el problema, entonces, era que los buenos se perdían en la incapacidad de sonar como debían.

Claro, esta gente nunca había estado en television (o yo no los recuerdo). Pero el tiempo no siempre es tirano. Ayudó y mucho.

El gran mérito del programa es ser auténtico, extremista, y no tener miedo a nada ni a nadie. Puedo decir con tranquilidad que he visto pocos programas que se la juegan tanto. ¿A nadie le llamó la atención que el informe de la CFI dijera que el agua iba a mejorar con la planta de Botnia? A ellos sí. Y se burlaron. Y está bien.

Y se han burlado de ministros y senadores, y ex presidentes, diputados (Luis Lacalle Pou debería aprender a tener un mínimo sentido del humor), militares, etc., etc., etc. ¡Hay que ver los palos que le dan a Zona Urbana cada vez que pueden!

Uno puede estar de acuerdo con alguna de las críticas, y con otras no, pero ese no es el punto. Admiro el coraje de no tener pelos en la lengua, no buscar ser políticamente correctos ni quedar bien con nadie.

¿Los problemas del programa? Los conductores todavía no aparecen tan cómodos como debieran, los "reidores" (en Uy tenemos problemas para que las risas suenen bien, sinceras y espontáneas), los chistes facilistas (a veces hay un abuso), y algún otro asunto que no me viene a la mente.

Creo que Los Informantes merecen un crédito abierto. El tiempo dirá si el show alcanza a realizar todo su potencial, o se queda ahí nomás, como un proyecto sin culminar, una especie de Palacio de Justicia de la televisión. Yo, por lo pronto, voy a seguir viendo a Aimar Gómez Pablos en medio de la calma, que bien puede ser la calma, que preceda la tormenta.

Martín

Los Informantes: Miércoles 23:30 por canal 4 (ahora le dicen La Televisión Monte Carlo, en fin...)
[*** / *****]

P.D.: Alguien que leyó mi columna titulada "Televisión de aire" señaló que me faltó aclarar que Pergolini es mejor que Tinelli. Sin dejar de ser cierto, no me parece necesario aclararlo. Voy a dejar algo en claro, yo admiro a Tinelli. El tipo, cada vez que parece que no lo va a ver nadie, sale con una idea que todos critican pero casi todos ven.
Que Pergolini es más inteligente, más carismático, más punzante, mejor conductor, más gracioso, y alguna otra cosa, no tengo ninguna duda. Recomiendo ampliamente ver CQC (también ver lo que dan antes, esa joyita llamada Hermanos & Detectives). Espero que ahora sí haya quedado clara mi postura sobre el tema.

Taquilla en USA del fin de semana pasado

# Title Nov 3 - 5 Weeks AVG Cumulative Distributor
1 Borat $ 26,455,463 1 $ 31,607 $ 26,455,463 Fox
2 The Santa Clause 3 19,504,038 1 5,640 19,504,038 Buena Vista
3 Flushed Away 18,814,323 1 5,075 18,814,323 Paramount
4 Saw III 14,805,871 2 4,675 59,382,706 Lionsgate
5 The Departed 7,722,388 5 2,773 102,004,054 Warner Bros.

No sé muy bien quién es este tal Borat (supuestamente es el que hace de Ali G del video "Music" de Madonna) pero parece que es extremadamente gracioso, e hizo un montón de guita con esta película que tiene un promedio de plata por sala enorme (similar a cuando se estrenó Fahrenheit 9/11).

¿Santa Cláusula 3? ¿Es necesario?

Flushed Away tiene buena pinta. La publicidad dice "de los creadores de Shrek y Madagascar", pero en realidad debería decir "de los creadores de Wallace & Gromit y Pollitos en fuga". La gente de Aardman en su primera película por computadora. Promete.

El juego del miedo 3 anda bien. No hará la plata de la 2ª, pero anda cómoda como para una cuarta película el año que viene.

10/11

Cumplir años es una cosa complicada. Primero porque uno se siente viejo. Segundo porque hace balance, y no debe haber cosa más terrible que hacer balance porque las conclusiones pueden ser alarmantes. Tercero por la fiesta, reunión o lo que sea.

No debe existir cosa más exasperante que organizar una reunión con amigos. Es difícil decidir qué hacer, adónde ir, determinar a quién invitar... Después el problema de quién viene y quién no viene, porque siempre hay alguien que no viene *cof*Verónica*cof*. Que si primero nos reunimos en casa, si después vamos a algún lado a tomar algo, si me queda plata, etc. Además, quien organiza una reunión es siempre responsable de que todos la pasen bien... un embole.

Yo he tratado siempre de evitar todo eso, pero no es nada sencillo. Este año corté por lo sano, me voy a ver Snakes on a Plane, y el que quiera venir que venga, y el que no que se quede en su casa. No me ofendo, ni me amargo, ni me caliento.

Sobrevivir a un cumpleaños no es fácil. Nada mejor que pasarlo haciendo algo que a uno le gusta, sin darle demasiadas vueltas al asunto.

Quizás esa sea la solución.

miércoles, noviembre 08, 2006

La Columna del Sr. Dedos I

A continuación publico la columna de opinión de un colaborador, el Sr. Dedos. Las opiniones expresadas por el mismo no necesariamente reflejan las del creador del blog, pero en vista de la libertad de expresión, consagrada en la Constitución... bueno, aquí va:

Más allá del Método Gronholm

Antes que nada quiero aclarar que no pienso comparar la obra de teatro con la película. Lo que tienen en común es que las dos son altamente recomendables y vale la pena verlas. En cuanto a si los actores se destacaron o no, si el director de fotografía hizo un buen trabajo o no, o el casting pudo haber sido mejor no me pienso extender mucho, estoy muy conforme, igual dejo que cada uno se forme su propia opinión.

Me interesa destacar el tema de la película, a mi entender tan brillantemente expuesto como cuestionable: los límites humanos en la actualidad. La obra pone los ojos y nos enseña algo con lo que convivimos todos los días. Nos lleva a preguntarnos hasta donde las empresas son capaces de “escarbar” en nuestras vidas para encontrar dentro del grupo de aspirantes al más adecuado para ocupar el puesto que ofrecen.

Si bien tanto la obra como la película exagera, y lleva al extremo algunas cuestiones, no nos engañemos y tengamos en claro que el vale todo que brota a cada rato es mostrado como es y en eso no necesita exagerar nada.

El avasallamiento de los límites morales es visto desde el ámbito empresarial; pero no seamos ingenuos, no pensemos que es algo que sólo pasa dentro de las empresas. Pasa en las casas, en las escuelas y en la sociedad toda.

Volviendo al ámbito empresarial, cabe preguntarse: ¿Hasta dónde las empresas van a hacer lo que quieran con nosotros? ¿Hasta dónde nosotros dejamos que las empresas sigan “jugando” de esta manera? ¿Podemos cambiar esto o no?

No hemos de pensar que las empresas hacen esto porque están controladas por extraterrestres o androides del futuro, no: están controladas por personas que salvo que dirijan una institución sin fines de lucro su finalidad es ganar dinero, y cuanto más mejor, no perdamos eso de vista.

Algunos podrán decir que hoy en día los métodos de selección de personal actuales son “sucios” o “agresivos” en el sentido en que el postulante está siendo “analizado” desde que entra a la entrevista por lo que haga o no haga, lo que diga, como lo diga o no diga. Otros le adjudicarán la culpa a que les faltó dibujar algo o los tests eran muy complicados. Las cámaras, los micrófonos y otros elementos van dificultando el postulante mostrarse como es y lo llevan a ser un personaje y amoldarse de acuerdo a lo que cree que es lo que la empresa esta buscando.

Hemos llegado al punto de deshumanizar un proceso completamente interpersonal. ¿Podemos cambiar esto?

En algunas empresas se llenan la boca diciendo: “nuestro capital más importante es nuestra gente”, quizás una forma de verificar si esto es cierto o no es conociendo el método como eligen la gente que va a ingresar como nuevo funcionario. Recordemos que esta herramienta dentro de lo humanamente posible debe ser objetiva y no privilegiar a unos porque supieron explotar las flaquezas de sus competidores.

“Acá no hay ningún grupo, acá todos venimos a competir por un puesto”, con estas palabras se muestra que no siempre que hay más de una persona en un mismo sitio, hay un grupo...

Interrogantes hay muchas y cuanto más me extienda más pueden surgir. Cada uno sabe si compite para vivir (y cómo lo hace) o si vive para competir.

Hasta la próxima.

Sr. Dedos

LANDSLIDE! ...a big thanks from Michael Moore

Friends,

You did it! We did it! The impossible has happened: A majority of Americans have soundly and forcefully removed Bush's party from control of the House of Representatives. And, sometime today perhaps, we may learn that the same miracle has happened in the Senate. Whatever the outcome, the American people have made two things crystal clear: End this war, and stop Mr. Bush from doing any more damage to this country we love. That is what this election was about. Nothing else. Just that. And it's a message that has sent shock waves throughout Washington -- and a note of hope around this troubled world.

Now the real work begins. Unless we stay on top of these Democrats to do the right thing, they will do what they've always done: Screw it up. Big Time. They helped Bush start this war, and now they should make amends.

But let's take a day to rejoice and revel in a rare victory for our side -- the side that doesn't believe in unprovoked invasions of other countries. This is your day, my friends. You have worked hard for it. I can't tell you how proud I am to count all of you as part of the greater American mainstream we now occupy. Thank you for all the time you gave this week to get out the vote. Some of you have been at this since the large demonstrations of February 2003 when we tried to stop the war before it started. Only 10-20% of the country agreed with us at that time. Remember how lonely that was? Some people were even booed! Now, 60% of the country agrees with our position. They are us and we are them. What a nice, strange, hopeful feeling.

A woman, for the first time in our history, will be Speaker of the House. The attempt to ban all abortion in the conservative state of South Dakota was defeated. Laws to raise the minimum wage were passed. Democrats were elected to fill Tom DeLay's and Mark Foley's seats. Detroit's John Conyers, Jr. is going to be the Chairman of the House Judiciary Committee. The Democratic governor of Michigan beat the CEO from Amway. The little township next to where I live in Michigan voted Democratic for the first time since... ever. And on and on and on. The good news will continue throughout today. Let's enjoy it. Savor it. And use it to get Congress to finally listen to the majority.

If you want to do one thing today, send an email or a letter to both of your senators and your member of Congress and tell them, in no uncertain terms, what this election means: End the war -- and don't let George W. Bush get away with any more of his bright ideas.

Congratulations, again! Now let's go find a spine for the Dems to do the job we've sent them there to do.

Yours in victory (for once!),

Michael Moore
mmflint@aol.com
www.michaelmoore.com

P.S. Thanks for all those photos you sent me of you with your brooms at your polling places. They're still coming in and we're posting them here throughout the day. And for those of you who asked how "Sicko" is coming along, the answer is: better than we ever expected! We're hard at work in the edit room and it will be in theaters in June. Thanks again, everyone, for your support.

domingo, noviembre 05, 2006

There and back again...

Volví. Hace unas horas llegué a Mdeo., y traté de empaparme con las novedades: No vino Chávez, no vino Lula, a Evo lo interrumpieron, El Rey de España (no puedo creer que haya escrito eso en pleno siglo XXI) va a mediar en el conflicto con los argentinos (como si el miedo, la histeria y la estupidez fueran problemas que se solucionaran tan sencillamente), a Hussein lo van a ahorcar (es justo, seguramente, aunque dudo mucho de la legitimidad del tribunal)...

O sea: el mundo siguió su curso. ¿Yo? Yo la pasé bien, aunque no pude ir a ver a Drexler al Estadio, y me perdí Harvey Birdman, Abogado. Pero no se puede todo, ¿cierto? Pretendo explayarme (a lo mejor) un poco más sobre mi estadía en Salto en los próximos días. Hoy estoy cansado, falto de inspiración, y además sin fotos (situación que espero remediar pronto).

Para los próximos días, algunas ideas: por un lado una crítica de un programa de TV de aire y una de música; por el otro, una columna de un contribuyente, con una reflexión a partir de una película (no una crítica en sí); además, un informe sobre (no podía ser de otra manera, supongo), el 10 de noviembre, que es la fecha que da nombre a este blog. Se viene, entonces, una semana muy interesante.

Una última cosa: el Rey de España... ¿fumó en El Palenque? De ser así, exijo inmediatamente una multa a dicho local. No sólo somos todos iguales ante la ley, sino que además la constitución no permite distinción de tipo nobiliario. ¿Quién miércoles se cree ese viejo? ¿Quién lo eligió? ¿Es más importante que los demás? ¿Tiene más derecho a matar gente que los otros? Las leyes existen (y los decretos, aun los inconstitucionales) por algo, y del respeto de los mismos depende que seamos una sociedad en serio o no.

Quizás también te interese...

Related Posts with Thumbnails